Errores que cometemos al hacer ejercicio

Virginia Duque · 13 mayo, 2018
Cuando hacemos deporte, sobre todo si no practicamos alguna disciplina de forma habitual y con alguien que nos guíe, solemos cometer errores que nos causan malestar y lesiones a corto y medio plazo

Hacer deporte parece algo sencillo pero cuando nos metemos a fondo en ello nos damos cuenta de que no lo es tanto. Hay muchos errores que cometemos al hacer ejercicio, pero que con unos sencillos consejos se pueden solventar. Te contamos cuáles son y cómo solucionarlos.

Estos son los errores más comunes que cometemos al hacer ejercicio

No calentar

Comenzar una rutina de ejercicios sin calentar es uno de los errores más comunes además de una de las principales causas de lesiones. Meterte en un movimiento intenso sin previamente haberte preparado para ello, es poner al músculo en un estado de shock al que puede que no sepa reaccionar y lo haga con un desgarro o rotura.

La importancia de un buen calentamiento.

El calentamiento es importante, tanto o más que los estiramientos, pues es una manera de ir preparando los músculos y fluidos de tu cuerpo de forma paulatina al ejercicio intenso que tendrá después.

No llevar ropa y calzado adecuado

Cuando vamos a comprar ropa de deporte o calzado, tendemos a escoger la que nos gusta o creemos que nos quedará bien. Es cierto que si te gusta la moda, no tienes que renunciar a ella al comprar prendas deportivas. Pero en el mercado hay para todos los gustos, y necesitas saber cuál es la que necesitas, antes que los colores o las formas.

Por ejemplo, no todas las zapatillas son aptas para todo tipo de deporte, ni todos los pantalones son apropiados para todos los ejercicios. Puedes preguntar a monitores de gimnasio, buscar en Internet o cualquier otra cosa que se te ocurra para aprender qué tipo de zapatillas y prendas deportivas necesitas. No hablamos solo de comodidad, sino también de evitar lesiones.

No hidratarse

Beber al menos dos litros de agua al día es necesario, pero además, también lo es beber mientras hacemos ejercicio. El sudor consta de toxinas y líquido que eliminamos de nuestro cuerpo al hacer ejercicio, líquido que debemos reponer.

Los mitos creados que afirman que beber mientras se practica deporte es malo, no son más que eso: mitos. El cuerpo necesita mantenerse en su estado óptimo mientras se practica una rutina de ejercicios, y una de las formas de hacerlo es reponiendo lo que pierde, en este caso, líquidos.

Hacer la misma rutina

El cuerpo se acostumbra cuando realizamos los mismos ejercicios siempre y estos ya no dan resultados. Para no cometer este error, tenemos que crearnos, o pedir a un monitor del gimnasio que nos ayude a hacerlo, una rutina de ejercicios distinta para cada uno de los días que vayamos a ir al gimnasio.

No es difícil, esta deberá incluir diez minutos de calentamiento, veinte de recuperación y cinco de estiramientos. En medio de ello, podrías por ejemplo un día trabajar piernas, al día siguiente brazos, al otro abdominales o ir a una clase… Lo importante es no caer en la ‘rutina’ nunca mejor dicho.

Pasarnos de peso

Cuando queremos tonificar con pesas, caemos en el error de pensar que levantar más peso es más efectivo. Esto no hará más que provocarte lesiones. El cuerpo te irá pidiendo los kilos que puede soportar. No te preocupes si al principio no puedes con mucho, según vayas avanzando, verás que podrás ir cogiendo más.

Distintas formas de hacer sentadillas

Una forma de ir paulatinamente agregando peso en las máquinas es bajar repeticiones a la vez que añades más kilos. Por ejemplo, si en la máquina de abductores levantas 35 kilos con quince repeticiones, sube 2,5 kilos y haz doce repeticiones, 5 kilos más y haz diez, y 7,5 kilos extra haciendo ocho repeticiones.

No hacer una rutina de enfriamiento

Cuando nos hemos sumido en una dura rutina de ejercicios, necesitamos restablecer nuestro cuerpo a su estado normal, en lo que se refiere especialmente la frecuencia cardíaca.

Escoger por ejemplo una máquina de cardio para conseguirlo se cree que es la mejor forma de hacerlo. Unos 15-20 minutos serán suficientes a ritmo más lento que cuando estamos en medio del entrenamiento, pero sin bajar demasiado el ritmo.

No estirar

Muchos se olvidan de estirar, pues bien, este es el mayor error que podemos cometer. Salir del gym sin estirar podría provocarnos lesiones graves. ¿Por qué? Porque el músculo se queda en tensión y cualquier pequeño mal gesto que hiciéramos al ir a casa provocaría un desgarro.

No olvides seguir estos consejos no solo para evitar lesiones sino para evitar los errores que cometemos al hacer ejercicio y propiciar que tu rutina sea efectiva.