El remo al mentón: un ejercicio básico para fortalecer el trapecio y los deltoides

Pilar Gimeno Landa · 29 marzo, 2019
Si quieres aumentar tu masa muscular y fortalecer la zona de los hombros, el ejercicio del remo al mentón te interesará. Aquí te explicamos cómo se realiza de la forma adecuada y cuáles son los grupos musculares que involucra.

Si quieres entrenar la parte superior de la espalda y los hombros, has encontrado el artículo adecuado. Te presentaremos un ejercicio básico para fortalecer tanto el trapecio como los deltoides. Se trata del remo al mentón, que es muy sencillo de realizar y con el que tan solo tendrás que tener en cuenta las pautas que te vamos a proporcionar a continuación.

Es importante conocer la forma en la que este ejercicio repercute en nuestro cuerpo. Uno de los principales motivos es que una mala realización del remo al mentón puede conllevar lesiones muy perjudiciales.

Además, te proponemos en este texto algunas variantes para que lo puedas practicar de diferentes formas. De este modo, podrás realizarlo de la manera que más te convenga, o ir variando para no aburrirte al llevar a cabo un ejercicio monótono.

Beneficios del remo al mentón

El ejercicio del remo al mentón no es uno de los más populares en los gimnasios. Pese a ello, sí es uno de los más efectivos, por lo que te animamos a que lo incluyas en tu rutina de entrenamiento. Si lo llevas a cabo de forma habitual, notarás, entre otros, estos beneficios:

  • Aumento de la fuerza: el remo al mentón debe realizarse con un peso considerable. Si lo haces como parte de tu rutina de gimnasio, lograrás incluir cada vez más cargas y, como consecuencia, aumentar tu fuerza.
  • Definición e hipertrofia muscular: este es el principal objetivo de la mayoría de las personas que asisten al gimnasio. Con este ejercicio, conseguirás mayor definición y un aumento del volumen muscular de tu cuello, espalda y hombros. Además, al tratarse de un ejercicio que se realiza simultáneamente con los dos brazos, se logra que ambos sean totalmente simétricos.

Realización del remo al mentón

El remo al mentón es un ejercicio que resulta bastante sencillo de aprender. Simplemente tienes que seguir estos pasos:

  • Colócate de pie y sujeta la barra con ambas manos. Es importante que las manos estén, como mínimo, separadas a una anchura igual a la del torso.
El remo al mentón es un trabajo fantástico para los hombros y la espalda.
Imagen: alexanderweinberg.com
  • La espalda debe estar totalmente recta y los brazos, estirados.
  • Coge aire antes de comenzar el ejercicio; debes mantenerlo durante la repetición.
  • Levanta la barra de forma continua y sin parar, hasta que alcances el mentón. Esta debe mantenerse muy cerca del cuerpo.
  • Mantén la posición unos segundos.
  • Baja de forma lenta y continua, para comenzar el ciclo de nuevo.

Este sería el ejercicio básico, pero existen otras variantes como la de agarre abierto, la de mancuerna o vertical. Puedes combinarlas según sea tu objetivo y así no sentir que tus entrenamientos son monótonos y aburridos.

Realiza el ejercicio correctamente

Si no realizas este ejercicio de forma adecuada, los resultados pueden llegar a ser gravemente perjudiciales. Es por ello que, antes de comenzar a realizar cualquier tipo de trabajo físico, hay que prestar especial atención al modo de realizarlo.

Si lo llevas a cabo en un gimnasio, seguro que un profesional te asesorará para que lo hagas correctamente. Si, por el contrario, tienes la costumbre de entrenar en tu casa, te pedimos que leas detenidamente lo que explicamos a continuación:

Sujetar la barra con los brazos perpendiculares al cuerpo

Esto quiere decir que entre ambas manos debe haber una diferencia al menos igual que la anchura del torso. Agarrar la barra formando un ángulo agudo entre el tronco y los brazos impedirá que hagamos toda la fuerza necesaria. Además, te darás cuenta enseguida de que se trata de una posición verdaderamente incómoda.

Aumenta el peso de forma proporcional

Son muchos los deportistas que fuerzan demasiado el cuerpo colocando más peso del que realmente pueden resistir. Este es un grave error, ya que de nada sirve levantar un peso realmente excesivo. De hecho, lo más probable es que acaben sufriendo alguna lesión.

Comenzar con un peso con el que nos sintamos cómodos es lo más apropiado en estos casos. Es decir, un peso que requiera un esfuerzo, pero que no llegue a ser demasiado exigente. Progresivamente, podremos aumentar el peso a medida que mejore nuestro estado físico.

Cuidado con la espalda

De todas lesiones posibles que pueden surgir como consecuencia de realizar este ejercicio de forma inadecuada, la más probable es la de espalda. Para prevenirla, además de cargar un peso adecuado tal y como hemos comentado anteriormente, hay que prestar atención en colocar la espalda recta.

Los ejercicios de remo permiten fortalecer varios grupos musculares al mismo tiempo.
Imagen: musculaciontotal.com

Puedes hacer el ejercicio enfrente de un espejo para observar si, con el paso de las repeticiones, vas curvando la espalda. De este modo, podrás rectificar inmediatamente la posición.

Conclusión: añade el remo al mentón a tu entrenamiento

El remo al mentón es un ejercicio altamente recomendado para entrenar la zona superior de la espalda y los hombros. Además, tan solo es necesario tener una pesa, barra o banda elástica, por lo que puedes realizar en tu propia casa.

Otra de sus ventajas es que cuenta con varias variantes. De este modo, puedes modificarlo para adaptarlo a tus objetivos y acabar con los entrenamientos monótonos.

Si vas a empezar a incluir este ejercicio en tu tabla habitual, recuerda que tienes que tener en cuenta una serie de aspectos para evitar lesiones. La espalda recta, los brazos perpendiculares con el torso y el peso adecuado son los principales. 

  • Zambrano Leiton, Y. A., & García Ortiz, D. G. (2014). Métodos para el desarrollo de la flexibilidad en el deporte: ventajas y desventajas de sus técnicas de entrenamiento. Universidad Del Valle. Instituto de Educación y Pedagogía.