Consejos para seguir entrenando con alergia

Cuando llega la primavera, muchos de nosotros nos vemos afectados por la temida alergia, que nos impide llevar una vida cómoda y normal por culpa del malestar, y la practica de actividad física se suele ver resentida

La alergia es una reacción inmunitaria del organismo frente a una sustancia generalmente inocua para el anfitrión, que se manifiesta por unos signos y síntomas característicos cuando este se expone a ella, ya sea por inhalación, ingestión o contacto cutáneo. A continuación, exponemos unos ejemplos de cómo seguir entrenando con alergia.

Consejos para seguir entrenando con alergia

En el caso de que nuestro organismo desencadene estornudos ante el polen, se debe recurrir a remedios naturales, como puede ser el agua marina en spray. Se trata de una solución efectiva para abrir las vías nasales y respiratorias ante los agentes que las taponan.

En la medida de lo posible, debemos realizar el deporte en indoor para evitar el contacto con el polen al aire libre. Gracias a esto, descubriremos deportes como el boxeo o las artes marciales, que no necesitan del aire libre para ser practicados. Si prefieres deporte de fondo, se puede practicar natación, uno de los deportes más completos que existen.

Consejos para empezar a correr.
En el caso de un entrenamiento de running, es recomendable hacerlo con máquina en un recinto cerrado, así como cualquier otro deporte que pueda practicarse en una sala.

Si decides practicar ejercicio al aire libre pese a altas concentraciones de polen, no olvides llevar contigo el teléfono móvil y realiza la actividad física lo más alejado posible de lugares en donde existe vegetación con alta concentración de gramíneas.

La franja horaria más adecuada para realizar ejercicio físico es entre las 10 de la mañana y las siete de la tarde, debido a que es cuando menores concentraciones de polen se suelen registrar. Así que ya sabes, aprovecha estas horas del día todo lo que puedas.

La hidratación es otro factor a tener en cuenta para seguir entrenando con alergia, debes hidratarte adecuadamente para descongestionar las vías respiratoras, además de conseguir una mayor eliminación de mucosidad.

Con una dieta rica en minerales y vitaminas, lograrás tener unas defensas altas con las que podrás combatir de mejor modo las afecciones alérgicas tan comunes en esta época del año.

Utilizar gafas de sol es otra de las soluciones para seguir entrenando con alergia, ya que te ayudará a evitar en gran parte el picor de ojos que produce la alergia. Darse una ducha nada más acabar el ejercicio o lavarse la nariz, también ayudará a eliminar el polen de tu cuerpo y evitará que te siga causando molestias.

Lavar tu ropa al llegar a casa para eliminar las pequeñas partículas de polen se quedan adheridas a los tejidos y ya no puedan continuar causándote molestias en tu hogar.

Si detectamos una alergia en esta época del año, debemos de sospechar que se trate de el polen y las gramíneas y debemos identificarla correctamente para emplear inhaladores específicos a través de la evaluación médica mediante diferentes agentes.

Alimentos que ayudan para seguir entrenando con alergia

La mejor fruta en invierno.

Aguacate: posee acción antiinflamatoria, ayuda a prevenir el asma, favorece la circulación y su acción bactericida te ayuda a prevenir las gripes y catarros que pueden aparecer si tu sistema respiratorio está debilitado por la alergia.

Alcachofa: un buen alimento para fortalecer el cuerpo en temporada de alergias. 

Cebolla: contiene quercetina, un flavonoide que disminuye la producción de histamina y reduce el número de leucocitos y leucotrienos en la sangre ante la inflamación.

Coles: posee acción antiinflamatoria y antihistamínica.

Cúrcuma: la raíz cruda contiene curcumina, que inhiben las prostaglandinas y tienen un gran efecto antiinflamatorio.

Espárrago: es una hortaliza de primavera con principios depurativos y tonificantes. Su contenido en vitaminas B, potasio y zinc, te da energía para cuando la alergia te la quita.

Jengibre: otra raíz con efectos antiinflamatorios por su contenido en aceites esenciales volátiles. Su picor tiene acción descongestionante.

Kiwi: su alto contenido en vitamina C,  reduce la liberación de histamina, lo que previene la inflamación, retención de líquidos y congestión.

Limón: es una fruta rica en vitamina C, ácidos cítricos, hesperidina o vitamina P. En conjunto es un alimento antiinflamatorio y fortalece el sisteman inmunológico.

Nueces: su contenido equilibrado en ácidos grasos omega-3 y omega-6 y magnesio, ayudan a prevenir y reducir la inflamación asociada a la alergia.

Calabaza: su color naranja se debe a su alto contenido en betacarotenos o provitamina A, que fortalecen el sistema inmunitario y protegen las mucosas respiratorias que se debilitan por la reacción a los alérgenos.

Pescado azul: su alto contenido en ácidos grasos omega-3 te ayuda a prevenir la inflamación. Además, es una buena fuente de proteínas

Pimientos: contienen vitamina C, y si pican, también son ricos en capsaicina. Ambas sustancias son antiinflamatorias, y el picante es descongestionante.

Piña: es rica en bromelina, una enzima proteolítica que se encarga de digerir las proteínas inflamatorias. Además es rica en vitamna C antihistamínica.

Te puede gustar