Consecuencias de la alineación indebida en el fútbol

Francisco María García · 9 noviembre, 2019
En el fútbol profesional existen determinados aspectos normativos de obligado cumplimiento. Uno de ellos es el referido al número de jugadores y a su identidad. De otra forma, se puede incurrir en lo que se denomina como alineación indebida.

Es evidente que cualquier deportista no puede participar de un partido de fútbol profesional. Existen cuestiones reglamentarias que van más allá de las capacidades y del talento de las personas para practicar este deporte para evitar un caso de alineación indebida.

Para formar parte de una competición oficial, los integrantes de los equipos en disputa deben cumplir con una serie de requisitos mínimos. En caso de que uno de los equipos incluya a algún jugador que no cumpla con la normativa en vigor, incurre en alineación indebida.

Cada competición maneja su propio reglamento para evaluar y juzgar estos supuestos. En España, es la Real Federación Española de Fútbol la encargada de regular y administrar las competiciones internas; esto incluye La Liga y la Copa del Rey.

Las decisiones de esta entidad pueden apelarse a nivel interno o externo. Esto puede darse a a través de los comités disciplinarios, tribunales deportivos o a nivel de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA). Incluso en algunos casos se puede recurrir a la justicia ordinaria.

Caso Cheryshev

Esto ocurrió el miércoles 2 de diciembre de 2015, en el partido de ida de los dieciséis octavos de final de la Copa del Rey. El sorteo dispuso que en esta instancia uno de los emparejamientos fuese entre el Real Madrid CF y el Cádiz CF.

Por historia y tradición, pero sobre todo por músculo financiero, el Real Madrid partía como favorito incuestionable. Sin embargo, un nombre cambiaría radicalmente la historia: Denis Cheryshev.

El extremo ruso no solo participó de aquel encuentro, sino que también se hizo presente en el marcador al anotar al minuto tres uno de los goles con los que el equipo blanco terminó imponiéndose 1-3 en su visita al estadio Ramón de Carranza de la ciudad andaluza.

Cheryshev protagonizó uno de los casos de alineación indebida más famosos.
Cheryshev enfrentando al Real Madrid con la camiseta del Villarreal.

Hasta aquí todo bien. El único problema es que el jugador no cumplía con ‘los requisitos reglamentarios para poder participar de un partido’. El caso se hizo realmente famoso y trascendió a toda la afición.

Los antecedentes

La temporada previa, específicamente el 4 de marzo de 2015, Cheryshev recibió una tarjeta amarilla durante el choque que su equipo para ese momento, el Villarreal CF, perdió frente al Barcelona FC 1-3. Eran las semifinales de la Copa y, con ese resultado, el equipo amarillo terminaría apeado de la competición.

Dos días después del choque referido, el 6 de marzo de 2015, un juez único de competición determinó que el jugador debía cumplir un partido de sanción por acumulación de tarjetas. La recibida en aquella ocasión era la tercera. Sería este un castigo que se haría efectivo en un futuro indeterminado, ya que la escuadra en la que militaba había sido eliminada.

El momento de hacer efectiva la sanción llegaría en la campaña siguiente. Sin importar que el atacante ahora jugaba en un nuevo equipo, Cheryshev no estaba facultado para pisar el césped aquel 2 de diciembre. Por lo tanto, su club incurrió en alineación indebida.

Crónica de una muerte anunciada

El impacto mediático del caso fue mundial. La opinión pública esperaba que las instancias correspondientes hicieran cumplir el reglamento. Esto implicaba una sola cosa: el Real Madrid quedaría eliminado de la competición sin necesidad de disputar el partido de vuelta en el Santiago Bernabéu.

Pese a las suspicacias que crecieron alrededor, un juez único de competición hizo bueno el texto reglamentario y determinó la descalificación del equipo de la capital.

Los directivos del Madrid continuaron apelando esta decisión incluso años después según la normativa federativa. En todas las oportunidades, quienes llevaron la causa determinaron que efectivamente habían incurrido en alineación indebida y que el castigo recibido era el correspondiente.

El Bernabeu es uno de los estadios más grandes del mundo.

Alineación indebida: una falta grave

No solo en España y no solo en el fútbol, los equipos que incurren en alineación indebida de uno o más jugadores cometen una de las faltas más graves a nivel de competiciones deportivas. En casi todos los casos, el castigo por este error se paga caro.

En el fútbol, cuando se trata de competiciones ligueras, los infractores pierden automáticamente con marcador de 0-3. Si se trata de eliminaciones directas, se aplica el mismo principio del que fue víctima el Real Madrid en 2015: descalificación automática.

Como ocurre dentro de la justicia ordinaria, alegar desconocimiento no es un argumento que se considere válido. De hecho, en el tristemente célebre caso Cheryshev, tanto el jugador como el equipo señalaron que no estaban al tanto de la sanción.

  • Federación Española de Fútbol. Código disciplinario. Extraído de: https://www.rfef.es/sites/default/files/pdf/CODIGO-DISCIPLINARIO-TEMPORADA-2015-2016.pdf
  • Comité de Apelación Federación Española de Fútbol. Caso Cheryshev. Extraído de: https://cdn1.sefutbol.com/sites/default/files/sanciones/apelacion_1-16_ida_copa_sm_rey.pdf