Squash: aprende todo sobre este deporte

14 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la periodista deportiva Yamila Papa Pintor
El squash es un deporte de interiores que se practica uno contra uno y cuyo objetivo es golpear una pelota con una raqueta para que impacte en una pared frontal. ¡Es realmente divertido!

Aunque su nombre se asemeje más al de un deporte acuático, el squash una especie de ‘tenis’ o ‘pelota vasca’ que se juega frente a una pared. En el siguiente artículo te contaremos las principales características y reglas de esta disciplina.

Qué saber sobre el squash

Según la definición, el squash es un deporte de raqueta que se practica en ambientes indoor —es decir, en interiores. Participan dos jugadores, quienes golpean una pelota de goma de diferentes grados de velocidad y rebote con una raqueta. El objetivo es que el balón golpee en la pared frontal —frontis— al menos una vez antes de tocar el suelo.

El sistema de puntuación del squash es el siguiente: un jugador suma un punto cuando gana una jugada; el primero que llega a los 11 puntos se lleva el game. En el caso de que se empate en 10 puntos, el game lo ganará aquel que logre dos puntos consecutivos (12-10). En total, el partido puede tener tres o cinco games.

La finalidad del deporte es que ambos jugadores devuelvan la pelota a la pared del fondo; se permiten dos botes sobre el piso antes de golpearla. La última persona en golpear la pared con la bola exitosamente durante un punto es quien lo gana. Ten en cuenta que la pared del fondo tiene dos líneas, y es entre ellas donde la pelota debe impactar.

La cancha de squash tiene una longitud de 9,75 metros y un ancho de 6,40 metros. La pared frontal tiene una altura de 4,57 metros.

En cuanto a la pelota, mide unos 40 milímetros de diámetro y pesa alrededor de 25 gramos. Es de goma y puede tener diferentes grados de rebote —nivel dinámico—. Para diferenciarlas se usan colores:

Doble punto amarillo, la pelota profesional del squash

Es para jugadores expertos, con rebote muy bajo y velocidad extra lenta. Se usa para competiciones profesionales.

Punto simple amarillo

Para jugadores avanzados, con rebote bajo y velocidad lenta.

Punto simple rojo

Pensado para jugadores intermedios, con rebote alto y velocidad media.

El squash es un deporte dinámico y muy demandante físicamente.

Punto simple azul

Es para los que recién comienzan a practicar squash o para niños. El rebote es muy alto y la velocidad es rápida.

Existen cinco competencias internacionales de squash: el World Open, el British Open, el World Series, el World International y el World Challenger. Las nacionalidades de los mayores jugadores y ganadores de este deporte son Pakistán, Egipto, Australia, Francia e Inglaterra. En estos países, la presencia del squash es superior con relación a otros.

Cómo jugar squash

No hace falta convertirse en profesional y competir a nivel internacional; también se puede elegir el squash como deporte de cardio, para divertirse entre amigos o para bajar de peso… Algunas nociones básicas del deporte que pueden servir:

1. Calentamiento previo

Cuando comienza el partido de squash, los jugadores ingresan juntos a la cancha y realizan durante 5 minutos un calentamiento. Este se basa en arrojar la pelota a la pared y que el otro reciba, sin puntos. Así, además, ambos se adecuan a las condiciones del lugar.

2. Servicios

El que comienza a servir —saque— elige el cajón de servicio que desea. Luego se va cambiando de lado. Un buen servicio permite continuar el partido; por eso es tan importante sacar correctamente.

3. Intervalos

Después del calentamiento, los jugadores tienen 90 segundos para comenzar el juego. Este intervalo también está permitido para cambiar indumentaria dañada o hacer cambios de lado.

4. Raqueta de squash

La raqueta de squash es diferente a la que se usa para jugar al tenis. En el caso de que aún no tengas una, en el mismo club o gimnasio donde hay un frontón se la puede alquilar.

Para sostenerla, coloca la mano de forma tal que los dedos pulgar e índice formen una ‘V’. No la sujetes con mucha fuerza, ya que esto te haría más propenso a lesiones de muñeca.

El squash es un deporte que genera muchas lesiones.

5. Pista

Las pistas pueden encontrarse en clubes dedicados únicamente al squash, en centros deportivos o gimnasios. Una de las reglas para ingresar es contar con calzado de deportes que no tengan suelas oscuras, ya que dejan marcas en el suelo.

La práctica es muy importante para jugar squash; lo primero que debes aprender es a golpear bien la pelota. Al principio puede ser algo difícil, e incluso frustrante. Puedes entrenar solo hasta dominar las técnicas y luego jugar con otra persona.

  • Breslar, M. L. R. (1910, February 26). “Squash.” Notes and Queries. https://doi.org/10.1093/nq/s11-I.9.169-i
  • Squash: un deporte de dinámica, reflejos e inteligencia. Conade. Gobierno Federal de México. http://conadeb.conade.gob.mx/Documentos/Publicaciones/Squash.pdf