Diferencia entre zumos, refrescos y batidos

Pilar Gimeno Landa · 19 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en Educación Física Elisa Morales el 19 marzo, 2019
Te explicamos todo sobre zumos, refrescos y batidos y además te damos varias recetas para que puedas elaborarlos tú mismo; eso sí, siempre de forma saludable para que cuides tu cuerpo al mismo tiempo que te te refrescas e hidratas tu cuerpo

Es habitual utilizar las palabras zumos, refrescos y batidos de forma indistinta. Esto es un error, ya que se trata de tres bebidas con propiedades muy diferentes entre sí. Si quieres conocer las diferencias entre cada una de ellas y cual de todas es la más saludable, sigue leyendo.

Zumos

Los zumos son básicamente fruta exprimida. Un zumo natural no tiene que llevar ningún ingrediente además de la fruta, ya que si fuese así ya no sería una opción tan saludable. Para elaborar un zumo basta con escoger uno o varios tipos de fruta y extraer su jugo en un exprimidor manual o eléctrico.

Beneficios de beber zumo.

Al utilizar solo el jugo, hace falta una gran cantidad de piezas de fruta para elaborar un vaso. Otro de los inconvenientes de los zumos es que se pierde prácticamente toda la fibra de la fruta. Esto es debido a que la fibra se encuentra en la piel y se deshecha para realizar el zumo.

Si tomas zumo de manera habitual debes saber que el único saludable es el que se hace en casa. Los zumos elaborados contienen desorbitadas cantidades de azúcares añadidos que los convierten en una opción poco saludable. Además, al haber sido exprimidos con bastante tiempo de antelación han perdido parte de sus propiedades.

Refrescos

Es habitual asociar los zumos y los batidos a una alimentación saludable y los refrescos a todo lo contrario. Esto no siempre es cierto porque la realidad es que un zumo elaborado es tan perjudicial como un refresco sin azúcar. 

Los refrescos son bebidas carbonatadas, es decir, bebidas con una base eferverscente y sin alcohol. Estas bebidas tienen fama de no ser saludables y de aumentar el riesgo de padecer obesidad, sobrepeso y enfermedades cardiovasculares. ¿Es esto cierto?

Consumir refrescos.

La realidad es que los refrescos, a diferencia de los zumos naturales o de los batidos, no aportan nada positivo al organismo. No contienen vitaminas, minerales ni fibra. En cambio, lo que sí que contienen -y en una cantidad muy elevada- es azúcar.

Si te vas a decantar por esta opción debes saber dos cosas. No consumas más de dos o tres refrescos a la semana y nunca lo conviertas en un hábito. Además también es importante que elijas siempre las versiones sin azúcar. En la actualidad prácticamente todas las marcas cuentan con una versión sin azúcar, por lo que es muy fácil consumirla de una forma no tan perjudicial.

Batidos

Por último, tan solo nos queda por hablar de los batidos. Un batido está compuesto por frutas y/o verduras triturados incluida su piel. Como al incluir todo el alimento la mezcla resultante es mucho más espesa para poderlo triturar se añade agua, leche o algún tipo de bebida vegetal.

Cómo sacar el máximo rendimiento a tus batidos.
xx

Los batidos son mucho más saciantes que los zumos y contienen un mayor número de propiedades. Al utilizar el alimento completo se conserva toda la fibra, no como ocurre en los zumos. Al contrario que estos, los batidos si que pueden tomarse como sustitutivo de una comida.

Además, la gran ventaja de los batidos es que hay tantas recetas como imaginación tengas. Te recomendamos que experimentes en la cocina combinando diferentes frutas, verduras y bebidas. Aquí te dejamos varias recetas de batidos verdes para que pruebes a hacerlos en casa.

Conclusión

Después de analizar las diferencias entre zumos, refrescos y batidos las conclusiones son las siguientes:

  • Los batidos son la opción más saludable porque conservan todos los nutrientes de los alimentos que lo forman.
  • Si consumes zumos, debes elaborarlos tú mismo para que sean lo más saludables posible.
  • Los zumos elaborados son tan perjudiciales como los refrescos sin azúcar.
  • Los refrescos no aportan nada al organismo por lo que no son una opción interesante desde el punto de vista nutritivo. De todos modos, si los consumes, elige siempre las opciones sin azúcar.