Todo sobre la vitamina B6

Antonio Reyes · 23 julio, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en Educación Física Elisa Morales el 22 julio, 2019
La vitamina B6 es uno de los numerosos nutrientes que el cuerpo necesita para su metabolismo. Hoy te contamos todo sobre ella.

La vitamina B6 o piridoxina es una vitamina hidrosoluble del grupo B. Está formada por tres componentes fundamentales: piridoxina, piridoxal y piridoxamina. Constituye uno de los micronutrientes fundamentales que el cuerpo humano necesita reponer diariamente para mantener una correcta homeostasis.

¿De dónde se obtiene la vitamina B6?

La vitamina B6 se encuentra en muchos alimentos de consumo diario y habitual. Por ese motivo, es bastante fácil mantener unos niveles adecuados de ella. Por ejemplo, está presente en alimentos como los siguientes:

  • Cereales integrales.
  • Trigo y derivados.
  • Carnes blancas y ternera.
  • Mariscos.
  • Productos lácteos.
  • Frutos secos.
  • Frutas, especialmente el plátano y el aguacate.

En general, una persona que siga una alimentación equilibrada tendrá una ingesta de vitamina B6 suficiente para cumplir con los requerimientos nutricionales del organismo. En cambio, aquellos deportistas que sigan dietas restrictivas tendrán que modificar sus hábitos nutricionales o considerar suplementarse con piridoxina.

Funciones de la vitamina B6

La vitamina B6 o piridoxina actúa como coenzima en muchos procesos celulares del organismo. Se destacan sus funciones en la síntesis de eritrocitos —las células de la sangre conocidas como glóbulos rojos— y en el mantenimiento de una función cerebral correcta. También juega un papel fundamental en los siguientes procesos:

  • Interviene en el metabolismo energético de grasas e hidratos de carbono. Participa degradando glucógeno a glucosa en el hígado.
  • Es de gran importancia en el metabolismo de ciertos aminoácidos, entre ellos el triptófano, que es un precursor de la serotonina. Los niveles adecuados de serotonina se relacionan con el mantenimiento del estado de ánimo y la prevención de enfermedades mentales como la depresión.
La fibra es un nutriente elemental para tener un buen metabolismo.

  • Participa en la génesis de nuevas terminaciones nerviosas.
  • Contribuye a la formación de anticuerpos, por lo que fortalece el sistema inmunitario.

Déficit

El déficit de vitamina B6 se asocia con numerosos síntomas. Al tener un papel importante en tantos procesos diferentes, es natural que se manifieste de diversas formas:

  • Alteraciones cutáneas como erupciones o petequias.
  • Fatiga, astenia y letargia.
  • Alteraciones del estado de ánimo, como trastornos depresivos.
  • Anemia.
  • Úlceras bucales o linguales, conocidas como ‘aftas’.
  • Temblores e irritabilidad.
  • Calambres musculares.

Exceso

Es muy habitual que las personas que se inician en la práctica deportiva comiencen a suplementarse con todo tipo de sustancias con el fin de aumentar su rendimiento lo antes posible.

Sin embargo, debemos tener especial cuidado cuando nos suplementamos con vitaminas y minerales sin la supervisión de un profesional, pues también pueden aparecer síntomas relacionados con su exceso. En ocasiones, estos son similares a los que produce su defecto:

  • Alteraciones en el estado de ánimo.
  • Mareos.
  • Debilitamiento del sistema inmunitario.
  • Náuseas.
  • Hipersensibilidad a la luz solar.
  • Neuropatía periférica.

Todos estos síntomas son evitables con una alimentación correcta. Si sospechamos que podemos estar ante un exceso de vitamina B6, debemos acudir a realizarnos una analítica para que el médico decida la actitud terapéutica más adecuada que se debe seguir. El objetivo será corregir la situación lo antes posible.

Otro punto importante que se ha de tener en cuenta es que la vitamina B6, al tener un metabolismo hepático, puede interactuar con numerosos fármacos aumentando o disminuyendo su concentración sanguínea; por tanto, puede alterar su efecto y sus posibles efectos secundarios. Si tomamos medicación habitualmente, debemos tener precaución a la hora de suplementarnos con vitamina B6.

Mareos en el entrenamiento.

La vitamina B6 en la práctica deportiva

Como hemos visto, la vitamina B6 es un nutriente fundamental en muchos procesos metabólicos de obtención de energía en el cuerpo. Como es lógico, una mayor demanda energética debida a la práctica deportiva habitual aumentará las demandas de vitamina B6. Sin embargo, una persona que sigue una alimentación equilibrada no debería preocuparse por un posible déficit de este nutriente.

Ahora bien, si se expone al cuerpo a dietas restrictivas con el objetivo de perder peso de forma rápida y drástica, probablemente se experimenten los síntomas propios de un déficit de piridoxina: fátiga, letargia y alteraciones del estado de ánimo.

Estos síntomas disminuirán de forma importante el rendimiento deportivo. Por tal motivo, y a modo de conclusión, se remarca la recomendación de seguir una dieta equilibrada y con un correcto aporte de vitamina B6. En cualquier caso, consultar con el médico de confianza debería ser la primera medida que se debería tomar.

  • Spinneker A, Sola R, Lemmen V, Castillo MJ, Pietrzik K, González-Gross M. Vitamin B6 status, deficiency and its consequences--an overview. Nutr Hosp [Internet]. [cited 2019 Apr 13];22(1):7–24. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17260529
  • Vitamina B6: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. [cited 2019 Apr 13]. Available from: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002402.htm
  • Brown MJ, Beier K. Vitamin B6 Deficiency (Pyridoxine) [Internet]. StatPearls. StatPearls Publishing; 2019 [cited 2019 Apr 13]. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29261855