Beneficios de levantar más peso

Fernando Clementin · 9 abril, 2018
El principal objetivo de quienes entrenan en el gimnasio es aumentar progresivamente las cargas, algo que implica una autosuperación y que obliga a los deportistas a dar más de sí mismos para romper sus propios límites

Levantar más peso brinda otros beneficios para nuestro cuerpo. ¿Cuáles son? Llega un momento en el entrenamiento en el que el cuerpo se ‘acostumbra’ al trabajo que venimos realizando. Esto quiere decir que, si no hacemos cambios, los frutos de lo que ejercitemos serán cada vez menos; el motivo es que ya no necesita demasiado esfuerzo para lograrlo.

Es ahí cuando surge la necesidad de levantar más peso. Otra alternativa sería, en cambio, aumentar el número de repeticiones. Sin embargo, en ese caso los objetivos que se buscan son otros. Hoy nos detendremos en la adición de kilos a nuestros trabajos de musculación y qué beneficios nos aporta esto.

¿De qué sirve levantar más peso?

1.- Mayor progreso

Levantar más peso es la clave para avanzar en nuestro entrenamiento. Si te quedas estancado en un mismo peso, número de repeticiones o incluso en un objetivo durante más de 6 u 8 semanas, habrás perdido gran parte de tu tiempo.

Cuando aumentas de peso en los kilos que cargas, estás quemando más calorías al entrenar, ya que tu cuerpo no está acostumbrado a ese esfuerzo extra que le pides. Este acostumbramiento se produce por la capacidad del cuerpo de adaptarse a las rutinas con el fin de economizar energías. Por eso, debes redoblar las exigencias a menudo.

2.- Mayor resistencia

Ejercicios de cuadriceps como la sentadilla isométrica.

Al aumentar las exigencias en el entrenamiento, se producen algunos cambios en el organismo que son beneficiosos para los músculos. Entre ellos, se gana tolerancia al ácido láctico y se amplía el umbral de lactato (la intensidad de ejercicio en la que se acumula el ácido láctico y se produce cansancio).

Por otro lado, también se gana resistencia aeróbica; esto repercute positivamente en las funciones cardiovasculares y permite un mayor rendimiento deportivo.

3.- Aumento de la masa muscular

Todos sabemos que, mientras más peso, mayor ganancia de masa múscular. ¿A qué se debe? Básicamente a que se produce un aumento de tamaño de las fibras musculares. Por lo tanto, el músculo aumenta su resistencia a las cargas.

Científicamente, la explicación radica en que el aumento del tamaño fibrilar se da por el incremento de la concentración de proteínas contráctiles. Estas son actina y la miosina; a lo que se le agrega la aparición de sarcómeros.

4.- Mayor quema de calorías

Ganar masa muscular provoca que el metabolismo basal aumente. Este procedimiento consiste en la energía que las células de nuestro cuerpo necesita para subsistir. Si aumenta, lograremos quemar calorías (y grasas) incluso mientras descansamos.

Es por eso que a menudo se hace hincapié en el descanso; es una parte igual de importante que las sesiones de entreno en sí. Por lo tanto, si has entrenado, lo mejor es que cumplas con las horas de sueño necesarias. Si, por el contrario, sabes que saldrás de fiesta o que no podrás dormir mucho, es mejor que no entrenes; el periodo de construcción o anabólico se produce durante las noches.

Conoce: Qué es y cómo mejorar la edad metabólica

Otras ventajas de trabajar musculación

Además de las ya citadas, ser cada vez más estrictos con el peso que agregamos a nuestros ejercicios brindará las siguientes ventajas:

  • Reduce los riesgos de sufrir diabetes de tipo 2
  • Evita la presión sanguínea alta
  • Quema grasas, por lo que evita el aumento de peso
  • Previene problemas al corazón
  • Combate trastornos de movilidad al aumentar la masa ósea; previene la osteoporosis.
El fullbody es un tipo de entrenamiento completo.

Consejos para conseguir levantar más peso

Aunque pueda sonar fácil, levantar más peso semana tras semana no es nada sencillo. La razón es lógica: el cuerpo tiene un límite y no podemos sobrecargarlo en exceso. Entonces, ¿qué debemos hacer? Aquí van algunos consejos:

  • Progresión lenta: lo ideal es no quemar etapas ni pretender avanzar rápidamente tras cada sesión. Por ende, debemos aumentar progresivamente a medida que nos acerquemos al punto de adaptación. Es decir, cuando un ejercicio nos cuesta menos, es momento de levantar más peso.
  • Varía series y repeticiones: probablemente, antes de aumentar los kilos podrías hacer más repeticiones con el mismo peso. Por el contrario, también sería buena idea hacer menos series o repeticiones con más peso. Todo dependerá de tu condición física y de las indicaciones —fundamentales— de tu entrenador. Nuevamente, el fin es avanzar a paso lento pero firme y constante.
  • No pierdas de vista la técnica: hacer ejercicios con más kilos pero de forma incorrecta tendrá consecuencias tanto negativas como graves. Debes poder controlar los pesos que levantas de manera que tu postura y los movimientos que realices sean los adecuados. Una vez más, apóyate en tu entrenador.

A todo lo anterior, debemos añadir también los beneficios ya conocidos de realizar actividad física y, por supuesto, también hay que enfatizar la necesidad de llevar una alimentación saludable. La próxima vez que vayas al gimnasio, entonces, intenta poner en práctica lo comentado aquí para potenciar los resultados.