Alcachofa: indicada para las personas que quieren bajar de peso

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en Educación Física Elisa Morales el 17 enero, 2019
Pilar Gimeno Landa · 21 enero, 2019
¿Sabías que la alcachofa puede convertirse en un alimento ideal para tu objetivo de perder peso? Detallamos las propiedades que le otorgan este poder para contribuir a tu causa.

Si pensamos en alimentos relacionados con la pérdida de peso, seguramente uno de los primeros que nos venga a la cabeza sea la alcachofa. Esta hortaliza es la protagonista de muchas dietas, debido a todas las propiedades que contiene. En este artículo, te contamos todos los secretos de este alimento. Además, proponemos tres recetas fáciles y rápidas que podrás elaborar para perder peso.

¿Por qué es tan beneficiosa para perder peso?

Que la alcachofa sea uno de los alimentos más consumidos en cualquier tipo de dieta no es casualidad. Esto es debido a que se trata de un alimento con varias propiedades y, al mismo tiempo, con un bajo contenido calórico.

Al contener pocas calorías, puede tomarse en cantidades abundantes; de este modo, es capaz de saciar el apetito de forma saludable. Además, la alcachofa es rica en fibra, por lo que facilita el movimiento intestinal y evita las digestiones pesadas.

Una de las características más desconocidas de la alcachofa es que contiene cinarina. Es por ello que favorece la pérdida de grasa y evita la retención de líquidosSin duda alguna, dos propiedades muy interesantes desde el punto de vista de la pérdida de peso.

También hay que tener en cuenta que la alcachofa es muy baja en grasas, por lo que es adecuada para cualquier tipo de dieta.

Por todo ello, esta hortaliza es, desde hace décadas, la protagonista de muchas dietas. Es cierto que por si sola no va a lograr ningún milagro, pero es una gran ayuda. De todos modos, recuerda que el ejercicio debe ser siempre un pilar fundamental en todos los planes de pérdida de peso.

La alcachofa es uno de los alimentos de invierno ideales.

Diferentes formas de adelgazar con la alcachofa

La alcachofa se puede ingerir de diferentes formas. De hecho, lo mejor es ir variando las recetas y cocinarla en sus diferentes versiones para no aburrirnos de ella y, al mismo tiempo, no tirar la toalla con la dieta. A continuación, te proponemos tres formas de perder peso con este alimento de una forma sencilla y rápida.

Té de alcachofa

El té de alcachofa es perfecto para tomar a media mañana o media tarde. Es entonces cuando suele aparecer la sensación de hambre; acompañando este té con un par de galletas, lograremos calmar el apetito.

Para elaborarlo, tan solo necesitas dos alcachofas, el zumo de medio limón y medio litro de agua. El procedimiento consiste en cocinar las alcachofas hasta que estén blandas y después agregar el zumo de medio limón. Una vez listo, tómalo caliente antes de cada comida o cuando aparezca la sensación de apetito.

El té de alcachofa es perfecto para tomar a media mañana o media tarde.
Imagen: dietadelaalcachofa.org

Puré de alcachofa

Esta receta es perfecta para cenar, ya que es una forma ligera y saciante de consumir la alcachofa. Para elaborar el puré, hay que comenzar por hervir una alcachofa; es importante utilizar solo el agua necesaria, para que el resultado sea más concentrado.

Una vez que esté cocida, debes llevar a ebullición medio vaso de agua de hervir con un poco de cayena y jengibre. Cuando alcance la ebullición, agregas la alcachofa cocida y troceada y el resto de agua que quedó luego de hervirla. Como último paso, licuas toda la mezcla hasta que el resultado sea un puré homogéneo.

La receta del puré es perfecta para cenar, ya que es una forma ligera y saciante de consumir la alcachofa
Imagen: demoslavueltaaldia.com

Batido de alcachofa

El batido que te proponemos a continuación es perfecto para empezar el día con energía y acelerar el metabolismo. Quizá al principio te cueste acostumbrarte a su sabor, pero con el paso de los días lo tomarás como una rutina.

Para prepararlo, tienes que cocer una alcachofa. Al tenerla lista, hay que mezclarla con una rodaja de piña y media docena de almendras. Para licuarlo de forma adecuada, añade el zumo de medio limón y el agua de hervir de la alcachofa que sea necesario.

El batido de alcachofa es otra de las formas de aprovechar esta hortaliza.
Imagen: dietadelaalcachofa.org

Ahora ya sabes que esta hortaliza puede ser tu gran aliada en la lucha contra esos molestos kilos de más. Recuerda que ofrece muchas propiedades muy interesantes desde el punto de vista nutricional para la pérdida de peso: el bajo contenido calórico, la fibra y la cinarina son solamente algunas de ellas.

Además, gracias a las recetas que te hemos propuesto, podrás tomarla en sus diferentes versiones y no aburrirte de comer siempre lo mismo. ¡No esperes más y ve al supermercado a por unas cuantas alcachofas para empezar la dieta!