Riesgos de las redes sociales para el deportista

Francisco María García·
17 Enero, 2020
¿Cuáles son los riesgos de las redes sociales para el deportista? A menudo hemos visto casos de famosos en los que se han originado problemas a partir de cierto tipo de declaraciones.
 

Los riesgos de las redes sociales son a menudo muy importantes para individuos como los deportistas. Muchos atletas emiten opiniones sin conocer las reglas jurídicas y normativas que existen en sus disciplinas. Conflictos de interés, penalizaciones e imagen publicitaria son aspectos para considerar antes de utilizar Twitter o Facebook.

La libertad de expresión es un derecho para todo el mundo, pero cuando un deportista emite ciertas opiniones, puede entrar en contradicción con una serie de principios. Parte del problema está en que el deporte aún no se adapta totalmente a la realidad de las redes sociales.

Por otro lado, los deportistas son figuras públicas, lo que implica asumir ciertas responsabilidades ‘mediáticas’ por las declaraciones que efectúen, sus comentarios, respuestas, etc.

Algunos casos emblemáticos

Uno de los casos más representativos fue el de la atleta Paraskevi Papachristou, convocada para los pasados Juegos Olímpicos en Londres.

Antes de celebrarse la competición, Papachristou realizó un comentario racista en Twitter. El texto publicado fue el siguiente: “Con tantos africanos en Grecia, al menos los mosquitos del Nilo serán nutridos de comida casera».

Ese tweet fue suficiente para que el Comité Olímpico la expulsara sin siquiera debutar. La declaración fue vista como una postura totalmente contraria a la naturaleza, las reglas y los principios de las olimpiadas. Así como este caso, existen muchos otros que vale la pena revisar.

 

Por ejemplo, a inicios del presente año 2020, un corredor colombiano perdió su patrocinio después de patear a un perro durante una competición. El desafortunado hecho se convirtió en noticia viral dentro de redes sociales como Facebook. La empresa entendió que esto le daría mala imagen y finalizó la contratación.

Deportista profesional se toma una selfie.

Faltas a reglamentos y conflictos de intereses

Los deportistas son individuos, pero suelen estar adscritos a grupos institucionales más grandes: equipos, ligas, disciplinas, etc. A su vez, estas instituciones suscriben reglamentos, acuerdos y principios. Muchas veces, los deportistas emiten juicios y comentarios sin considerar estas realidades.

Opinar en un espacio privado es entendible, pero hacerlo públicamente conlleva todo tipo de reacciones. Después están los patrocinios publicitarios, bajo los cuales un deportista puede convertirse en la imagen de una marca global. Si un atleta promueve algo contrario a lo que la empresa requiere, se genera un conflicto de intereses.

Los deportistas suelen ser personas con capacidades físicas que han pasado toda su vida en el entorno deportivo. Muchos ni siquiera están totalmente al tanto de los reglamentos y principios de las instituciones en las que hacen vida. Añadido a esto, esas normas, principios y políticas suelen actualizarse constantemente.

 

Riesgos de las redes sociales: percepción negativa

Los deportistas son también modeladores sociales. Más allá de su libertad de expresión, tienen una responsabilidad social e institucional. En algunos casos, como ocurre en el fútbol europeo, son básicamente marcas comerciales en sí mismos. Estando en esta posición, cuidar lo que se comenta por internet es primordial.

Un atleta no tiene tiempo para verificar todos los cambios de reglamento de su liga. No obstante, es importante concienciar sobre el papel que su opinión juega a nivel cultural y social. Cualquier expresión desatinada genera un impacto en su imagen profesional. Es por eso que las redes sociales para el deportista pueden conllevar muchos riegos.

Incluso los deportistas menos conocidos son expuestos en redes sociales a partir de cualquier omisión. Por ello, los deportistas deben cuidar su imagen y sus expresiones públicas. Tener una percepción negativa es sencillo, y esto puede traer toda clase de consecuencias a nivel disciplinario.

Consejos para utilizar las redes sociales

  • Hay que recordar que las publicaciones son mundiales: cualquier cosa publicada redes como Twitter o Instagram tiene alcance mundial. Por ello, antes de escribir algo, piénsalo dos veces. Los deportistas suelen tener un alcance mucho mayor que el resto de los internautas.
Deportista publicando consciente de los riesgos de las redes sociales.
 

  • Pensar para qué usamos redes sociales: cada deportista debe saber para qué quiere utilizar sus redes sociales. A partir de aquí, lo importante es generar contenidos moderados y que sean afines a lo que se quiere reflejar.
  • No se debe mostrar todo: aunque estamos en un mundo en el que la opinión digital tiene peso, no todos deben saber lo que opinamos. Algunas opiniones pueden ser fuertes y otras, malinterpretadas.

Es importante que a los niños deportistas se les enseñe a utilizar el internet con moderación. Después de todo, este será un factor determinante en su futura carrera como profesional. A su vez, los deportistas de alta competición deben asesorarse para lograr un manejo adecuado de su imagen pública y evitar los riesgos de las redes sociales.

 
  • Gabriela Garton. 2015. La mujer deportista en las redes sociales: un análisis de los consumos deportivos. Revista hipertextos. Extraído de: http://revistahipertextos.org/wp-content/uploads/2015/12/garton.pdf
  • Enrico Marini. 2018. Las redes sociales como estrategia comunicativa en la especularización del deporte. Universidad Complutense Madrid. Extraído de: https://eprints.ucm.es/46097/1/T39121.pdf