¿Cómo reducir la flacidez para tener un cuerpo marcado?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Abel Verdejo el 19 diciembre, 2018
Oriana Noguera · 23 diciembre, 2018
Muchas veces, el estilo de vida que llevamos atenta contra la firmeza de los músculos, incluso si hacemos ejercicio. No te pierdas estas cuatro claves para olvidarte de la flacidez.

La flacidez es la disminución de firmeza en los tejidos de la piel. En este artículo, te mostramos las técnicas para deshacerte de ella y tener un cuerpo marcado. ¡Sigue leyendo!

Básicamente, la tan temida flacidez no es más que la pérdida de tono muscular, que es el grado de contracción del músculo a pesar de estar en reposo. El término médico para la flacidez es la hipotonía; en determinados casos, puede considerarse como un síntoma de otras enfermedades.

Ahora bien, tener el abdomen o las piernas flácidas puede deberse a una mala alimentación, al sedentarismo o a bajos niveles de elastina y colágeno. Por lo tanto, es momento de ponerse a trabajar y reducir la flacidez con estos consejos.

Claves para reducir la flacidez

1. Más movimiento

El sedentarismo no ayuda para nada a tener una piel firme y tersa. Si llevas un estilo de vida sedentario, deberás despedirte de él. La actividad física reforzará los tejidos y disminuirá la flacidez.

Existen muchas opciones para realizar ejercicio durante el día y que no toman mucho tiempo, como el HIT, LISS o el Zumba Fitness. Lo importante es ser constante para ver resultados y mejorar el estado físico.

Es recomendable hacer ejercicios cardiovasculares para eliminar la grasa que se acumula encima de los tejidos musculares y que ocasiona la flacidez. Mientras más grasa quemes, tus músculos se marcarán mejor. A su vez, eliminarás más toxinas que promueven esta piel poco firme.

Asimismo, es esencial realizar ejercicios de tonificación para fortalecer los tejidos musculares. Los ejercicios con pesas son perfectos, también la natación y los ejercicios con bandas elásticas.

Además de poner en práctica la lista de ejercicios para perder grasa del estómago que te hemos presentado, la forma más efectiva de marcar el abdomen es a través de la dieta, el ejercicio aeróbico y el entrenamiento de fuerza. 

2. Comida sana, cuerpo feliz

El consumo de comidas altas en grasas, azúcares, colorantes, entre otros componentes que perjudican tu salud, no son para nada convenientes si lo que buscas es reducir la flacidez. Debes mantener una dieta balanceada, acorde a todos los nutrientes que tu cuerpo necesita.

Las golosinas y comidas con exceso de grasa deben ser erradicadas de tu dieta; incluso tu organismo trabajará mucho mejor. Si bien puedes consumirlas de vez en cuando pero con moderación, de ser posible debes recurrir a otras opciones más sanas.

Asimismo, el consumo de frutas, vegetales y proteínas es una fuente de nutrientes que ayuda a la firmeza de la piel y los músculos. Especialmente los alimentos como el atún, el aguacate, el pavo, la naranja y el kiwi son perfectos para el desarrollo muscular y la elasticidad de la piel.

3. Cuidado de la piel

Factores como la alimentación y el ejercicio son claves para la firmeza de los músculos, pero también el cuidado que le des a tu piel influye en el nivel de flacidez que puedas tener.

Por ejemplo, la celulitis y las estrías suelen estar en zonas que también están flácidas; usualmente, estas necesitan un cuidado especial. De esta manera, debes nutrir la piel desde adentro con lo que ingieres, y desde afuera con lociones que posean vitamina C, E y D. 

Recuerda que la piel está expuesta a diferentes ambientes y cambios de temperatura que pueden debilitar los tejidos. Por esta razón es prioritario darle la atención adecuada para mantenerla firme y tersa.

4. Constancia

Una vez que te propongas reducir la flacidez, es significativo que todo lo que hagas lo adhieras a tu estilo de vida. Es decir, comer sano, hacer ejercicio y cuidar tu piel no debe ser algo momentáneo.

Para reducir la flacidez, hacer ejercicio es un factor indispensable.

Ser constante es sumamente importante por dos razones:

  • Al comenzar a comer sano y hacer ejercicio, los resultados comenzarán a mostrarse poco a poco. Es necesario no desistir ni disminuir la constancia.
  • Una vez que tu piel esté firme y tu cuerpo comience a marcarse, no debes dejar a un lado todos los hábitos que implementaste para reducir la flacidez. Al contrario, debes adoptarlos como un estilo de vida.

Si pones en práctica todo lo necesario para reducir la flacidez y lo consigues y luego retornas a las viejas costumbres de ingerir comida chatarra y no hacer ejercicio, es muy probable que al cabo de un tiempo ciertas partes de tu cuerpo vuelvan a estar flácidas.

Tener un cuerpo marcado solo requiere del deseo y convicción para la lograrlo. Como has podido leer, solo necesitas alimentarte bien, hacer ejercicio y cuidar tu piel; lo demás vendrá solo. ¡Dile adiós a la flacidez, y hola a un cuerpo firme!

  • Roo, E. Celulitis, lo último para combatirla. Academia Española de Dermatología y Venereología. Recuperado de: https://aedv.es/wp-content/uploads/2015/04/celulitis_lo_ultimo.pdf
  • Araujo, H. Manual de entrenamiento personalizado. Recuperado de: https://edoc.site/como-lograr-definicion-muscular-extrema-pdf-libro-de-dr-hector-m-araujo-pdf-free.html
  • Dapcich V, Salvador Castell G, Ribas Barba L, Pérez Rodrigo C, Aranceta Bartrina J, M. S. L. (2004). Guía de la alimentación saludable. Senc, 105. https://doi.org/10.1016/S1138-0322(09)71742-0