Consejos para ser más saludable

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 11 marzo, 2019
Oriana Noguera · 7 marzo, 2019
El estilo de vida que llevamos es determinante para el funcionamiento óptimo del organismo. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para forjar una rutina más positiva para tu cuerpo.

Ser más saludable no es solamente un beneficio, sino una necesidad para garantizar una vida plena y libre de enfermedades. Muchos factores intervienen en el bienestar humano, pues, la mente y el cuerpo deben ir al unísono. Por ello, es significativo adoptar hábitos que mantengan el cuerpo sano y la mente tranquila y feliz.

De esta forma, el hecho de no padecer enfermedades graves no significa que estés completamente saludable. Va mucho más allá de eso: se trata de sentirte bien contigo mismo por dentro y por fuera. A continuación, te compartimos varios consejos para lograrlo.

5 recomendaciones para ser más saludable

1. Descansa

El ritmo de vida actual suele ser bastante ajetreado y acelerado, lo que ocasiona una demanda de energía bastante alta. Si no descansamos correctamente, es muy probable que nuestro rendimiento comience a bajar y, por ende, nos sintamos cansados y desgastados.

Al dormir, se cumplen diferentes procesos importantes para el ser humano. La falta de sueño puede ocasionar problemas como letargo mental, enfermedades cardiovasculares y hasta obesidad.

Por este motivo, es esencial que dediques las horas de sueño necesarias para que tu cuerpo recupere energía. A su vez, procura dormir lo mejor posible; es decir, tener un ciclo de sueño estable y sano.

Irte a dormir antes beneficia al organismo de diferentes maneras.

2. Evita las bebidas gaseosas

En las fiestas, reuniones, o simplemente para acompañar alguna comida, nos gusta tomar bebidas gaseosas. Sin embargo, el daño que acarrea su consumo es mucho más grave del que imaginas.

Un vaso de bebida gaseosa contiene aproximadamente el equivalente a quince cucharadas de azúcar. Ahora, imagina consumir más de un vaso al día o a la semana; resulta bastante negativo para tu bienestar físico. Estas bebidas poseen químicos y sustancias que deterioran el organismo.

Entonces, la mejor opción es beber agua, aproximadamente unos dos litros al día. En ocasiones, puedes reemplazar las bebidas gaseosas por jugos naturales, batidos de fruta o probióticos.

3. Cero estrés

El estrés es un sentimiento que, en ocasiones, es complicado de evadir. Hay momentos en los que nos encontramos bajo mucha presión en el trabajo, el hogar, los estudios o cualquier tipo de situación que se presente.

Sin embargo, es imperativo que hagas lo posible por liberar el estrés que puedas tener. De lo contrario, podrías sufrir de consecuencias como daños en el hígado, falta de concentración, subida de tensión arterial, falta de apetito o dolores estomacales.

Para lograrlo, es posible hacer actividades que ayuden a drenar el estrés, como yoga, pilates, salir a caminar, pintar, dibujar, ver películas, entre muchas otras. Lo importante es deshacerte del estrés, porque no es un aspecto positivo para tu salud.

4. Siempre desayuna

El desayuno, aunque no lo parezca, es la comida más importante del día. Se debe a que cumple funciones significativas para mantenernos saludables; entre ellas, se destacan la activación del metabolismo, suministro de energía y prevención de enfermedades.

De esta manera, por muy apurado que estés, no debes saltarte el desayuno. De otra forma, pondrías a tu cuerpo bajo condiciones no favorables y, desde luego, difícilmente llegues a ser saludable. Un buen consejo en este caso es buscar recetas rápidas, deliciosas y sencillas para desayunar todos los días.

5. Dí adiós al sedentarismo

Ser una persona sedentaria quizás no sea negativo a simple vista. No obstante, a medida que pasa el tiempo, el cuerpo comienza a evidenciar signos de cansancio con movimientos simples, aumento de peso, endurecimiento de las articulaciones, entre otros.

Para dejar de lado la vida sedentaria, no tienes que convertirte en un deportista profesional ni mucho menos.

Por estas razones, el sedentarismo no es una grandiosa elección si lo que deseas es ser saludable. A algunas personas no les gusta el ejercicio, pero la verdad es que hay infinidad de actividades que se pueden hacer para mantenerte en forma y divertirte a la vez.

Hoy en día, hay muchas opciones que no implican hacer series de ejercicios y rutinas. Se trata más bien de disfrutar del movimiento con entretenimientos como el zumba, fitflamc, pound fitness, entre otros.

Es bien sabido que, para estar sanos, hay que mantener una dieta balanceada que incluya legumbres, verduras, proteínas y frutas. Al mismo tiempo, es recomendable consumir una cantidad considerable de agua y hacer actividades físicas.

En síntesis, elementos como el ciclo del sueño, las comidas del día, los alimentos que consumimos y la manera en la que nos sentimos juegan un rol significativo para nuestra salud. Por lo tanto, resulta conveniente apegarnos a estos consejos para ser más saludables y evitar cualquier inconveniente en nuestro organismo.

  • United States Department of Agriculture Agricultural Research Service Database for Standard Reference Legacy Release. Basic Report:  14147, Beverages, carbonated, cola, without caffeine. https://ndb.nal.usda.gov/ndb/foods/show/14147?fgcd=&manu=&format=&count=&max=25&offset=&sort=default&order=asc&qlookup=14147&ds=&qt=&qp=&qa=&qn=&q=&ing=
  • Bremner, J. D. (1999, April 1). Does stress damage the brain. Biological Psychiatry. https://doi.org/10.1016/S0006-3223(99)00009-8
  • Dwyer, J. (2014). Defining Nutritious Breakfasts and Their Benefits. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics114(12), S5–S7. https://doi.org/10.1016/j.jand.2014.10.005
  • Hamilton, N. A., Nelson, C. A., Stevens, N., & Kitzman, H. (2007). Sleep and psychological well-being. Social Indicators Research82(1), 147–163. https://doi.org/10.1007/s11205-006-9030-1