Osteopatía dinámica de pubis: bases de un programa preventivo

Este artículo fue redactado y avalado por el especialista en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte Gabriel de Aller
12 mayo, 2019
En este artículo, te ofrecemos toda la información sobre ciertos criterios que pueden ayudarte a conocer las bases de un programa preventivo para evitar lesiones de pubis. ¡No te lo pierdas!

En el siguiente artículo trateremos un tema muy interesante, complejo y sobre el que queda mucho por estudiar: la osteopatía dinámica de pubis. El objetivo es ofrecer información descrita en la literatura científica con el fin de aclarar y asociar criterios básicos que ayuden al readaptador a conocer las bases de un programa preventivo.

Programa preventivo en osteopatía dinámica de pubis (ODP)

Un programa preventivo se basa, en líneas generales, en una correcta tonificación y equilibrio de todos los grupos musculares. Es importante planificar sesiones encaminadas al trabajo y la mejora de los músculos implicados en este segmento corporal durante todo el año de entrenamiento, y no solo en los períodos de dolor.

Para ello hay que cumplir una serie de objetivos. Se tendrán en cuenta factores intrínsecos modificables como aspectos importantes para determinar el programa de prevención a desarrollar.

Objetivos a conseguir

Arencibia Sánchez (2012), expone algunas de las finalidades a perseguir con este tipo de programas:

  • Fortalecer los abdominales.
  • Ganar flexibilidad en los músculos aductores.
  • Igualar el ratio de fuerza entre los músculos aductores de ambas piernas.
  • Valorar los músculos rotadores de la cadera e isquiotibiales.
  • Compensar posibles alteraciones entre la musculatura agonista y antagonista.

Factores intrínsecos modificables

Estos factores se definen como aquellos que pueden ser potencialmente alterados para reducir el riesgo de lesión en el deportista. Dicha variación se produce a través de la implementación de estrategias preventivas. Entre ellos, destacamos los siguientes:

  • Nivel de entrenamiento específico.
  • Porcentaje de grasa.
  • ROM (rango de movimiento) de la musculatura abductora y de la cadera.
  • Ratio de fuerza en abductor y aductor.
  • Fuerza y longitud en aductores.
  • Reclutamiento y fuerza de la musculatura abdominal.
  • Activación del transverso del abdomen.
  • Alteraciones posturales y biomecánicas.
Posturas de yoga para aliviar el dolor lumbar.

Pilares en la prevención de osteopatía dinámica de pubis

Este protocolo se asienta sobre una serie de aspectos fundamentales a desarrollar en el deportista dentro de las bases de un programa preventivo. Podemos destacar los siguientes:

Flexibilidad

Son varios los estudios que abogan por el empleo de los estiramientos como base de un programa preventivo. Estos estiramientos deben ser estáticos y centrados en grupos musculares tales como; aductores, isquiotibiales, abdomianles, oblicuos, psoas ilíaco y los pelvitrocantéreos.

Además, son de gran utilidad las maniobras a partir de los principios de contracción, relajación y estiramiento y mediante posturas favorecedoras para obtener ganancias de flexibilidad.

Reeducación propioceptiva

Se dirige a desarrollar el control y la estabilidad de la pelvis. En una primera etapa, será realizada sobre un plano estable; posteriormente, se pasa a una superficie inestable. En ambos casos se lleva a cabo un trabajo de disociación de tronco y miembro inferior unido a ejercicios de equilibrio sobre las tuberosidades isquiáticas. Luego, se complementaría con otros trabajos específicos.

Control motor, clave para evitar la osteopatía dinámica de pubis

Es fundamental en la prevención realizar un buen programa de control motor. El trabajo iría encaminado, principalmente, a la zona posterior, glúteo mayor y zona lumbar. Este entrenamiento es importante porque cualquier disfunción en esta zona compromete a la estabilidad de la sínfisis del pubis.

La osteopatía dinámica de pubis, en muchos casos, no se encuentra aislada y puede verse relacionada con una alteración en la articulación sacroilíaca o lumbalgias.

Refuerzo muscular excéntrico

Otro de los factores a tener en cuenta en las bases de un programa preventivo es el entrenamiento excéntrico, que consiste en desarrollar la musculatura a partir de contracciones en alargamiento. Este refuerzo se centra en la zona afectada; es decir, en los grupos musculares implicados en este cuadro patológico. El objetivo es restablecer el desequilibrio que la lesión ha podido ocasionar.

Estabilidad lumbo-pélvica

Es otro de los puntos claves que nos ayuda a entender la osteopatía dinámica de pubis, ya que depende de la coincidencia y relación entre los diferentes elementos estabilizadores que componen la estructura.

Es necesario un correcto control neuromuscular del tronco y una adecuada estabilidad lumbo-pélvica, ya que un déficit provocaría lesión deportiva en la zona. Si a esta causa unimos un mayor protagonismo del músculo aductor, podemos iniciar un cuadro clínico de ODP o pubalgía.

Ejercicio de puente con la pelvis para estirar la espalda.

Aplicación práctica para prevenir la osteopatía dinámica de pubis

Antes de planificar los diferentes protocolos o entrenamientos que se llevarán a cabo, es necesario conocer los tipos de musculatura, tónica o fásica, así como los beneficios y la aplicación del trabajo excéntrico o concéntrico en una estructura determinada.

Tipos de musculatura

Musculatura fásica o dinámica:

  • Predominio de fibras rápidas.
  • Principales características: intervención del metabolismo anaeróbico, poca resistencia a la fatiga, gran velocidad de contracción, músculos de movimiento.
  • Musculatura que, ante la inactividad o patología, tiende a la hipotonia y el alargamiento.
  • Los músculos que forman esta musculatura son: músculos de la pared abdominal, vasto interno, vasto externo y glúteo mayor.

Musculatura tónica o estática:

  • Predominio de fibras lentas.
  • Se caracteriza por: predominio del metabolismo aeróbico, gran resistencia a la fatiga, tiene una velocidad de contracción lenta y son músculos posturales.
  • Musculatura que ante la inactividad o una patología, tiende a la hipotonia y al acortamiento.
  • Algunos de los músculos que la forman son: el psoas, los aductores, el tensor de la fascia lata, los isquiotibiales, el piramidal y el cuadrado lumbar.

Trabajo excéntrico para los músculos tónicos

Este tipo de entrenamiento va encaminado a crear sarcómeros en serie; es decir, tiene tendencia a alargar el músculo. Es importante señalar que se puede realizar en amplitud total o en amplitud externa.

La amplitud total se caracteriza por una contracción completa y un estiramiento completo del músculo. Provoca un aumento de la amplitud de movimiento y de la longitud total del componente contráctil.

En tanto, la amplitud externa hace referencia a una contracción incompleta y un estiramiento completo, que causa un aumento de la longitud del músculo debido al crecimiento de los tendones.

El fortalecimiento excéntrico utiliza la gravedad como una resistencia externa y es útil para afecciones como la osteopatía dinámica de pubis..

Trabajo concéntrico para la musculatura fásica

El entrenamiento concéntrico esta orientado a crear sarcómeros en paralelo; en otras palabras, tiene tendencia a ocasionar acortamiento en el músculo. Además, es interesante conocer que puede ser trabajado en amplitud media o en amplitud interna.

La amplitud interna se refiere a la contracción completa y al estiramiento incompleto, que provoca tanto una disminución del componente contráctil como de la longitud total del músculo.

Por otro lado, la amplitud media se caracteriza por una contracción incompleta y un estiramiento incompleto. Causa una pérdida de amplitud de movimiento provocada por una disminución del componente contráctil.

Osteopatía dinámica de pubis: conclusión

Las lesiones de pubis que pueden aparecer no son todas iguales. Por ello, ¿aplicaríamos el mismo plan preventivo para cada una de ellas? ¿Necesitaría cada deportista un protocolo individualizado? ¿Trabajaríamos igual la prevención de ODP en un deporte u otro?

Es importante tener presente que, dentro de los planes preventivos, no podemos utilizar el mismo para todos los deportistas, y tampoco existe un protocolo universal. Esto se debe a que cada sujeto necesita sus ajustes y que cada profesional afronta la lesión desde su punto de vista y especialidad.

Por lo tanto, crece la necesidad de trabajar de forma multidisciplinar para tener mayor posibilidad de éxito, así como individualizar el programa a cada deportista.

  • Santilli, O. L., Nardelli, N., Santilli, H. A., & Tripoloni, D. E. (2015). Sports hernias: experience in a sports medicine center.
  • Garvey, J. F. W., & Hazard, H. (2014). Sports hernia or groin disruption injury? Chronic athletic groin pain: a retrospective study of 100 patients with long-term follow-up. Hernia.
  • Serner A;  Sundstrup, E;  Due Jakobsen,M; Thorborg, K; Andersen,L;  Hölmich,P. (2014). EMG evaluation of hip adduction exercises for soccer players: implications for exercise selection in prevention and treatment of groin injuries.
  • Ekçi, B., & Beyzadeoglu, T. (2014). Groin Pain in Athletes—Sports Hernia and Osteitis Pubis. En Ellsworth, A. A., Zoland, M. P., & Tyler, T. F. (2014). Athletic pubalgia and associated rehabilitation. International journal of sports physical therapy.
  • Arencibia Sánchez, L.; Castillo Acosta, S.; Navarro Navarro, R.; Ruiz Caballero, J.A.; Brito Ojeda, Mª E. (2012), osteopatía dinámica del pubis.
  • Thorborg, K., Serner, A., Petersen, J., Madsen, T. M., Magnusson, P., & Hölmich, P. (2011). Hip adduction and abduction strength profiles in elite soccer players implications for clinical evaluation of hip adductor muscle recovery after injury.