Ponte en forma desde casa con Bailonga

Yamila Papa Pintor · 11 agosto, 2018
No es necesario salir de casa para ponernos en forma y además de forma divertida, bailar es una manera estupenda de perder algún kilito y disfrutar a lo grande

Las investigaciones han afirmado que bailar tiene muchos beneficios para nuestra salud, tanto física como emocional. ¡Las penas se van bailando! Dicen algunos. Y lo mejor de todo es que podemos hacerlo en cualquier sitio. Te recomendamos ponerte en forma desde casa con Bailonga, una aplicación más que interesante. ¡Conócela en este artículo!

Beneficios de bailar

El baile y la música tienen efectos positivos en las personas, de eso no hay dudas. Basta con oír nuestra canción favorita o limpiar moviendo las caderas que nuestro humor mejora. Si estamos deprimidos, cansados o estresados, solo es cuestión de poner la radio y olvidarnos de todos los problemas.

consejos sobre los beneficios de practicar zumba en casa.
Aprenderte los ritmos y bailes te ayudará a ejercitarte incluso antes de empezar.

Los beneficios de bailar son demasiados como para dejarlos de lado, y además podemos disfrutarlos en casa. ¡No hace falta pagar una clase ni dirigirse a ningún sitio! Entre las ventajas del baile podemos destacar:

1. Fortalece el corazón y los pulmones

2. Retrasa la aparición de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer

3. Fortalece la memoria y la concentración

4. Ayuda a perder peso y a quemar calorías

5. Reduce el colesterol

6. Fortalece los huesos y evita la osteoporosis

7. Nos da más fuerza, flexibilidad y resistencia

8. Elimina el estrés y la depresión

9. Aumenta la libido sexual y la sensación de bienestar

10. Nos pone de buen humor y enérgicos

¿Cómo ejercitar en casa con Bailonga?

Ahora que ya sabes cuáles son los beneficios del baile -al menos los principales- es tiempo de ponerte en acción. Quizás necesitas una ayuda ‘adicional’ para cumplir con cierta rutina. Para ti ha llegado una aplicación llamada Bailonga, la cual te permite entrenar y divertirte sin salir de casa.

Ponte en forma desde casa con Bailonga.

Básicamente se trata de un entrenador de baile virtual, que te enseña pasos y coreografías diferentes, desde los más simples hasta los más complejos. ¡Todo personalizado y en forma privada!

Entrenar en casa con Bailonga es el principal beneficio, pero también lo puedes usar en un parque, en la playa, en el campo o en donde quieras. Solo necesitas conexión a Internet y un dispositivo móvil.

Si eres una persona demasiado ocupada, esta aplicación es perfecta para ti, ya que el horario de la clase comienza cuando tú quieras. Puedes aprovechar cuando recién te levantas por las mañanas o cuando regresas del trabajo, incluso los fines de semana, los feriados o en las vacaciones. El instructor Bailonga está siempre disponible… ¡las 24 horas del día los 7 días de la semana!

A su vez, puedes personalizar las clases al elegir los niveles de dificultad, las intensidades, los estilos y hasta la duración. Todas las semanas se sube contenido nuevo, por lo tanto nunca te aburrirás ya que tendrás coreografías diferentes a tu disposición.

Quizás eres de esas personas a las les gusta tener su propio espacio, sin ‘chocarse’ con otros o sin sentirse observado, como sucede en una clase grupal. En tu casa puedes equivocarte, comenzar de nuevo, usar toda la sala como pista de baile… ¡Porque nadie estará a tu lado!

La privacidad te permitirá explayarte mucho más y dejar de lado la vergüenza. Solo compartirás la clase con alguien que tu quieras, como una amiga, tu pareja o hasta tu mascota.

Hacer ejercicio en casa con Bailonga es más fácil de lo que te imaginas. Las clases virtuales son muy bien explicadas, puedes elegir diversos estilos de baile (danza moderna, latino, urbano, dancehall, etc) y hay clases para todos los niveles, desde lo más básico a lo más avanzado. No pierdas tiempo ni dinero, haz ejercicio aunque llueva, haga frío o sea pleno verano.

Sin darte cuenta y muy despacio, irás aprendiendo diferentes pasos y estilos de baile para moverte al compás de la música, divertirte, pasar un rato entretenido… ¡y hacer ejercicio!