¿Qué ejercicios puedo realizar estando embarazada?

Este artículo ha sido escrito y verificado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
Durante el embarazo existe la idea de que debemos tener cuidado y movernos lo menos posible, pero es un error; el deporte es bueno en cualquier etapa de nuestra vida y con el consejo médico podemos hacer ejercicio estando embarazadas
 

Estar en la ‘dulce espera’ no es sinónimo de dejar de hacer deporte o de empezar con alguna rutina acorde a nuestras posibilidades. Por eso, en el siguiente artículo te contaremos qué ejercicios hacer estando embarazada.

¿Por qué hacer ejercicio estando embarazada?

Durante la gestación, la mujer debe realizar algún tipo de deporte, aunque sea algo básico como salir a caminar todas las tardes. Son muchos los beneficios que tiene el ejercicio estando embarazada: dormir mejor, aumentar la energía, aliviar dolores de espalda, reducir el riesgo de complicaciones en el parto y preparar el cuerpo para el nacimiento.

Prevención y cuidados para el dolor de espalda.

Por supuesto que siempre se debe consultar con el médico, para saber qué tipo de ejercicio aprueba o recomienda, ya que según el trimestre en que te encuentres, los movimientos permitidos y prohibidos varían. Algunas reglas generales para hacer ejercicio en el embarazo:

  • Evitar saltos y giros
  • No elegir disciplinas muy intensas
  • No hacer deportes de contacto, para evitar golpes en el vientre
  • Escoger espacios al aire libre o bien ventilados
  • No hagas abdominales ni sentadillas
  • Recuerda beber mucha agua todo el día
  • Planifica bien las comidas para contar con las calorías necesarias
  • No hagas ejercicio hasta sentirte exhausta
  • Presta mucha atención a las señales que te da el cuerpo después de ejercitar
 

¿Qué ejercicios estando embarazada puedo hacer?

Como has podido leer, hacer ejercicio durante el embarazo es muy beneficioso, tanto para ti como para el bebé. Pero por supuesto, tienes que elegir aquellas disciplinas que se adaptan a tu condición.

Se recomienda realizar deporte entre 20 y 30 minutos por día, siempre de forma suave a moderada y evitar las horas de calor o frío extremos. Antes de comenzar, consulta con tu médico y acude a centros especializados en ejercicios para gestantes. Algunas opciones son:

1. Caminar

Una de las actividades más recomendadas para las embarazadas porque no tiene un impacto negativo en el cuerpo, sino todo lo contrario. Las rodillas y los tobillos son dos zonas que sufren bastante, por lo tanto, debes fortalecerlas con el ejercicio.

Correr y hacer deporte durante el embarazo.

Caminar no requiere ningún conocimiento previo y solo precisa de ropa adecuada (el calzado cómodo es fundamental). Puedes salir a dar un paseo por las tardes al parque o incluso en una cinta. Atención, porque ir a hacer la compra o mirar escaparates no es lo mismo que caminar con cierto ritmo durante 20 minutos. Si te aburre, pon tu música favorita en el móvil y disfruta del paisaje.

 

2. Nadar

Se dice que es el mejor ejercicio estando embarazada que existe debido a que trabaja todos los músculos (tanto de piernas como de brazos) y tiene muchos beneficios a nivel cardiovascular. A su vez, aligera el peso del vientre y reduce el dolor de espalda.

Puedes hacer aquagym para embarazadas o simplemente nadar durante media hora al menos tres veces por semana. ¡También ayudará en tu relajación y podrás dormir mejor!

Natación para embarazadas.

3. Yoga

Es otra de las opciones más recomendadas durante la gestación, ya que si bien algunas posturas pueden ser complicadas, también hay otras que cualquier persona las puede llevar a cabo. Incluso hay clases especiales para mujeres ‘en la dulce espera’ que incluyen meditación, perfecto para calmar la ansiedad típica de esta etapa.

El yoga mejora la postura, previene dolores de espalda, reduce los vómitos matutinos, baja la presión sanguínea, asegura una mayor oxigenación para el bebé y aumenta las posibilidades de tener parto natural.

4. Bailar

No quiere decir que te apuntes en una academia de baile y hagas giros y piruetas, pero sí que elijas algún tipo de música que te guste y te permita mover un poco aún estando en casa. Puedes poner vídeos en internet o poner un DVD en la televisión de la sala. Muévete despacio y evita los movimientos bruscos. Sin dudas mejorarás tu ánimo y reducirás el insomnio.

consejos sobre los beneficios de practicar zumba en casa.
Aprenderte los ritmos y bailes te ayudará a ejercitarte incluso antes de empezar.

Existen otros ejercicios estando embarazada que te pueden interesar como por ejemplo el running (lento), el pilates, el levantamiento de pesas (livianas), andar en bicicleta (solo hasta el quinto mes) y los estiramientos de columna cada mañana.