¿Qué es la fermentación de alimentos y como beneficia la salud?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Elisa Morales el 6 febrero, 2019
Pilar · 8 febrero, 2019
¿Has probado el chucrut, el fekir o el miso? Al tratarse de alimentos fermentados, tienen un gran potencial para la salud de las personas.

La fermentación de alimentos no es nada nuevo, ya que el ser humano lleva consumiendo este tipo de productos desde hace miles de años. Productos tan básicos y con tanta historia como el pan, el queso o el alcohol se elaboran siguiendo este proceso.

Ahora, esta técnica está más de moda que nunca y los productos fermentados están presentes en la mayoría de supermercados. Esto es debido a que cuentan con una gran cantidad de propiedades muy beneficiosas para el organismo.

Si quieres saber más sobre este proceso natural, a continuación te explicamos detalladamente en qué consiste y las diferentes formas en las que resulta beneficioso para la salud.

¿En qué consiste la fermentación de alimentos?

La fermentación de alimentos es un proceso natural en el que estos ven modificadas sus propiedades como consecuencia de la acción de una serie de bacterias. La fermentación no puede darse en cualquier alimento, ya que las bacterias necesitan un ambiente concreto para desarrollarse y modificar el producto.

Para que esto ocurra, los alimentos deben contener azúcares. Esta es la única forma de que las bacterias logren modificar las propiedades organolépticas de los alimentos.

El proceso de fermentación puede ser natural o artificial. La fermentación natural se produce cuando las bacterias están presentes de forma natural en el alimento. En cambio, en el proceso de fermentación artificial, se añaden bacterias a un alimento que no las incluye de forma natural.

Beneficios para la salud

Tal y como hemos comentado anteriormente, los productos fermentados son muy buenos para la salud. En los siguientes puntos, te explicamos algunos de sus virtudes más destacadas. Te sorprenderá saber cómo un simple alimento puede repercutir de una forma tan positiva en el organismo.

Facilitan las digestiones

Si sueles tener digestiones pesadas, es recomendable que incluyas en tu día a día algún producto fermentado. Como consecuencia de la acción de los microorganismos, los nutrientes se descomponen en formas más simples. Es por ello que su digestión resulta más sencilla y evita la molesta sensación de estómago pesado que todos hemos padecido en alguna ocasión.

Además de poner en práctica la lista de ejercicios para perder grasa del estómago que te hemos presentado, la forma más efectiva de marcar el abdomen es a través de la dieta, el ejercicio aeróbico y el entrenamiento de fuerza. 

Eliminan toxinas y residuos

Los alimentos fermentados poseen una potente acción depurativa que logra eliminar las toxinas que se acumulan en el organismo. Es una forma natural de limpiar el cuerpo y sentirnos mejor. Además, esta propiedad facilita la pérdida de peso y estimula el trabajo de los órganos que realizan esta función, tales como los riñones, el hígado o el intestino.

Facilitan la absorción de nutrientes

Como explicamos antes, los microorganismos en el proceso de fermentación descomponen los nutrientes en formas más simples. Al ser más sencillos, el organismo los digiere de una forma más eficaz, por lo que se beneficia al máximo de los nutrientes que contiene.

Favorecen el estado de la microbiota

La microbiota está compuesta por millones de microorganismos que se alojan en el intestino. Estos son fundamentales para la absorción de nutrientes, la prevención de la invasión de gérmenes o el fortalecimiento del sistema inmunitario.

En ocasiones, este conjunto de bacterias se ven dañadas como consecuencia del estrés, algún virus o la mala alimentación. Una forma eficaz de mantenerla correctamente es tomando alimentos fermentados, los cuales evitarán que estas bacterias se dañen y provoquen problemas de salud. 

Alimentos fermentados

Después de conocer todas las propiedades de los fermentados, seguro que estás deseando comenzar a ingerirlos. Existen una gran cantidad de alimentos en cuyo proceso de elaboración se ha llevado a cabo la fermentación. Además, se pueden consumir de diferentes formas, por lo que es imposible aburrirse de ellos.

  • Chucrut: Se trata de una comida típica de Alemania, que consiste en repollo fermentado. Se suele tomar como acompañamiento en platos de carne o en forma de ensalada. Este alimento es, además, fuente de vitaminas de los grupos C y K.
El chucrut es uno de los clásicos alimentos fermentados.
Imagen: cuerpomente.com
  • Kéfir: Es un producto muy similar a los yogures convencionales. Posee probióticos, que también repercuten de forma muy positiva en el organismo.
Propiedades del Kefir.

  • Kombucha: Está bebida fermentada es bastante desconocida, pero merece la pena incluirla en esta lista por el gran número de propiedades que contiene. Se trata de un té de sabor ácido originario de los países orientales.
La kombucha es una bebida fermentada desconocida para muchos.
http://ediblenortheastflorida.ediblecommunities.com
  • Miso: Producto fermentado básico en la cocina de países como China y Japón. Es el resultado de fermentar soja junto con cereales y se suele utilizar para elaborar sopas.
El miso es un producto fermentado básico en la cocina de países como China y Japón.

En definitiva, la fermentación de alimentos es algo que ha acompañado a la nutrición de las personas a lo largo de los siglos. Hoy conocemos sus beneficios y tenemos la posibilidad de usarla de diferentes maneras. ¿Cuál es tu favorita?

  • Recetas, M., Fermentados, A., & Sencillas, R. (2015). Fermentación: Cómo hacer chucrut. Eva Muerde La Manzana.
  • Vega, E. (2012). Producción de Alimentos por Actividad Bacteriana - Fermentación. Universidad de Puerto Rico1, 12. https://doi.org/10.1108/17511340810893090
  • Montano, A., De Castro, A., & Rejano, L. (1992). Transformaciones bioquímicas durante la fermentación de productos vegetales. Grasas y Aceites43(6), 352–360. https://doi.org/10.3989/gya.1992.v43.i6.1132