Todo lo que debes saber sobre el yogarun

Este artículo fue redactado y avalado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
· 2 enero, 2019
¿Te habrías imaginado alguna vez que yoga y running pueden combinarse en una sola sesión de entreno? Te presentamos el yogarun, una tendencia que hace realidad esta mezcla tan extraña.

Podríamos pensar que, si hay dos actividades completamente opuestas, el yoga y el running nos vendrían a la mente en segundos. Sin embargo, existe una disciplina novedosa conocida en todo el mundo como yogarun. ¿Te gustaría aprender sobre ella? En este artículo te contamos todo lo que debes saber.

Combinar yoga y running

El yoga —en la teoría— es una actividad relajante, lenta y que se practica en un espacio ‘zen’ en silencio o con música instrumental. Por su parte, el running es un deporte que, si bien puede ser desestresante para algunos, se caracteriza por sus movimientos rápidos y activos.

Entonces, ¿cómo podemos combinarlos? Existen diferentes rutinas para yoguis que quieren empezar también a correr, o para los runners que desean aprovechar los beneficios del yoga.

Para comenzar, debes incluir tres sesiones de yoga a la semana. Pero atención: no cualquier tipo de yoga, sino clases pensadas en el esfuerzo y la resistencia, como es el caso del Ashatanga, Batista, Vinyasa Flow o Power Yoga. El Hatha yoga, en cambio, no te servirá en este caso.

Además, si quieres prepararte para correr una maratón, tendrás que sumar tres sesiones de entrenamiento de running de entre 40 y 60 minutos cada uno. Un buen plan sería hacer yoga lunes, miércoles y viernes y correr martes, jueves y sábados (o viceversa).

No te olvides de tener un día de descanso —el domingo—, de hacer ejercicios de estiramiento y relajación tras cada sesión semanal y de dormir ocho horas seguidas cada noche. Así, tu cuerpo se recuperará como corresponde y tus músculos no estarán sobrecargados.

Yoga + running = Yogarun

No solo podemos hacer yoga y correr en la misma semana como actividades separadas, sino también unirlas y disfrutar de ambas en una sesión. ¿Cómo? Gracias a lo que se ha bautizado como ‘yogarun’.

Estos dos deportes combinados se han convertido en una disciplina única y novedosa, que permite hallar el equilibrio en el cuerpo y en la mente. Se basa en la respiración, la postura, la mentalización y la potencia. ¡Podrás maximizar tu entrenamiento y sacarle todo el provecho a las clases!

Trucos para engancharte al running.

Los yoguis pueden poner a prueba su respiración y sus capacidades físicas; los runners, por su parte, tienen la posibilidad de mejorar los calentamientos, fortalecer las articulaciones, cuidar la espalda y administrar la respiración, tanto en las carreras como en la vida cotidiana.

Si nunca has practicado yoga o running… ¡no hay problema! Esta es la mejor opción para que hagas deporte. Yogarun es la nueva combinación fit que está siendo furor en Europa y Estados Unidos; se trata de una fusión más que interesante que merece la pena probar.

Una clase de yogarun se compone de diferentes circuitos o estaciones, en los cuales se trabaja la fuerza, la técnica de carrera y la resistencia. Luego, se realizan estiramientos y ejercicios de equilibrio.

Para terminar, se lleva a cabo una clase de yoga. En la mayoría de los casos, las clases son al aire libre —por ejemplo en un parque—, pero también se puede practicar en un gimnasio o incluso en casa.

Practica yogarun

Si te ha interesado la idea de hacer yoga y running al mismo tiempo, te recomendamos que pruebes una clase de yogarun. Si eres runner, te vendrá más que bien aprender algunas posturas típicas del yoga, que además mejorarán tu resistencia y tu fuerza cuando sales a correr. Por ejemplo, estas son algunas de las más destacadas:

1. Postura de la paloma

Apoya ambas rodillas en el suelo y lleva la rodilla derecha hacia adelante, entre los brazos. La pierna izquierda se estira hacia atrás. Luego, equilibra el cuerpo con las manos a los costados de la pierna derecha. Mantén la espalda recta en todo momento y la cabeza mirando hacia adelante.

Postura rajha de Yoga.

2. Postura de media torsión

Siéntate con las piernas estiradas hacia adelante. Después, flexiona la pierna derecha y lleva el pie por encima de la pierna izquierda. La idea es que el pie derecho toque el lateral exterior de la rodilla izquierda.

Posteriormente, gira el torso hacia la izquierda, apoyando la mano de ese lado por detrás de la espalda y haciendo fuerza con el codo derecho sobre la rodilla derecha.

mujer realizando postura torcida de yoga

3. Postura de la mariposa

Es muy simple: siéntate con la espalda recta y flexiona las rodillas de forma tal que las plantas de los pies se toquen por delante del cuerpo. Con la ayuda de los brazos, presiona hacia abajo las piernas.

mujer realizando postura mariposa yoga

En síntesis, el yogarun, además de beneficioso, es muy divertido y se puede practicar solo o en parejas. ¡Anímate a esta disciplina con cada vez más adeptos en todo el mundo!

  • Ross, A., & Thomas, S. (2010). The Health Benefits of Yoga and Exercise: A Review of Comparison Studies. The Journal of Alternative and Complementary Medicine. https://doi.org/10.1089/acm.2009.0044