Beneficios de practicar el Judo

Francisco María García · 13 abril, 2018
Como todos los artes marciales, el judo puede tener fama de deporte agresivo o peligroso, pero lo cierto es que su practica nos puede proporcionar múltiples beneficios, como aumentar nuestro nivel de psicomoticidad

El judo fue reconocido por la Unesco como uno de los deportes más completos para niños y jóvenes. Muchos son los beneficios de practicar el judo, pues ayuda a mejorar la salud tanto física como psíquica. ¿Qué es el judo? y ¿Cuáles son los beneficios de practicarlo?

Que es el Judo

El judo es un arte marcial de origen japonés. El significado del término es “camino a la flexibilidad” o “camino a la suavidad”. Es un sistema de combate sin armas, cuyo objetivo es derribar al contrincante utilizando su propia fuerza para inmovilizando en el suelo.

Persona se ajusta el cinturón negro de judo.

Para lograrlo es necesario hacer uso de técnicas que involucran tanto las fuerzas físicas como mentales y emocionales. Quienes lo practican aseguran que el judo va más allá de ser solo un deporte, es un estilo de vida.

Los beneficios de practicar el judo alcanzan a todo el organismo en su totalidad, fortaleciendo la coordinación física, la autoconfianza y la concentración.

Puede ser practicado por personas de cualquier edad y sexo, aún con capacidades diferentes pues favorece el desarrollo del respeto por la integridad del otro y de uno mismo.

Cuáles son los beneficios de practicar el judo

Beneficios físicos

La práctica del judo ayuda a quemar calorías. Es ideal para quienes quieren hacer un deporte completo; también es positivo para bajar de peso y mantener la silueta, ya que activa el metabolismo.

A nivel respiratorio es altamente beneficioso, ya que enseña a respirar mejor, a concentrarse en el ritmo de inhalación y exhalación. Por esa razón, alivia trastornos como el asma, pues optimiza la ventilación pulmonar.

El sistema cardiovascular mejora su función, favoreciendo a la buena circulación sanguínea. Gracias al judo, es posible prevenir la hipertensión y otras patologías cardíacas.

El judo implica el aprendizaje de ciertas posturas que mejoran el equilibrio corporal, aumenta la elasticidad de los músculos y la flexibilidad de las articulaciones; todo ello reduce las molestias de ciertas patologías como la artrosis.

Este arte marcial regula la función del sistema digestivo, facilitando la motilidad intestinal. Incluso tonifica los órganos como el hígado y páncreas. Las técnicas y posturas que se aprenden también son positivas para el sistema nervioso; fortalece la memoria y aumenta la resistencia al dolor.

Los beneficios de practicar el judo para tonificar la musculatura y mantener el cuerpo en armonía son evidentes. Sin embargo, desde el punto de vista emocional y psíquico, el aporte es aún mayor.

Beneficios psíquicos

La práctica de este deporte optimiza las habilidades psicomotrices permitiendo que exista un equilibrio tanto físico, como mental; supone un crecimiento para el deportista.

El judo es una excelente escuela para incrementar el respeto hacia el otro y hacia uno mismo, siendo un deporte ideal para superar la timidez y controlar la agresividad.

En el caso de los tímidos, el judo les ayuda a perder el miedo al contacto con diferentes personas y expresarse a través de su propio cuerpo. Además, mejora la confianza en las propias habilidades.

Es una excelente válvula de escape que favorece la liberación de sentimientos negativos. El judo enseña a corregir conductas agresivas, aumentando la tolerancia a la frustración de manera constructiva.

Subida de autoestima

Chica sonriente y contenta.

El judo eleva la autoestima. La práctica regular de este deporte le da a la persona seguridad de sí misma, a la vez que fomenta el optimismo y el buen humor.

La concentración que es esencial a la hora de entrenar, es útil también en todos los ámbitos de la vida; quien practica este deporte se acostumbra a pensar antes de actuar y no dejarse llevar por las emociones ante situaciones difíciles.

El judo es uno de los deportes que benefician a sus practicantes de forma integral.  Salvo raras excepciones, es adecuado para cualquier tipo de persona, sin distinción de edad o sexo.

Este arte marcial puede ser practicado con una orientación competitiva, aunque la mayoría de las veces los estudiantes prefieren aprender las técnicas que exigen menos esfuerzo a modo recreativo.

Aun así, los beneficios para la salud son indiscutibles y ampliamente recomendados por especialistas. La práctica del judo enriquece la capacidad de cada individuo de desarrollarse de forma armoniosa tanto física como emocionalmente.

Este arte marcial japonés es mucho más que un ejercicio físico. Ofrece las herramientas necesarias para entrenar el cuerpo a la vez que genera cualidades útiles, forma el carácter y ayuda a estar en equilibrio con uno mismo y con los demás.