¿Qué ocurre si no se presenta al partido uno de los equipos?

Francisco María García · 14 noviembre, 2019
Las normativas sobre el fútbol nacional e internacional son claras respecto a la incomparecencia de uno de los equipos a un partido. ¿Cuáles son las sanciones aplicables en estos supuestos?

Esta es una situación que puede ocurrir no solo a nivel aficionado, en competiciones oficiales o profesionales se han dado algunos casos. La Real Federación Española de Fútbol contempla los procedimientos y las sanciones que tienen lugar cuando no se presenta uno de los equipos.

El reglamento también establece pautas claras sobre el tiempo previo en el que los equipos deben presentarse en el estadio donde se desarrollará el compromiso. Del mismo modo, se especifica con cuánta antelación deben viajar cuando les toca disputar partidos fuera de su ciudad.

Incomparecencia: un equipo no quiere o no puede jugar

El caso más sencillo de explicar de incomparecencia es el que literalmente se refiere a este concepto. Esto es: no se presenta uno de los equipos al estadio a la hora y el día convenido. Sin embargo, este no es el único de los supuestos en el que se aplica el reglamento.

La puntualidad es un aspecto que también tiene un peso específico. En competiciones no profesionales, los equipos deben llegar al campo al menos una hora antes del pitazo inicial. En tanto, a nivel profesional el plazo es de 30 minutos.

Se entiende que los equipos deben tener el mínimo de jugadores para poder disputar un encuentro. Todos los futbolistas deben estar debidamente inscritos ante el ente encargado de regular la competición.

No podrá completarse el quórum reglamentario con futbolistas que estén suspendidos por alguna sanción disciplinaria. Si un equipo incluye en su plantilla a deportistas sancionados, incurriría en alineación indebida.

Si un equipo no se presenta a jugar, puede ser sancionado.

El tiempo de espera

Antes de declarar la no comparecencia de un equipo, el árbitro principal del partido debe abrir un plazo de espera de 30 minutos, siempre y cuando obedezca a problemas en el traslado y que se haya notificado oportunamente.

Si se sospecha que se trata de una ausencia deliberada o negligente, el juez puede cancelar el cotejo sin necesidad de dar un tiempo de protección.

¿Qué ocurre si no se presenta uno de los equipos?

El reglamento establece de manera general y para cualquier competición que el equipo ausente pierde el partido en disputa. Si se trata de un campeonato con puntos, el marcador final será 3-0. Estos tantos se suman al diferencial de goles a favor y en contra, tanto del equipo vencedor como de los inasistentes.

Asimismo, al equipo que no compareció se le restan tres puntos de los que traía acumulados. En caso de que en su historial presenten dos o menos puntos, pasarán a mostrar un acumulado negativo.

Cuando se trata de eliminatorias directas, los inasistentes no solo perderán el partido no llevado a cabo: serán eliminados de la competición en marcha sin necesidad de disputar el partido de vuelta, en caso de que no se trate de emparejamientos con muerte súbita.

Penalidades para el equipo que no se presenta

De acuerdo a los estamentos de cada competición, el equipo que faltó a su compromiso de acudir a un partido también es objeto de sanciones económicas. Estas cantidades varían de acuerdo al tipo de competición.

En campeonatos no profesionales, los totales a pagar por parte de los infractores varían entre los 30 y 150 euros. Cuando se trata de competiciones de máximo nivel, las penas varían entre los 3.006 y los 12.021 euros.

Además, cuando el equipo que no acude a la llamada es el que hace las veces de local, también tiene que cancelar los gastos de traslados, alojamiento y comidas que haya sufragado la escuadra visitante.

Partido de fútbol disputado en terreno municipal.

Los reincidentes

Esta es una situación que también está especificada en el reglamento macro del fútbol español dictado por la RFEF. Además, muchos campeonatos regionales y locales incluyen consideraciones adicionales, sin contrariar el espíritu de lo estipulado en los estamentos del ente rector del fútbol nacional.

En línea generales, un equipo que no acude a la llamada para disputar un partido en más de una ocasión durante el mismo campeonato no solo se expone a la pérdida de puntos y a multas. También corre el riesgo de ser suspendido de la competición en curso y de otras en el futuro inmediato.

Cuando la reincidencia es elevada —de tres veces en una misma competición— esto puede dar lugar a que los infractores sean expulsados de por vida. Se trata de una situación que, sin dudas, puede evitarse fácilmente.

  • FIFA. Reglas del juego. 2016. Extraído de: https://img.fifa.com/image/upload/fzqgbeaxkffqqfgo83k3.pdf
  • Federación Española de Fútbol. 2016. Código disciplinario. Extraído de: https://www.rfef.es/sites/default/files/pdf/CODIGO-DISCIPLINARIO-TEMPORADA-2015-2016.pdf