Los 3 mejores platos estofados llenos de proteínas

Pilar Gimeno Landa·
16 Febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en Educación Física Elisa Morales al
14 Febrero, 2019
Solo con probar una cucharada, los estofados nos retrotraen a los guisos de nuestras abuelas. Qué bonito recordar esta sensación al mismo tiempo que ingerimos una gran cantidad de proteínas y nos saciamos de forma saludable.
 

Parece que cada vez se consumen menos platos de cuchara. Es una lástima, porque poseen un gran número de propiedades, son saciantes y sientan muy bien durante los meses más fríos del año. Por todo eso, merece la pena pasar un ratito en la cocina para elaborar estos platos estofados llenos de proteínas.

Otro punto a favor de los estofados es que se conservan perfectamente durante días. Al ser jugosos y tener caldo, vuelven a estar como en el momento posterior a haberlos cocinado cuando los calentamos.

Es por ello que son una opción a tener en cuenta si tienes que preparar tuppers o congelar comida para días en los que no tienes tiempo de cocinar.

Recetas de estofados llenos de proteínas

En este artículo, te proponemos tres recetas diferentes que te van a encantar. Todas ellas contienen una cantidad considerable de proteínas, son muy saludables y, además, se cocinan en menos de una hora. Toma nota de estas preparaciones e incluye los estofados en tu alimentación habitual.

Estofado de pechuga de pollo con patatas y pimiento

La pechuga de pollo es una de las carnes favoritas de los deportistas. Esto se debe a que cuenta con 31 gramos de proteína por cada 100 gramos de producto; al mismo tiempo, casi no contiene grasas. No es habitual realizar estofados con pechuga de pollo, aunque se trata de una opción nutritiva y muy saludable.

No es habitual realizar estofados con pechuga de pollo, aunque se trata de una opción nutritiva y muy saludable.
 

En este caso, hemos optado por un estofado de pechuga de pollo con patatas y pimiento verde. Para elaborarlo, comenzaremos por pochar la cebolla y los ajos. Después, sofreímos el pimiento.

Una vez que esté cocinado, añade la pechuga de pollo cortada en tacos y con una pizca de sal. Deja cocinar a fuego lento varios minutos, hasta que veas que la carne está prácticamente cocinada.

Añade abundante caldo de carne y las patatas troceadas en pequeños dados. Finalmente, cocina 15 minutos a fuego lento hasta que el caldo esté concentrado y las patatas estén cocinadas.

Seitán estofado

¿Quién dijo que los estofados solo podían ser de carne? Nuestra segunda propuesta de estofados llenos de proteínas es una opción vegana y totalmente saludable. Esta receta es perfecta para que aquellas personas que prefieren no consumir carne puedan nutrirse de proteínas y disfrutar de este delicioso plato de cuchara.

En este caso, te proponemos un estofado de seitán combinado con setas y tomate. El resultado es un plato contundente, muy sabroso y perfecto para esos días de frío en los que apetece tomar algo caliente.

Seitan de setas y champiñones.
 

El seitán es un sustitutivo de la carne, ya que contiene un 24,5 % de proteínas. En esta oportunidad, vamos a trocearlo tal y como si se tratara de un trozo de carne. Córtalo en tacos gruesos, para que no se deshaga en la sartén.

Lo primero que tienes que hacer es pochar la cebolla y los ajos. Después, añade las setas para saltearlas y sal al gusto. Por último, añade los trozos de seitán y cocina alrededor de 5 minutos.

Una vez que todos los ingredientes estén prácticamente cocinados, debes verter el tomate y dejar cocinar 15 minutos a fuego lento. Utiliza abundante tomate, para que cubra todos los ingredientes.

Estofado de ternera con alcachofas

La ternera proviene de la vaca o del buey y contiene una gran proporción de proteínas. Concretamente, el 24 % de su composición lo forma este nutriente. Es por ello que hemos elegido este tipo de carne como alimento protagonista de esta tercera opción de nuestra lista de estofados llenos de proteínas.

Respecto a las alcachofas, es preferible que sean naturales, para que conserven todas sus propiedades. Hemos escogido esta hortaliza como acompañamiento a la ternera porque es rica en fibra, tiene poder diurético y, además, es baja en calorías.

El estofado de carne con alcachofas es una receta llena de proteínas.
 

Lo primero que tienes que hacer para elaborar este guiso es limpiar las alcachofas. Tienes que trabajar con rapidez para que no se oxiden. Déjalas a remojo unos minutos para que se limpien totalmente.

Después, tienes que sofreír la carne y añadir la cebolla troceada. A diferencia del seitán o del pollo, la ternera tarda más tiempo en cocinarse. Si los dados son gruesos, es recomendable que los cocines a fuego lento para que el interior no quede crudo.

Acto seguido, añade las alcachofas y cubre todos los alimentos. Puedes hacerlo con caldo de carne o utilizar agua y una pastilla de caldo de carne o verduras. Como paso final, deja reducir a fuego lento durante media hora y sirve cuando todavía esté caliente.

Todos estos platos de estofados llenos de proteínas ofrecen todos los beneficios que podemos obtener de estos nutrientes. Desde luego, ¡tampoco podemos obviar que son deliciosos!