Intentar un entrenamiento nuevo es una forma estupenda de animar una rutina vieja

Óscar Dorado · 28 marzo, 2019
¿Cada cuánto tiempo realizas modificaciones en tu rutina de ejercicios? Conoce los motivos por los que a veces es recomendable intentar con nuevos trabajos.

Cualquiera que sea la modalidad deportiva que practicas, siempre es recomendable variar los ejercicios y las rutinas de entrenamiento para evitar el estancamiento. Por ello, queremos explicarte en este artículo la importancia de intentar un entrenamiento nuevo. No solo conseguirás mejores resultados, sino que ¡conseguirás esa pizca de motivación necesaria para seguir evolucionando!

Para maximizar los beneficios asociados a la actividad física, es necesario cambiar los entrenamientos, ya que el cuerpo se adapta al estrés generado por el esfuerzo repetido.

Por ende, a medida que te acostumbras, el ejercicio se vuelve cada vez menos difícil. Por lo tanto, cada vez es menos efectivo. Ten presente siempre que los músculos bien entrenados se adaptarán más rápidamente a cualquier tipo de esfuerzo o ejercicio.

Si sientes que tus resultados se están estancando, quizás haya llegado la hora de cambiar el programa para activar nuevamente tus músculos. Por ejemplo, puedes cambiar el volumen de tu entrenamiento, la duración, la intensidad, los períodos de descanso, el tipo de ejercicios o el número de series o repeticiones.

Siempre se recomienda dar prioridad a aquellos músculos con los que tienes dificultades para desarrollar. Asimismo, no debes cometer el error de cambiar los programas de entrenamiento demasiado rápido cuando son acertados para tu nivel de condición física.

Ya sea que entrenes en casa o en el gimnasio, se trata de modificar un parámetro para exigir al músculo de una manera diferente. Te contamos las ventajas de intentar un entrenamiento nuevo a continuación.

Organiza tu entrenamiento con la ayuda de un entrenador para lograr mejores marcas.

Incentiva la motivación y el progreso

La vida es rutinaria, pero a veces hay que sacudir las cosas para progresar. En general, es recomendable modificar el entrenamiento deportivo si se desea progresar constantemente.

A pesar de este consejo, muchas personas permanecen durante varios meses con el mismo entrenamiento, el mismo ritmo y las mismas cargas de trabajo. Esto, a menudo, resulta en un estancamiento en el plano físico y una pérdida de motivación.

La realidad es que existen infinitos ejercicios y múltiples posibilidades para trabajar el mismo músculo. No debes seguir siempre la misma rutina porque, como dijimos, tu cuerpo se acostumbra muy rápido. Eso no significa cambiar la rutina diariamente, sino añadirle algunos ejercicios que permitan mantener intacta tu motivación y el progreso hacia tu objetivo.

Seguir una rutina que ejercite todos los grupos musculares es la mejor manera de ejercitarse. Del mismo modo, la constancia es otra de las claves para el crecimiento muscular o la pérdida de peso.

Sea cual fuere tu objetivo, debes añadir algunos cambios, como pueden ser las cargas, el tiempo de descanso, el número de series o los ejercicios. Esta es la única manera de progresar, aprender y lograr los resultados que persigue todo deportista.

Intentar un entrenamiento nuevo te ayuda a progresar

Es posible que veas en los gimnasios como muchos deportistas siempre realizan los mismos ejercicios. No obstante, romper con la rutina deportiva es la mejor manera de progresar, aprender y lograr lograr resultados. Tienes la opción de integrar y eliminar ciertos ejercicios de tu programa para obtener nuevos resultados y mejores sensaciones.

Los ejercicios con Power Ball de bíceps pueden ser un perfecto reemplazo de los trabajos convencionales de gimnasio.

Por otro lado, no olvides que otro gran motivo para cambiar tu entrenamiento es la prevención de lesiones. Si entrenas de la misma manera durante todo el día, no será posible experimentar un crecimiento continuo. El cuerpo humano se adapta rápidamente al ejercicio de estímulos, y se acostumbra a las necesidades del cambio.

Eso sí, cuando cambies por completo a un nuevo entrenamiento, asegúrate de saber cómo hacerlo correctamente o pedir asesoría. El consejo de un profesional te permitirá aprender nuevos ejercicios, lo que a su vez se traduce en progreso, experiencia y resultados.

Antes de finalizar, debemos destacar que cambiar la rutina deportiva te permitirá trabajar otros músculos o desarrollar otras cualidades. Otra sugerencia sabia para modificar un poco la rutina y salir del estancamiento es no limitarte a realizar un solo deporte.

Si los resultados esperados no aparecen, hay otro parámetro que también debe ser revisado, y no es otro que la alimentación. Comer de todo y alimentarse de manera saludable contribuirá a conseguir el objetivo de manera más rápida.

Como has observado, intentar un entrenamiento nuevo es una forma estupenda acercarnos más a las metas que perseguimos. Además, servirá para no aburrirnos, un inconveniente común para aquellas personas que no son precisamente amantes del ejercicio físico.

  • Fallis, A. . (2013). Entrenamiento Total. Journal of Chemical Information and Modeling (Vol. 53, pp. 1689–1699). https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Cristina Olivos, O., Ada Cuevas, M., Verónica Álvarez, V., & Carlos Jorquera, A. (2015). Nutrición Para el Entrenamiento y la Competición. Revista Médica Clínica Las Condes, 23(3), 253–261. https://doi.org/10.1016/s0716-8640(12)70308-5
  • Cuadrado, G., De Benito, A. M., Sedano, S., Izquierdo, J. M., Redondo, J. C., & Granado, J. C. (2009). Entrenamiento de la fuerza. European Journal of Human Movement, 22, 47–64. Retrieved from http://books.google.com/books?id=gfwLEJAaD_wC&pgis=1