Los beneficios y resultados de la L-Carnitina

Virginia Duque·
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo al
La L-Carnitina es uno de los quemagrasas más potentes y completos que hay, y aunque sus resultados se ven a largo plazo, serán más notorios y podrás notar menos agotamiento, más sudoración y un mayor rendimiento casi desde el principio
 

Cuando comenzamos a adentrarnos en el mundo del deporte y la vida sean, comenzamos a escuchar palabras y términos que hasta entonces podían parecernos desconocidos, como por ejemplo la L-Carnitina. ¿Aún no sabes lo que es, cómo funciona y como usarla? ¡Pues te lo contamos!

Qué es la L-Carnitina

Para saber todo sobre la L-Carnitina empecemos primero sabiendo qué es. Pues bien, es una molécula que fabrica nuestro cuerpo y que es vital en la eliminación de grasa. Se crea a partir de la lisina y la vitamina C. Ambos compuestos se pueden encontrar de manera natural en alimentos como la carne.

¿Recuerdas los dibujos animados de ‘Érase una vez la vida’? Pues bien, imagina que la L-Carnitina tiene un carrito, com sucedía con diversas moléculas en estos dibujos. En él echará los ácidos grasos para llevarlos a través de la mitocondria para que una vez dentro de las células, estos se transformen en energía.

Tomar L-Carnitina.

Si la grasa se hace energía, el cuerpo la quema y por tanto desaparece con el resultado de que perderemos peso y dejaremos más espacio para que el músculo crezca y por tanto nuestro cuerpo se tonifique.

 

Su uso anterior fue como medicamento para personas con enfermedades cardiacas o hepáticas, enfermedades por las cuales podrían tener una carencia en su cuerpo de esta sustancia.

Para qué sirve la L-Carnitina

Sirve para quemar grasas, sí, pero no es un suplemento milagroso ni mucho menos. O sea, lo que te queremos decir con esto, es que por mucha que tomes, si no haces ejercicio y no llevas un estilo de vida saludable, no servirá de nada.

Aunque se han demostrado sus resultados, estos han sido tras seis meses de tomar 4 gramos diarios de L-Carnitina, por lo que sus efectos serán siempre a largo plazo. La forma de que esta funcione es tomarla entre 30 y 40 minutos antes del entrenamiento.

Haciendo esto, no solo nos ayudará a quemar, aunque repetimos: no de forma milagrosa, sino que mejorará nuestro rendimiento en el ejercicio y sufriremos menos de fatiga. Además, favorecerá la recuperación tras el ejercicio y mejorará la función cerebral.

El uso de la L-Carnitina con Omega 3

Ya sabes que a veces dos complementos pueden hacer un efecto doblemente exitoso. Este es el caso de la L-Carnitina y el Omega 3. Este último ayuda a mejorar la salud de todas las células del cuerpo, gracias a sus ácidos grasos.

La importancia del Omega 3.

Además, también acelera el metabolismo, favorece la actividad celular y aumenta la quema de grasa. Unido a los efectos de la L-Carnitina, ¡es lo más! Pero recuerda, para ver resultados de esto, necesitarás al menos 6 meses, así que no desesperes y sé constante. Quizá no llegues a tiempo a lucir tipo este verano, pero será el otro, irás pisando firme y sobre seguro.

Uno de los requisitos para que esta fusión cumpla su efecto es reducir casi al máximo la ingesta de carbohidratos. ¿Por qué? Pues porque aunque son necesarios para nuestro cuerpo, se ha comprobado que la L-Carnitina es capaz de absorber las grasas y crearlos a partir de ellas. Por eso, el Omega 3 cumple un papel importante en esto.

Otra curiosidad más

Algo a lo que ayuda la L-Carnitina también es a la reducción de ácido láctico en los músculos. Cuando se hace ejercicios de fuerza, especialmente, el ácido láctico se acumula en los músculos y la fatiga llega, haciéndonos sentir cansados e incluso podríamos llegar a rendirnos de hacer deporte.

Al retrasar o hacer desaparecer esta acumulación de ácido láctico, podrías mejorar tu rendimiento y por tanto tener mejores resultados. Esto es precisamente lo que logra la L-Carnitina. Diversos estudios notaron que dos gramos de esta al día pueden lograr esto, ofreciendo excelentes resultados en el rendimiento.

 

Los cambios que produce la L-Carnitina en el interior de tu organismo, serán más lentos pero reales y estables.