¿Qué ejercicios reducen el riesgo de gripe?

Descubre cómo el ejercicio físico puede ser un gran aliado para reducir la probabilidad de sufrir gripe. ¿Qué esperas para implementarlos en tu rutina semanal?
¿Qué ejercicios reducen el riesgo de gripe?
Yamila Papa Pintor

Escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor.

Última actualización: 05 junio, 2023

Seguramente estés al tanto de que el deporte es uno de los mejores “remedios” para reducir el riesgo de sufrir cualquier enfermedad viral. Sin embargo, existen determinados ejercicios que reducen el riesgo de tener gripe.

Sin dudas, entrenar tiene muchos beneficios a nivel salud y por ello no debemos dejar de hacerlo, sobre todo en épocas invernales cuando somos más propensos a sufrir resfriados.

Mantenerse activo aleja la gripe

Llevar una vida activa y saludable es una de las mayores armas que tenemos contra diferentes enfermedades, sobre todo las virales. No es necesario ser un atleta profesional para disfrutar de este beneficio. Con andar en bicicleta o salir a caminar ya puede ser suficiente.

El ejercicio aeróbico (cardio) regular puede reducir significativamente el riesgo de padecer gripe o incluso morir de neumonía, según un estudio publicado en el British Journal of Sports Medicine. Los adultos que cumplieron con los objetivos recomendados de actividad aeróbica semanal redujeron este riesgo en un 36 %.

Según la Organización Mundial de la Salud, la duración recomendada de ejercicio aeróbico y de fortalecimiento muscular que los adultos deben realizar semanalmente es la siguiente:

Al menos 150 minutos semanales de actividad aeróbica de intensidad moderada, o 75 minutos de actividad aeróbica de intensidad vigorosa. El ejercicio aeróbico, como caminar rápido, nadar, correr y subir escaleras, aumenta la frecuencia cardíaca.

Ejercicios de fortalecimiento muscular (intensidad moderada o mayor) 2 veces por semana. No hace falta ir al gimnasio para hacerlos, con mover y levantar objetos como pesas, utilizar bandas de resistencia, hacer sentadillas, estocadas y flexiones (calistenia) o trabajos pesados de jardinería es suficiente.

Si no puedes alcanzar la cantidad recomendada, hacer algún tipo de actividad puede brindar más protección que el sedentarismo.

Por ejemplo, realizar entre 10 y 149 minutos a la semana de actividad física aeróbica se asocia con una reducción del 21 % en el riesgo de muerte por gripe y neumonía, según mostró el mismo estudio. Independientemente de la edad o el nivel de condición física percibida, es necesario moverse más y sentarse menos.

¿Por qué el cardio previene enfermedades respiratorias?

Existen algunas hipótesis al respecto en el mundo científico y médico, sin embargo, hablaremos de la más extendida y que también se detalla en el informe citado. En este se afirma que el cardio mejora el nivel de consumo máximo de oxígeno, al mismo tiempo que aumenta la capacidad pulmonar y facilita la expectoración de las flemas.

Y no solo eso, sino que además hacer este tipo de ejercicio aumenta la capacidad de reacción de las defensas contra cualquier tipo de amenazas externas, reduce la inflamación crónica y los efectos negativos del ingreso de los microbios a nuestro cuerpo.

El sobreentrenamiento puede ser nocivo para el sistema inmune

Podemos pensar entonces que si hacemos mucho ejercicio estaremos más sanos y por ende no nos contagiaremos de ninguna enfermedad viral. Sin embargo, esto no es tan así.

Siguiendo con el estudio anterior, se llegó a la conclusión que no hay ningún beneficio adicional para las personas que hacen más de 600 minutos a la semana de actividad aeróbica. Y en el caso del fortalecimiento muscular, cuando hay exceso, hay más probabilidades de enfermar.

Cumplir con el objetivo de dos o más sesiones semanales reduce significativamente el riesgo de mortalidad, pero siete o más sesiones se asocian con un aumento del 41 % en el riesgo de padecer gripe o neumonía. Es muy importante, más allá de hacer cardio o pesas, tener ciertas precauciones si no queremos enfermarnos de gripe o tener un resfriado.

Por ejemplo, mantener la higiene del ambiente donde se entrena. Muchas personas utilizar toallas desinfectantes para las máquinas del gimnasio. Otra recomendación es evitar salir desabrigado o transpirado a la calle si se entrena indoor o bien quitarse el abrigo cuando el ejercicio es al aire libre. Principalmente, hay que tener cuidado con este aspecto en invierno o días muy fríos.

Asimismo, evitar salir con el cabello mojado también es algo a tener en cuenta. De esta manera, el ejercicio nos ayudará a estar más saludables y no seremos tan propensos a enfermarnos.

Te podría interesar...
5 maneras de entrenar tu sistema inmunológico
Eres Deportista
Leerlo en Eres Deportista
5 maneras de entrenar tu sistema inmunológico

¿Te gustaría saber cuáles son las mejores maneras de entrenar tu sistema inmunológico? En el siguiente artículo te lo contaremos.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Los contenidos de esta publicación se redactan con fines informativos. En ningún momento facilitan o sustituyen diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.