Todo sobre la contratación de un seguro deportivo

Francisco María García · 5 octubre, 2019
En la contratación de un seguro deportivo, es fundamental considerar algunos consejos básicos para elegir la cobertura más adecuada a tus necesidades concretas.

Al contrario de lo que tendemos a creer, un seguro deportivo no es útil solo para atletas profesionales. Cada vez más aficionados por los deportes y las actividades de aventura se dan cuenta de la importancia de contar con una buena cobertura específica para protegerlos en el desarrollo de su pasión.

Asimismo, es lógico que no todos necesitamos invertir en un seguro deportivo para ir al gym o hacer algo de running. Para entender un poco mejor cuándo y por qué tener un seguro deportivo, a continuación analizaremos la cuestión.

¿Qué cubre un seguro deportivo?

¡Depende! En la actualidad, hay varios tipos de seguro deportivo, pensados para diferentes individuos o contextos. Precisamente para adecuarse a las diferentes demandas del público, las aseguradoras vienen ampliando su catálogo de coberturas.

En líneas generales, están los seguros deportivos de viaje, los seguros de accidentes deportivos y los seguros deportivos multideportes. En los dos primeros casos, puede haber diferenciación de la cobertura y del valor según el tipo de actividad practicada por quien se desea asegurar. Pero su cobertura se enfoca en casos de accidentes durante la práctica deportiva.

Dependiendo del seguro, se podrán incluir los siguientes servicios a nivel local o internacional:

En los seguros multideporte, encontramos una cobertura amplia —y costosa— que también incluye asesoramiento jurídico, además de defensa jurídica y penal.

El seguro deportivo puede protegerte ante accidentes en diferentes circunstancias.

Seguro deportivo: ¿cuándo es realmente necesario?

En primer lugar, debemos tener en claro que los deportistas federados que participan de competiciones oficiales de ámbito estatal necesitan contar con un seguro deportivo obligatorio, cuyas prestaciones mínimas se encuentran reguladas mediante el Real Decreto 849/1993, de 4 de junio.

Ahora bien, cuando hablamos de aficionados por la práctica del deporte, la respuesta no es tan clara. En realidad, son muchas las variables que pueden determinar si es o no relevante contratar un seguro deportivo y qué cobertura sería la más conveniente. En líneas generales, conviene considerar los siguientes aspectos:

  • ¿Qué tipo de qué actividad realiza la persona? ¿Con qué intensidad y frecuencia lo hace? No es lo mismo correr en el parque de tu ciudad tres veces por semana que participar de circuitos extremos en la naturaleza.
  • ¿Qué riesgos están implícitos en la práctica de determinado deporte? Muchas veces las posibles lesiones ya están incluidas en la cobertura del plan de salud, y no es necesario invertir en un seguro adicional.
  • ¿El deporte se practicará durante un viaje al extranjero o en una competición internacional? En estos casos se debería verificar si el seguro de viaje obligatorio cubre o no las necesidades del deportista amateur.

Consejos para contratar un buen seguro deportivo

Nunca está de más recordar que el mejor seguro será aquel que más se adapte a las necesidades de cada persona. Siempre la clave está en identificar cuáles son tus requerimientos concretos respecto de un seguro deportivo.

Podemos repasar algunos tips básicos que todos deben considerar a la hora de contratar un seguro —independientemente del tipo— para evitar desperdiciar dinero y tiempo en algo que no ofrece una ventaja real a nuestro estilo de vida. Veamos:

Planificar previamente el presupuesto

El factor económico tiene un peso indiscutible cuando hablamos de contratar o no un nuevo seguro.  Antes de empezar a buscar, lo ideal es tener en claro cuánto estamos dispuestos o podemos invertir en un seguro deportivo. Por otro lado, podemos aprovechar para revisar algunos de nuestros gastos y repensar su relevancia.

Beneficios de hacer paracaidismo.

Solicitar cotizaciones y comparar coberturas 

Esta es la clave. Una misma aseguradora puede ofrecerte varias coberturas de seguro deportivo, con diferentes precios y alcances. Sin conocer la ‘letra pequeña’ de cada opción, no tendremos una base sobre la cual apoyar nuestra elección.

Por todo ello, antes de inclinarnos por la contratación de un seguro deportivo, es muy positivo solicitar cotizaciones y detalles de las coberturas en las principales aseguradoras. Ello permitirá establecer una comparación entre el abanico de opciones disponibles en el mercado e identificar cuál es la que mejor suple nuestras necesidades.

Por suerte, Internet está entre nosotros y la mayoría de las aseguradoras ponen a disposición de los usuarios los detalles de la póliza de cada seguro, así como un cotizador en línea en su página oficial. ¡Manos a la obra!

  • Real Decreto 849/1993, de 4 de junio, por el que se determina las prestaciones mínimas del Seguro Obligatorio Deportivo. Extraído de: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1993-16129
  • Federación Hípica de Madrid. 2018. Condiones Generales de un Seguro. Extraído de: SEGURO DEPORTIVO DE ACCIDENTES. CONDICIONES GENERALES