6 beneficios de jugar al tenis

Óscar Dorado · 5 mayo, 2019
El tenis es uno de los deportes de raqueta más practicados en todo el mundo. En este artículo vamos a conocer cuáles son sus beneficios para el cuerpo y la mente. ¡No te los pierdas!

El tenis es uno de los deportes de raqueta que goza de mayor popularidad entre los deportistas. Se puede jugar competitivamente o como una actividad recreativa con amigos y familiares. Es bueno para la mente y el cuerpo, por lo que en este artículo vamos a conocer cuáles son los beneficios de jugar al tenis.

Como sabrás, este deporte consiste en usar una raqueta para golpear una pelota sobre una red hacia el otro lado de la cancha. Es una actividad física desafiante y táctica, que se juega de manera individual o por parejas en varios tipos de terreno. Se trata de un deporte físico, con picos de velocidad y trabajo muscular de todo el cuerpo, aunque también demanda resistencia.

Ocasionalmente, pueden ocurrir en esta disciplina lesiones causadas por la repetición de golpes. Es por eso que emplear la técnica correcta y jugar de acuerdo a la condición física de cada persona es relevante para prevenir lesiones.

Más allá de esto, jugar al tenis es una opción esencial para mantener tu salud, estado físico, fuerza y ​​agilidad en las mejores condiciones. ¡Estos son sus beneficios!

¿Cuáles son los beneficios de jugar al tenis?

En cuanto a sus puntos fuertes, el tenis es bien conocido por las ventajas que conlleva. ¡Las descubrimos a continuación!

1. Construcción muscular

A diferencia de algunos deportes, jugar al tenis constituye un ejercicio brillante para todo el cuerpo. Este juego mantiene el sistema cardiovascular y muscular en plena forma.

Además, desarrolla la masa muscular de diversos grupos musculares como los muslos, las piernas, la espalda, los hombros, los brazos y los abdominales. Principalmente, es una disciplina que también combina un entrenamiento riguroso de las piernas, los brazos y la parte superior del cuerpo.

Mejorar nuestro rendimiento de forma natural es posible con apenas seguir unos simples consejos.

2. Trabaja la mente

El tenis, como los demás deportes de confrontación directa, tiene la virtud de fortalecer la mentalidad de quienes lo practican. El enfrentamiento con los rivales requiere un control de las emociones ante situaciones de dificultad, por lo que aspectos como la confianza en uno mismo y el control de los estados de ánimo ayudan a conseguir buenos rendimientos y resultados.

Asimismo, el tenis te convierte en una persona más disciplinada, ya que son habilidades necesarias para dominar el juego la paciencia, el tiempo y la dedicación.

3. Pérdida de peso, entre los grandes beneficios de jugar al tenis

Como es un deporte para todo el cuerpo, puedes quemar muchas calorías jugando al tenis, ya que estás en constante movimiento. Durante los partidos, la pelota solo puede rebotar en el suelo una vez. Eso provoca que el jugador deba correr rápidamente para no perder el punto; entonces, la pérdida de peso está asegurada.

Su intensidad provoca también que el corazón a veces se ponga a prueba y que los deportistas mejoren la resistencia y la salud cardiovascular.

4. Mejora la concentración

Moverse por toda la cancha, golpear la pelota y luego volverse a posicionar para recibir los lanzamientos del rival implica una gran concentración. Precisamente, es uno de los aspectos claves que diferencia a los grandes jugadores de tenis del resto.

5. Trabaja la resistencia

El tenis aumenta la ingesta de oxígeno, estimula el ritmo cardíaco y contribuye a que la sangre suministre oxígeno y nutrientes a todos los músculos. Los movimientos rápidos que exige este deporte aumentan la frecuencia cardíaca y promueven niveles de energía más altos.

El tenis es uno de los deportes individuales en los que los resultados dependen exclusivamente del protagonista.

6. Potenciar la coordinación, otro de los beneficios de jugar al tenis

El tenis es uno de los mejores deportes para trabajar la coordinación. Y es que el cerebro está atento a cada uno de los movimientos y debe analizar constantemente nuevas situaciones y trayectorias.

No tengas dudas de que, cuanto más juegues al tenis, más desarrollarás las habilidades motoras finas necesarias para golpear la pelota, medir la distancia y la coordinación de tus movimientos.

En definitiva, los beneficios de jugar al tenis son muchos. De hecho, se lo puede practicar a cualquier edad, aunque siempre con algunas precauciones, ya que esta disciplina puede provocar lesiones más o menos graves.

Por lo tanto, no olvides realizar un buen calentamiento antes de su práctica, además de beber agua regularmente durante la actividad. ¡No esperes más para jugar al tenis y sacar rédito de sus increíbles ventajas!

  • Elliott, B. (2006, May). Biomechanics and tennis. British Journal of Sports Medicine. https://doi.org/10.1136/bjsm.2005.023150
  • Kovacs, M. S. (2006, May). Applied physiology of tennis performance. British Journal of Sports Medicine. https://doi.org/10.1136/bjsm.2005.023309
  • Pluim, B. M., & Staal, J. B. (2009). Tennis. In The Encyclopaedia of Sports Medicine: An IOC Medical Commission Publication, Epidemiology of Injury in Olympic Sports (pp. 277–293). Wiley Blackwell. https://doi.org/10.1002/9781444316872.ch21
  • Fernandez, J., Mendez-Villanueva, A., & Pluim, B. M. (2006, May). Intensity of tennis match play. British Journal of Sports Medicine. https://doi.org/10.1136/bjsm.2005.023168