Beneficios de la cerveza sin alcohol en reemplazo de su versión tradicional

Pilar · 15 junio, 2018
Gracias a la cerveza sin alcohol puedes seguir disfrutando de este sabor espumoso tan refrescante y que tanto apetece cuando estamos en un bar con amigos, sin preocuparte de las consecuencias de excederte con un par de más

La cerveza es la bebida alcohólica más consumida alrededor del mundo. Forma parte de cualquier celebración, día de ocio o noche de fiesta. Desde hace unos años en el mercado está disponible una versión sin alcohol que es mucho más saludable. Sigue leyendo y te explicamos cuales son los beneficios de la cerveza sin alcohol en reemplazo de su versión tradicional.

Con la cerveza sin alcohol podrás seguir disfrutando de ella pero sin que en tu cuerpo aparezca ninguno de los efectos del alcohol en el organismo que te explicamos a continuación.

Efectos del alcohol en el organismo

La cerveza es una de las bebidas alcohólicas con menos nivel de alcohol. Pese a ello, un consumo elevado puede tener efectos nocivos para el organismo. La cerveza sin alcohol tiene un sabor prácticamente idéntico a la original, con la diferencia de que ninguno de estos efectos hará presencia en tu cuerpo. Analizamos cuales son los principales efectos del alcohol en nuestro cuerpo. 

Hidratación: durante, pre- y post-entreno

Cuando comenzamos a tomar unas cervezas de más aparece una sensación agradable o incluso de inhibición. Somos más sociables y nos sentimos más activos y alegres. Cuando las cervezas siguen aumentando aparecen otros síntomas menos agradables, como por ejemplo los mareos, vómitos o el dolor de cabeza. 

Todos hemos tenido una resaca el día después de una fiesta. Todos nos hemos jurado no volver a probar más el alcohol. Si se trata de algo puntual no tiene ningún peligro, pero si por el contrario se repite cada fin de semana pueden aparecer los siguientes efectos:

  • Cirrosis hepática. La cirrosis es una enfermedad que está directamente relacionada con el consumo de alcohol en grandes cantidades. A medida que la persona va tomando más alcohol el hígado tiene mayor problemas para filtrarlo y como consecuencia se va dañando dando lugar al tejido cicatrizal. Con el paso del tiempo el hígado deja de funcional y se producen graves consecuencias.
  • Alteración de las funciones cerebrales. El consumo abusivo y continuado de alcohol provoca la alteración de las funciones cerebrales. Entre los problemas más comunes destacan la pérdida de memoria, la capacidad de reacción o los cambios de humor. También es habitual que se pierda la concentración más fácilmente.

Beneficios de la cerveza sin alcohol

Después de ver todos los efectos que tiene el alcohol en el organismo está claro que es mucho más saludable decantarse por una opción sin alcohol. Además, este tipo de cervezas tiene muchos más beneficios aparte del no incluir alcohol. ¿Quieres conocerlos? Sigue leyendo y te explicamos cuales son.

  • Rica en vitamina B. La cerveza contiene varias vitaminas. De todas ellas, la que se encuentra en mayor presencia es la del grupo B. Esta vitamina es la encargada de aportar energía al organismo, mantener la salud mental y fortalecer el sistema inmunitario. Por todo ello se recomienda un consumo habitual y moderado de cerveza.
  • Contiene fibra. La cerveza contiene fibra porque se elabora a partir de cebada. De todos modos la cantidad de fibra es pequeña, por lo que apenas se nota en el organismo. Tomar un exceso de cerveza para notas los beneficios de la fibra nunca debe ser una opción ya que hay alimentos mucho más adecuados como por ejemplo los que te contamos aquí.
La cerveza hidrata.

  • Hidrata el cuerpo. La cerveza sin alcohol hidrata el cuerpo después de hacer deporte de la misma forma que lo hace el agua. Esto parece una locura, pero así lo afirmaron una serie de expertos del Centro Superior de Investigaciones Científicas. Estos datos serían teniendo en cuenta que el consumo después de realizar ejercicio es moderado.
  • Menor contenido calórico. En comparación con la cerveza tradicional, la cerveza sin alcohol tiene la mitad de calorías. Así que si deseas cuidar tu peso o estás a dieta es más saludable que te decantes por esta opción. Una cerveza con alcohol tiene alrededor de 170 calorías y la que no contiene alcohol menos de 100.