¿Puedo comer un yogur caducado?

Paco María García 6 junio, 2018
Tomar un yogur caducado puede ser un riesgo para nuestra salud, en esos casos en que no queremos ‘tirar la comida’ de nuestra nevera; no debemos confundir la fecha de consumo preferente de la tapa con su estado real

Al elegir los alimentos en el momento de la compra, es muy importante mirar la fecha de caducidad. En la práctica, esas fechas no son del todo exactas; hay ocasiones en que el producto se muestra deteriorado incluso antes de vencido.

El pH ácido del yogur impide la proliferación de patógenos transmisores de enfermedades; esto lo diferencia de otros lácteos también elaborados con leche pasteurizada, pero sin esa variable. Comer un yogur caducado no presentaría, en tal caso, amenaza de intoxicación. No obstante, hay factores que a simple vista ofrecen señales de descomposición.

El control de las fechas de caducidad

En las etiquetas de envasado suelen imprimirse fechas de ‘consumo preferente’. Los especialistas en salud alimenticia aseguran que los márgenes de seguridad son bastante amplios; realmente este margen en las fechas va en beneficio, más que del consumidor o consumidora, de las empresas alimenticias.

Consumo preferente y fecha de caducidad.

El derecho a consumir alimentos seguros se aplica a los yogures. Los efectos probióticos de este lácteo se ven modificados con el transcurso de los días. Por otra parte, sus bondades nutricionales disminuyen si la fecha estipulada para su ingesta ya ha quedado demasiado atrás.

¿Cómo se elabora y cuáles son las propiedades del yogur?

El yogur se produce mediante la fermentación bacteriana de la leche. Los Lactobacillus y Sreptococcus thermophilus, son los dos cultivos de bacterias utilizados en la preparación; ambos elementos crean ácido láctico a partir de las proteínas de la leche.

Durante la cocción para el preparado del yogur, la leche alcanza aproximadamente 85°; de este modo se evita el cuajado, conservando sus proteínas. Al alcanzar esta temperatura, se añaden los cultivos bacterianos, conservando los 45° durante seis o siete horas. De esa forma se produce la fermentación propia del yogur.

Este proceso hace del yogur un alimento con importante cantidad de ácidos grasos beneficiosos y de proteínas. Por ser un lácteo, posee además minerales imprescindibles como el calcio.

Cómo saber si el yogur está caducado

Más allá del poco o mucho riesgo de comer un yogur caducado, hay situaciones en las que es indudable el mal estado. La presencia de indicadores de que el yogur está en mal estado deben ser motivo suficiente para tirarlo a la basura.

Por ejemplo, un yogur puede estar en descomposición si ha estado expuesto a altas temperaturas, aun dentro de los límites de su fecha de vencimiento.

Pasada la fecha de caducidad, el yogur comienza a deteriorar sus propiedades. Una leve modificación en el aroma o la textura dan la pauta de un comienzo en su deterioro.

Yogur caducado.

Factores que indican el mal estado del yogur

Son tres los factores que son indicativo de que se está ante la posibilidad de comer un yogur caducado o en mal estado. En primer lugar, hay un problema de envasado frecuente en lácteos y yogures, independientemente de la fecha de consumo preferente o caducidad.

Nunca se deben consumir productos lácteos cuyo envase o cuya tapa esté abierta, rota, perforada o con cualquier anomalía en su pintura. Esto es signo indiscutible de posible contaminación del producto.

En segundo lugar, no conviene consumir si al abrir el envase de yogur se observa un exceso de líquido. Si se trata de una textura que presente grumos o grietas, también se trataría de un indicio de descomposición.

El tercer factor a tener en cuenta es si el yogur en mal estado ofrece un sabor y un aroma inusualmente ácidos. En cualquiera de estos tres casos, resulta muy aventurado comer un yogur caducado. Aunque muchas personas hacen caso omiso a las fechas de los envases, lo cierto es que las fechas están colocadas para defensa y protección de los consumidores.

¿Qué hacer en caso de comer un yogur caducado?

Tras haber tomado un yogur caducado, si ha pasado muy poco tiempo desde la fecha, no suele haber un gran riesgo. En todo caso, puede sentirse un poco de pesadez en el estómago, lo cual indicaría que el yogur no estaba descompuesto.

Los síntomas de intoxicación más frecuentes son diarrea, vómitos o fuertes calambres abdominales. Cualquiera de estos síntomas podría empeorar si no se toman las medidas necesarias para desintoxicar el organismo; siempre es recomendable la consulta médica en el menor tiempo posible.

Te puede gustar