Ejercicios de Core Fusion Extreme

Yamila Papa Pintor · 27 agosto, 2018
El Core Fusion Extreme es un modo de entrenamiento que nos puede ayudar a mejorar nuestros resultados de forma rápida; descubre qué es y cómo empezar

Quizás con ese nombre ya te asuste un poco, sin embargo, el Core Fusion Extreme es una disciplina cada vez más elegida en todo el mundo debido a sus maravillosos resultados. En el siguiente artículo te contaremos sobre ella y algunos de sus principales ejercicios.

¿Qué es el Core Fusion Extreme?

El concepto Core Fusion Extreme es bastante novedoso, y no hay muchos gimnasios que lo ofrezcan. Básicamente se trata de una clase HIIT (Entrenamiento de intervalos de alta intensidad por su traducción) que incluye ejercicios donde debemos dar ‘el máximo’ en un periodo muy corto.

De esta manera, el ritmo cardíaco permanece estable durante toda la sesión y se maximiza la capacidad para quemar grasas. El nombre de la disciplina, Core Fusion Extreme, nos hace pensar que se trata de algo sumamente difícil y solo dedicado a personas en buen estado físico. Sin embargo, cualquier persona puede tomar una clase y realizar los ejercicios al principio a su propio ritmo y luego aumentando la velocidad.

 

La sala de ejercicio para practicar Core Fusion Extreme está dividida en estaciones, con una rutina que cambia continuamente (no hay dos clases iguales). Muchos ejercicios se realizan con el propio peso del cuerpo y otros con elementos que van desde una soga TRX hasta un cajón o una kettlebel (pelota rusa).

Entrenamiento con cuerda de batalla.

Se empieza con un calentamiento previo y luego de que el profesor explique cada estación, los participantes realizan la que le ha sido asignada durante dos series de 40 segundos cada una, con un descanso de 20 segundos en el medio. Pasado ese tiempo, el entrenador indica que se cambie de estación y así sucesivamente hasta terminar con dos rondas completas.

Ejemplos de ejercicios para Core Fusion Extreme

Como se ha dicho anteriormente, cada clase o sesión de Core Fusion Extreme es diferente, ya que las estaciones se modifican según la ‘originalidad’ o la ‘creatividad’ del entrenador. Algunos ejercicio que pueden incluirse en la rutina son:

1. Abdominales X

Ponte boca arriba en el suelo o colchoneta, extiende los brazos y las piernas, como formando una “X” con las extremidades. Levanta la pierna derecha al mismo momento que elevas el brazo izquierdo y el torso gira levemente.

La idea de estos abdominales es que toques la pierna levantada con ambas manos, mantengas la postura dos segundos y regreses al inicio para la segunda parte del ejercicio: elevar la pierna contraria.

2. Flexiones de brazos con desplazamiento lateral

Se trata de una de las estrellas del Core Fusion Extreme, y puede ser algo intenso para principiantes. Para comenzar, ponte boca abajo con las piernas estiradas. Apoya solo las palmas de las manos y la punta de los pies, el resto del cuerpo queda suspendido en el aire.

Estira los brazos y lleva los glúteos hacia arriba. Estira la pierna derecha hacia el lateral derecho y luego pásala por delante de la pierna izquierda. Mantén unos segundos, regresa a lo anterior y haz una nueva flexión antes de repetir con el lado izquierdo.

3. Sprint combinado

Otro de los ejercicios de Core Fusion Extreme que requiere de cierto equilibrio y coordinación. El sprint combinado comienza de la siguiente manera: de pie con las piernas separadas a un ancho de hombros, desciende el torso y llévalo hacia el lado derecho, para que la mano izquierda toque el suelo lo más cerca posible del pie derecho. Repite hacia el otro lado.

Consejos para correr más rápido y más tiempo.

Ahora levántate y haz un sprint de 30 repeticiones llevando las rodillas al pecho de a una, como si estuvieses corriendo una carrera. Vuelve a comenzar con la primera parte del ejercicio.

4. Explosiones con mancuernas

El último de los ejemplos de ejercicios para Core Fusion Extreme requiere de mancuernas, discos o algún tipo de peso. Empieza de pie con las piernas juntas y una carga en cada mano. Estira los brazos pode encima de la cabeza para que las mancuernas se toquen en el aire.

Luego flexiona las rodillas y los codos, al mismo tiempo que realizas una sentadilla. Esa es la primera repetición. Al subir el torso, el movimiento ha de ser rápido y enérgico.

El Core Fusion Extreme tiene muchos beneficios al tratarse de una disciplina HIIT. Por ejemplo, que las sesiones son cortas, con un máximo de 30 minutos.¡Ideal para aquellos que no tienen mucho tiempo libre!