Trucos y alternativas de recetas sin aceite

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en Educación Física Elisa Morales el 8 marzo, 2019
Dentro de una alimentación balanceada, es ideal realizar un consumo moderado de grasas. Hay muchos trucos y recetas sin aceite que podemos integrar en nuestro menú diario.

El consumo moderado de grasas es una alternativa sana para perder peso y para mantener una alimentación adecuada. Estos trucos y alternativas de recetas sin aceite nos ayudarán a preparar deliciosos platos sin perder el rico sabor de cada ingrediente.

Aunque hay aceites más saludables que otros, como el de oliva, el de coco o el de soja, tampoco es saludable el exceso. Del mismo modo, no es conveniente prescindir de su consumo, pues poseen ácidos grasos monoinsaturados y vitamina E, que es un antioxidante natural.

En cualquier caso, lo más conveniente es obtener esta carga de energía directamente de los alimentos. Las nueces, las semillas de lino o de sésamo, las avellanas, el aguacate o las aceitunas son alimentos ricos en grasas saludables. También lo son las pipas de calabaza, algunas legumbres y los vegetales de hoja verde.

Para alimentarnos mejor, otra recomendación es adquirir utensilios que faciliten la cocina sin aceite. Las sartenes de cerámica, acero inoxidable con fondo grueso, antiadherentes o de hierro fundido con cubierta de esmalte favorecerán la cocción.

Asimismo, los moldes de silicona evitan que la comida se pegue cuando se cocina al horno. Las vaporeras, el papel vegetal y los wok, las sartenes ligeras y muy hondas son también de gran utilidad.

Trucos y alternativas de recetas sin aceite

Son varios los trucos y las alternativas para cocinar sin aceite, de manera sencilla y garantizando una ingesta más saludable. Lo mejor es que el sabor de los alimentos se mantiene intacto para que podamos disfrutar de exquisitos y saludables platillos.

Pese a lo que muchos puedan pensar, es fácil acostumbrarse a las recetas sin aceite. Tras un tiempo, nos ocurrirá que, cuando consumamos platos con un exceso de este producto, lo notaremos grasoso y nos sentiremos pesados.

  • Para cocinar la carne, basta colocar una gota de aceite, preferiblemente de oliva o soja, en un sartén antiadherente. Esperamos a que esté muy caliente para colocar la pieza. Es un error agregar más aceite del necesario y colocar los alimentos cuando este no se ha calentado lo suficiente. A la carne también la podemos cocinar en la parrilla.
El exceso de proteínas nunca tendrá como resultado una condición física óptima.

  • Cuando de pescados se trata, el aceite se puede sustituir por un poco de zumo de limón. Lo importante es utilizar utensilios antiadherentes que impidan que se pegue. El sabor es delicioso y el resultado, un plato mucho más saludable.
  • Otra opción es cocinar el pescado sobre un lecho de verduras que impidan que se pegue. Con su propio jugo, las bañará y les dará un sabor delicioso; con esto, evitaremos utilizar aceite y mantendremos el sabor intacto.
  • Tanto la carne como el pescado pueden cocinarse en su jugo. Basta con cubrirlos con papel de aluminio y llevarlos al horno a fuego lento para que se cocinen por completo.

Tipos de preparación sin aceite

Aunque no parezca posible, es sencillo realizar todas estas recetas sin aceite, indistintamente de cuál sea el método de preparación. Si queremos saltear los vegetales, podemos hacerlo con agua o caldo; el líquido se agrega en pequeñas cantidades, con la frecuencia necesaria para que se doren. Es necesario revolver las verduras para evitar que se quemen.

  • Si queremos hornear galletas o tartas, podemos sustituir el aceite por plátanos triturados. El puré de manzana, dátil o calabaza y las compotas son también buenas opciones.
  • Para asar verduras, basta con cocinarlas a baja temperatura en el horno por un buen rato. Se deben humedecer con agua o caldo vegetal y espolvorearlas con hierbas o especias. Gratinarlas al final de la cocción las dejará más crujientes.
  • Aunque el aceite se utiliza como aderezo principal en muchos platos, hay algunas especias que pueden sustituirlo. El orégano, la salsa de soja, el curry o la pimienta molida garantizan un sabor exquisito para sus preparaciones. El vino o el brandy son también de gran utilidad. 
  • El huevo frito no tiene por qué desaparecer de la dieta. En este caso, sustituiremos el aceite por agua con sal y tendremos un buen resultado. El huevo estará listo para servir si lo colocamos cuando el agua esté hirviendo y lo tapamos unos minutos.
Diferentes formas de comer huevo.

Más trucos para una cocina saludable

Las verduras son más deliciosas y nutritivas cuando se espera a que el agua esté caliente para echarlas a hervir. De este modo, pierden menos nutrientes y vitaminas.

Por otro lado, si preparamos el caldo a fuego lento y con las verduras bien troceadas, se hace más sabroso y nutritivo. Para conseguir unas ricas verduras a la plancha, pero con menos grasas, es conveniente colocarlas antes en el microondas y luego en la plancha o sartén.

Estos trucos y alternativas de recetas sin aceite nos permitirán disfrutar de unos ricos y saludables platos. En simultáneo, podremos perder peso sin sacrificar el sabor de los alimentos. ¡No dudes en probarlos!