¿Cómo quemar más calorías en la cinta de correr?

Oscar Dorado · 25 agosto, 2018
Si deseas quemar más calorías en la cinta de correr, puedes hacerlo con la implantación de algunos consejos. Te contamos todo lo que debes saber en el siguiente artículo.

La cinta de correr es, sin ninguna duda, una de las mejores maneras de perder peso. Aunque debes saber que existen algunos consejos que pueden ayudarte a quemar más calorías. Por ello, hemos preparado una lista de consejos que te ofrece las pautas para modificar tus rutinas de entreno con el objetivo de quemar más calorías en la cinta de correr.

En esta línea, hay investigaciones que sugieren que la mejor manera de perder peso en tus entrenamientos no es hacer la misma rutina una y otra vez. De hecho, consideran que la clave es encontrar la mezcla perfecta de entrenamiento de resistencia e intervalos que te ayudará a alcanzar el objetivo más rápido. Te contamos algunos trucos más, a continuación.

Tips para quemar más calorías en la cinta de correr

Estos son algunos tips que debes tener en cuenta para quemar más calorías en la cinta de correr. ¡Toma nota y escoge tu favorito!

1.-Aumenta la velocidad

El primero de nuestros consejos para quemar más calorías en la cinta de correr es que aumentes la velocidad de manera progresiva. Esto significa que debes empezar con un trote ligero pero incrementar la intensidad gradualmente para fomentar la pérdida de grasaNo olvides que si comienzas a toda velocidad, te cansarás demasiado rápido.

Ciertamente, la velocidad y la intensidad son las formas más eficientes de quemar calorías. Por ello, debes conocer tu cuerpo y saber cual es la velocidad más alta y la intensidad que puedes soportar de vez en cuando. Lo ideal es que en cada sesión trates de correr a una mayor intensidad y velocidad que la anterior. De esta manera, ¡trabajarás para exceder tus límites y asegurar los resultados!

2.-Añade pesas de mano o tobillo

En segundo lugar, te recomendamos añadir pesas de mano o tobillo cuando estés corriendo en la cinta. Eso sí, necesitarás mantener una velocidad más lenta, pero estarás desarrollando músculo y aumentando la intensidad de tu entrenamiento. Solamente debes recordar unir la parada de emergencia para mayor seguridad.

En este sentido, puedes disminuir la velocidad de la cinta de correr para poder soportar la carga extra de peso. Este entrenamiento de fuerza te permitirá construir músculo al mismo tiempo que mejoras la salud de los pulmones y el corazón. Esto aumentará la cantidad de calorías quemadas durante el entrenamiento. Evidentemente se trata de un nivel superior que no se recomienda para aquellos que estén comenzando a correr en la cinta.

“Establece tu metas altas, y no pares hasta que no llegues allí”

–Bo Jackson–

3.-Intervalos

Seguidamente, te recomendamos los intervalos como una de las maneras más fáciles de reducir el tiempo de tu entrenamiento y la grasa de cintura.

Es necesario hacer cardio en nuestra rutina de ejercicio físico.

Ten en cuenta que correr a un ritmo constante es ideal para carreras de entrenamiento largas, pero durante entrenamientos cortos, lo ideal es aumentar la intensidad incluyendo intervalos de velocidad. De hecho, un estudio ha confirmado que las mujeres que corren con intensidad durante 2 minutos queman más calorías que las que corren a un ritmo lento y constante.

Asimismo, puedes comenzar con intervalos de forma moderada. Esto significa que puedes aumentar tu velocidad de 30 a 60 segundos, para luego volver a la velocidad inicial o incluso incrementarla. Por ello, debes escoger velocidades que puedas soportar durante los intervalos. Así que primero comprueba cual es tu ritmo y sube la intensidad paulatinamente.

4.-Varía la inclinación

En cuarto lugar, te recomendamos variar la inclinación cuando estés en la máquina de correr. Sin ninguna duda, aumentar la inclinación es una forma excelente y sencilla de ayudar a quemar calorías en la cinta de correr, aunque no debes excederte. Es posible que cuando subas la inclinación, debas bajar un poco la velocidad. No te preocupes, tu cuerpo poco a poco se adaptará a este nuevo impacto.

Ciertamente, caminar o correr cuesta arriba y cuesta abajo crea desafíos únicos e importantes para los músculos y el sistema cardiovascular. Por ello, te recomendamos correr en una cinta y cambiar la inclinación cada 5 minutos para interactuar con varios grupos musculares. Así que sube la inclinación periódicamente para simular una colina. Al abordar la colina, trata de mantener la velocidad máxima. El cuerpo responde bombeando más energía, lo que significa que se pierden más calorías.

Finalmente, recuerda seguir nuestros consejos anteriores si quieres conseguir quemar más calorías en la cinta de correr. Cuando la fatiga se active, debes tomar un descanso y permitir que los músculos restablezcan la energía. ¡No olvides que siempre debes escuchar a tu cuerpo en todos los entrenamientos!