Beneficios de las Power Ball

Se trata de uno de los elementos en auge en estos últimos años, las Power Ball están triunfando como método de rehabilitación y desarrollo de muñecas, manos y brazos

A simple vista, se parecen más a un juguete de niños que a un instrumento de entrenamiento. Sin embargo, las Power Ball poseen un potencial importantísimo para la fisioterapia y el fortalecimiento muscular. Nos detenemos a investigar sus principales beneficios. Cada vez más profesionales de la salud se enfocan en investigar sus posibles usos y virtudes.

¿Qué es una Power Ball?

Las Power Ball, también llamadas cynergetic, son esferas hechas de policarbonato que cuentan con un giroscopio en su interior. Este es un cuerpo simétrico que gira sobre su propio eje en sentido opuesto al que nosotros le demos a la bola.

A medida que aumenta la velocidad que le damos, mayor es el número de revoluciones que dará el giroscopio. Por consecuencia, la resistencia que genere será mayor y necesitaremos más fuerza para rotarlo.

Power Ball para ejercicio de rehabilitación.

Existen diferentes modelos, que varían en su peso y diseño. Algunas llegan a ejercer una fuerza de hasta 11 kilogramos, mientras que otras llegan a los 18 o 22 kilos. Todas son del tamaño de una pelota de tenis y pesan casi lo mismo que estas.

En cuanto al diseño, se pueden conseguir las básicas o algunas más avanzadas, que indican la cantidad de revoluciones por minuto con números de led. Su precio varía entre los 10 y los 45 euros, aproximadamente.

Beneficios de las Power Ball

1.- Excelente para la rehabilitación fisioterapéutica

Las Power Ball son cada vez más utilizadas por los kinesiólogos. Su principal función en este contexto es la de rehabilitar músculos y articulaciones de la mano, la muñeca, el antebrazo, el codo y el hombro.

Asimismo, es muy efectiva para recuperar la eficiencia neuromuscular en estas zonas. Es decir, las diferentes conexiones del cerebro con los diferentes músculos para producir los movimientos y la fuerza necesaria y también para brindarle estabilidad.

2.- No genera vibración

Estas bolas pueden alcanzar una vibración de apenas 250 kHz, por lo que no repercuten negativamente en huesos y articulaciones. Con una vibración mayor, en lugar de producir beneficios, podrían ser causantes de una lesión por estrés.

No obstante, es necesario ser cuidadoso al detener el movimiento de la esfera. La estructura interna gira a tanta velocidad que el usuario se puede quemar al intentar frenarlo con la mano.

Asimismo, no es recomendable dejarlo sobre una superficie si todavía está en movimiento. La energía que genera lo moverá y podría caerse junto con cualquier otro objeto que se encuentre cerca.

3.- Trabaja la propiocepción

La propiocepción es la información que nuestros sentidos envían a nuestro cerebro para que este elabore respuestas acorde a lo que se requiere. Con las Power Ball, le exigimos a nuestros músculos diferentes movimientos para los cuales el sistema nervioso debe ofrecer una respuesta. 

4.- Aumenta la fuerza

Es un instrumento muy eficiente, dado que permite trabajar la fuerza muscular en cuestión de minutos. Con dos o tres series de ejercicios con las Power Ball diarios, nos aseguraremos de ejercitar manos, muñecas y brazos en un santiamén.

Estas esferas generan fuerzas de diferente intensidad en direcciones aleatorias. Como respuesta a ello, el cuerpo debe ejercer una activación de los músculos que permitan controlarlas y seguir con el movimiento deseado.

5.- Es divertido entrenar con ellas

No lo vamos a negar: las Power Ball provocan curiosidad y le dan un aliciente a la recuperación. Sin lugar a dudas, son más llamativas que los típicos trabajos de rehabilitación que hacemos para las manos y los brazos.

¿Quiénes las pueden usar?

Dolor en la muñeca de la mano.

Aquellas personas que nunca han tenido problemas de muñeca, brazos, codos u hombros pueden utilizar estas esferas para entrenar la fuerza, la resistencia y la estabilidad. En la totalidad de los casos, es recomendable su uso controlado. No debe causar dolor ni cansancio extremo.

De hecho, muchos músicos, principalmente guitarristas y bateristas, las utilizan para fortalecer sus manos. Lo mismo hacen una gran cantidad de deportistas, personas que trabajan con computadoras —por el desgaste en sus muñecas— y también artistas.

Por otro lado, como mencionamos previamente, las Power Ball son frecuentemente implementadas en la kinesiología. Las lesiones más comunes que se rehabilitan con este artefacto son:

  • Síndrome del túnel carpiano
  • Lesiones en cualquiera de las zonas mencionadas
  • Patologías crónicas o por sobreuso
  • Esguinces, luxaciones o fracturas
  • Codo de tenista

Finalmente, es fundamental destacar que su uso en estos últimos casos debe estar indicado y controlado por un profesional de la salud. De lo contrario, su utilización incorrecta podría provocar un empeoramiento de las condiciones originales.

Te puede gustar