Ocho razones por las que tu cabello pierde fuerza

Es posible que hayamos notado una perdida de intensidad y fuerza en el cabello, un problema estético que también puede afectar de manera considerable a nuestro estado anímico

La pérdida del cabello o de su fortaleza es un hecho preocupante para muchas personas; esta situación puede ocurrir durante la vida por razones muy diferentes. A continuación, veremos las causas por las que nuestro pelo pierde fuerza.

Razones por las que el cabello pierde fuerza

  1. Actividad hormonal. Las mujeres en especial sufren fuertes cambios hormonales. Estas modificaciones hormonales ocurren sobre todo durante la pubertad, en la toma de anticonceptivos orales, en el embarazo y en la menopausia.
  2. Estos procesos regidos por hormonas incidirían sobre la calidad y crecimiento del cabello, dependiendo de las características individuales.
  3. Factor genético. La genética puede influir a la hora de tener un cabello escaso o fino; si ese es el factor responsable, habrá más propensión a la debilidad capilar. El único remedio en estos casos es extremar los cuidados, limitar las manipulaciones y evitar factores dañinos del entorno.
  4. Estilo de vida. Se ha comprobado una estrecha relación entre el estilo de vida y la salud en general. En particular, el estrés continuo impacta negativamente todas las estructuras del organismo; y el cuero cabelludo no es la excepción.
Nuestro cabello pierde fuerza.

Medicaciones y nutrición

  1. Tratamientos estéticos agresivos. Implican el empleo de productos químicos, altas temperaturas y fuerte manipulación de la cabellera. Una mala aplicación de este tratamiento deteriora el cuero cabelludo y lo vuelve quebradizo y débil.
  2. Enfermedades o medicación. Las enfermedades graves alteran numerosos procesos biológicos. Las medicaciones muy fuertes, como es el caso de la quimioterapia para el cáncer, intoxican los folículos pilosos con el consecuente daño y caída del pelo.
  3. Afecciones que afectan el cuero cabelludo. El hecho de padecer continuamente trastornos como seborrea, psoriasis y dermatitis afecta la calidad y generación capilar.
  4. Deficiencias nutricionales. La falta de ciertos nutrientes necesarios en los procesos orgánicos impactan negativamente en la condición del cuero cabelludo. Entre ellos se cuentan algunos aminoácidos, minerales como el zinc y el hierro, y las vitaminas del complejo B.
  5. Edad avanzada. Durante el envejecimiento es inevitable que la estructura capilar, en particular los folículos pilosos, sufran deterioro o atrofia. En este caso es necesario buscar una calidad aceptable y preservar el bienestar psicológico de la persona mayor.

Consecuencias de la pérdida de fortaleza del cabello

  • El principal resultado de esa pérdida de fortaleza es el adelgazamiento capilar. El pelo que era normalmente más grueso se vuelve delgado y comienza a debilitarse.
  • Una consecuencia más desagradable es la caída del cabello. Además de eso, si el folículo piloso se atrofia puede detenerse por completo la regeneración o salida de nuevo pelo.
  • En el plano psicológico, la autoestima de quien vive ese deterioro provoca grave malestar e inseguridad, alterándose su bienestar.
Consulta médica por pérdida de fuerza en el cabello.

Cómo detectar el deterioro de la salud capilar

  • En ocasiones, a simple vista se nota que el cabello ha perdido su fuerza habitual. Se observa escaso, opaco, reseco, quebradizo, delgado y con puntas abiertas, entre otras anormalidades. Sin embargo, antes de hacerse muy evidente, es bastante probable que haya comenzado el daño sin que la persona se haya percatado.
  • Los cabellos de la parte superior o coronilla de la cabeza adelgazan antes que los de atrás. Incluso esto se siente al tacto.
  • La densidad perdida también es observable: antes no se veía casi el cuero cabelludo, ahora puede notarse sin esfuerzo.
  • Es normal perder entre 40 y 50 cabellos diariamente; pero perder más de 100 se considera caída. Una señal evidente es cuando observamos diariamente gran cantidad de pelo desprendido en la ropa, lavabo, ducha, lencería de cama, muebles textiles, etc.

¿Qué hacer entonces?

Lo primero que debe hacerse cuando el cabello pierde fuerza es determinar la causa que está incidiendo sobre la salud del cuero cabelludo. Es un problema de salud y no sólo de estética, y debe ser tratado por un médico especialista.

No hay nada que se pueda hacer con el cabello que ya está debilitado; el nuevo es el que mostrará resultados del tratamiento aplicado. En ese sentido, existen fármacos orales o tópicos para que el cabello emergente nazca fortalecido.

La industria de los productos capilares mueve grandes cantidades de dinero y por eso abundan las oferta milagrosas y rápidas. Es preciso tener cautela y contar con la mejor información posible; la búsqueda de ayuda profesional es la mejor manera de abordar el problema.

Te puede gustar