3 recetas de la dieta mediterránea

Pilar Gimeno Landa·
19 Marzo, 2019
Seguro que has oído hablar de los beneficios de la dieta mediterránea, en este artículo te presentamos unas cuantas recetas para mejorar tu salud con ingredientes que podemos encontrar fácilmente y baratos
 

La dieta mediterránea se caracteriza por ser una de las más saludables a nivel global. Sus principales características son el consumo abundante de frutas, verduras, la carne y el pescado frescos. Todo ello se cocina de forma saludable y con el aceite de oliva como principal fuente de grasas saludables.

1. Berenjenas a la siciliana

Tal y como hemos comentado, las verduras y las hortalizas son la base de la comida mediterránea. Así que como no podía ser de otra manera comenzamos con unas deliciosas berenjenas a la siciliana.

Como vas a comprobar, se trata de una preparación sencilla, rápida y con ingredientes muy fáciles de adquirir. Además, si estás a dieta y deseas perder peso, esta receta es muy saludable, saciante y contiene muy pocas calorías.

Berenjenas receta mediterránea.

Ingredientes para 2 personas:

  • 2 berenjenas
  • 2 tomates
  • 8 anchoas
  • Queso parmesano
  • Aceite de oliva

Elaboración:

  1. En primer lugar, pon a calentar el horno a una temperatura de 180 grados.
  2. Después, lava las berenjenas y pártelas por la mitad. Con ayuda de un cuchillo haz cortes en el interior de cada mitad para que se cocinen más rápidamente.
  3. Lava los dos tomates y córtalos en rodajas finas. Después colócalos encima de las medias berenjenas.
  4. Por último, abre una lata de anchoas en conserva y coloca dos encima de cada media berenjena.
  5. Una vez que ya esté montada cada ración añade un poco de aceite de oliva. Puedes utilizar el de la lata de las anchoas. Si utilizas este aceite debes saber que tiene un sabor muy fuerte y que con un poco será suficiente.
  6. Hornea durante 15 minutos.
  7. Saca las berenjenas del horno y añade un poco de queso parmesano rallado. Vuelve a introducir las berenjenas en el horno.
  8. Transcurridos 5 minutos ya están listas las berenjenas a la siciliana.
 

2. Ensalada de pescado

Las ensaladas son un básico de la gastronomía mediterránea. Las formas de elaborarlas son infinitas pero todas tienen algo en común. Son saludable, nutritivas y se preparan rápidamente. A continuación te proponemos una ensalada de pescado y lechuga perfecta para tomar proteínas de una forma refrescante.

Ensalada de pescado.

Ingredientes para dos personas:

  • 1 filete de merluza
  • 2 tomates
  • Medio pimiento verde
  • Media cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración:

  1. Comienza calentando la plancha con un poco de aceite de oliva. Si no tienes plancha puedes hacerlo de la misma forma en una sartén.
  2. Añade el filete de merluza y cocina vuelta y vuelta. Agrega un poco de sal y especias. Cuando esté cocinado trocéalo y déjalo enfriar.
  3. Pica la cebolla y ponla con un poco de sal en un plato. Déjala reposar unos minutos.
  4. Corta los tomates y el pimiento verde.
  5. Añade a la ensalada la cebolla que previamente habrás escurrido para quitar la sal.
  6. Por último, agrega el filete de merluza troceado.
  7. Para aliñarla basta con un poco de aceite de oliva.

3. Pasta con verduras

La gastronomía mediterránea no sería lo mismo sin la pasta. Este alimento se consume en todos los países mediterráneos pero donde goza de mayor fama es en Italia. Para que lleves un trocito de este país hasta tu mesa te enseñamos a realizar una deliciosa receta de pasta con verduras. Esta elaboración es perfecta como plato único y se conserva muy bien por lo que puedes llevarla en un tupper al trabajo.

 

Ingredientes para dos personas:

  • 200 gramos de pasta
  • Medio calabacín
  • Media cebolla
  • 1 tomate
  • Aceite de oliva
  • Orégano
  • Tomate frito

Elaboración:

  1. Para comenzar esta receta debes poner a hervir una olla con agua. Añade unas gotas de aceite para evitar que la pasta se pegue. Cuando empiece a hervir, añade la pasta y deja cocer durante 10 minutos.
  2. Mientras la pasta se cuece trocea el calabacín, el tomate y la cebolla. Saltea todas las verduras en la sartén con un poco de aceite y sal.
  3. En otra sartén agrega el tomate frito con el orégano. Cuando esté caliente añade las verduras salteadas y la pasta.
  4. Remueve para que el tomate se mezcle con la pasta y las verduras y corrige de sal si es necesario.