10 000 pasos al día, 4 formas de completarlos

Francisco María García · 13 marzo, 2018
Una de las formas más fáciles de practicar deporte sin enterarnos, es caminar unos 10 000 pasos al día; lo que supone un gasto de energía e intensidad suficiente como para repercutir de manera positiva en nuestro bienestar

¿Conoces la teoría de que caminar 10 000 pasos al día sería lo mínimo recomendado para mantener la buena forma? Al escuchar esta información, quizás te parezca difícil  cumplir el reto de caminar tantos pasos en un solo día. No obstante, hoy te presentamos cinco formas simples e inteligentes para optimizar tu tiempo y poder cumplirlos.

¿Por qué 10 000 pasos por día?

La teoría de los 10 000 pasos diarios tiene su origen en Japón, durante la década de los años 60. En esa época, un médico llamado Hatano percibió que la población japonesa registraba un preocupante aumento del índice de sobrepeso.

Al investigar la rutina de los japoneses, el Dr. Hatano observó que los adultos realizaban de 3500 a 5000 pasos diarios. Después, realizó diversos estudios para estimar cuál sería el promedio saludable de pasos que un adulto debería andar en cada jornada.

Su conclusión fue que 10.000 pasos diarios significarían un gasto calórico promedio de 500 calorías. En los adultos obesos, esta actividad física permitiría una reducción significativa del peso corporal. Por otro lado, también ayudaría a evitar los síntomas del sobrepeso en la población general.

En 1964, Tokio recibió los Juegos Olímpicos y ello reforzó el debate sobre la importancia de la actividad física para la salud. El Dr. Hatano aprovechó esta oportunidad para lanzar su propio podómetro “medidor de “10 000 pasos” llamado “Manpo-kei”.

Hatano fue una especie de de antepasado de los actuales dispositivos deportivos de monitorización. Fue entonces que la teoría de los 10 000 pasos al día se volvió conocida mundialmente.

 Caminar 10 000 pasos al día.

¿10 000 pasos son suficientes para mantener la buena forma?

Esta es la respuesta que todos queremos saber. Los 10 000 pasos representan una estimativa de la actividad física mínima que una persona debe realizar diariamente para mantener un peso equilibrado.

Este número de 10 000 puede variar según el metabolismo de cada individuo. Para un adulto anciano, por ejemplo, 10 000 pasos al día pueden ser demasiados, principalmente si hay un historial de enfermedades musco-esqueléticas.

Además, se trata de un ejercicio físico básico que permite un gasto calórico mínimo. Ello se traduce en una pérdida de peso lenta y gradual, pero no en una definición de masa muscular. Si tu intención es incrementar tu masa muscular o adelgazar rápido, los 10 000 pasos podrán decepcionarte.

No obstante, representan un buen estímulo para que la población general adopte una rutina más activa. Como sabemos, la recomendación médica es de, por lo menos, 30 minutos de caminata diarios. Si ejecutamos los 10.000 pasos seguidos, o los dividimos de forma inteligente, podemos superar esta meta.

4 formas de completar los 10 000 pasos al día

Como cualquier actividad física, la meta de los 10 000 requiere comprometimiento para generar buenos resultados. A continuación, te contamos 4 formas de completarlos, pero será tu fuerza de voluntad que garantirá tu buena forma.

  • Acumular lo máximo de pasos por hora

Una realidad del mundo actual es que todos tenemos poco tiempo y mucha prisa. Por ello, el método más rápido de cumplir los 10.000 pasos diarios, es ejecutar la mayor cantidad de pasos por hora. Ello significa realizar una actividad más intensa y prolongada, en un ritmo acelerado, para generar mejores resultados.

  • Ejecutarlos durante tu jornada de trabajo

Para quien cuenta con poco tiempo libre, una buena opción es realizar los 10 000 pasos en sus propias actividades laborales. Para cumplirlos, deberás hacer un promedio de 1.200 pasos por hora, teniendo en cuenta una jornada de 8 a 9 horas). En la práctica, ello significa caminar 15 minutos a cada hora.

  • Dividirlos en 3 salidas planificadas

Este método es ideal para planificar una rutina más saludable y activa, además de proporcionar momentos de dispersión mental. Recuerda que sobrecargar tu mente de trabajo perjudica tu salud y disminuye tu rendimiento cognitivo.

Para cumplir esta meta, lo ideal es planificar 3 periodos de ejercicios diarios: uno a la mañana temprano, uno a la tarde y otro a la noche. Así, mantendrás tu metabolismo más activo durante todo el día y te sentirás más bien dispuesto. Puedes realizar 3 jornadas de 20 minutos con ritmo potente, haciendo de 3 000 a 3 500 pasos por período.

  • Optimizar tus paseos con el perro

Caminar 10 000 pasos al día.

¿Sabías que las personas que tienen perros suelen ser más sanas? Además de los beneficios para el equilibrio emocional, los perros también nos ayudan a mantener una rutina más activa. Por ello, un excelente método de cumplir los 10 000 pasos por día es iniciarte  en un deporte junto a tu can.

Antes de empezar tu “reto de los 10 000 pasos al día, es indispensable consultar a tu médico. Además, recuerda que una alimentación equilibrada es fundamental para una buena gestión del peso.