Competir todas las semanas: ¿es perjudicial para el organismo?

Adrián Pérez 8 abril, 2018
Competir todas las semanas se ha convertido en algo tan común en muchos corredores, ya que desean conseguir esa marca tan añorada, sin embargo, el someterse a constantes esfuerzos todas las semanas le puede traer consecuencias nefastas al organismo

Cada día hay muchísimas personas que empiezan a correr, y por ende, comienzan a competir todas las semanas. Esto lo hacen porque el competir contra ellos mismos o contra otros, genera en ellos un sentimiento de emoción y alegría. Sin embargo, cuando realizan esta actividad  semanalmente, pudieran arriesgarse a sufrir muchísimos problemas físicos y mentales.

Por ello,  los corredores deben tomar en cuenta que los excesos no son buenos, y que en vez de mejorar el rendimiento, puede empeorar el estado de salud y las marcas. En vista de eso, es conveniente analizar algunos consejos que serían prácticos para decidir si se participa en una competencia o no.

¿Se puede competir todas las semanas?

Como se prepara un atleta para competición mentalmente

No, no es recomendable competir todas las semanas, ya que el rendimiento cada día será peor. Y esto se debe a que el cuerpo no podría recuperarse de tanto esfuerzo continuo, y empezarían a aparecer molestias que pueden terminar en daños a tu salud o en alguna lesión.

Consecuencias negativas del exceso de competir todas las semanas

El competir todas las semanas, trae consecuencias negativas al organismo, entre ellas están:

  • Caída del rendimiento físico.
  • Fatiga
  • Alguna lesión muscular.
  • Incremento de la tensión arterial.
  • Falta de apetito.
  • Apatía.
  • Depresión.
  • Irritabilidad.
  • Insomnio.
  • Dolor crónico de las articulaciones y músculos.

Consejos útiles para poner en descanso tu cuerpo

Es importante que aprendas a escuchar tu cuerpo, debido a que él  te dice que tan cansado estás. Por eso, si tienes pensado competir todas las semanas o algunas, tendrás que realizar un entrenamiento más suave, o no participar en la competencia de manera completa. Por lo tanto, te recomendamos algunos consejos para que tu cuerpo descanse:

  • Requiere de tiempo y paciencia para que los músculos vuelvan a su estado normal y vuelvas a los entrenamientos.
  • Debes planificarte bien y seleccionar las carreras en las que deseas competir.
  • De seguro, los días previos a la competencia estarás nervioso y estresado. Por ello, es recomendable que trates de descansar y dormir lo suficiente.
  • Trata de despejar la mente en otras cosas, como contemplar un paisaje hermoso, pasear en bicicleta u otra actividad que te guste, de esta manera, te descargarás psicológicamente.

¿Cómo prepararse la última semana a la competición?

Organiza tu entrenamiento en el gimnasio.

Ya estás en la etapa final, y el cuerpo ha descansado lo suficiente para enfrentarse al gran reto. De tal modo que tendrás que seguir haciendo ejercicios, pero a un ritmo moderado para que tu cuerpo no se enfríe, debido a que al llegar la competencia será el momento de la verdad, estarán los nervios de punta.

Además, surgirán dudas, aparecerán algunos calambres, pero no te preocupes, eso es normal, con un poco de masaje desaparecerán. En este sentido, algunos consejos que te serán útiles para esa semana son:

  • No cambiar la rutina de ejercicio, recuerda que el cuerpo se ha adaptado a un programa de entrenamiento riguroso.
  • Si perdiste un día de entrenamiento, tranquilo no sobrecargues tu cuerpo, no recuperarás lo perdido.
  • Debes tener una alimentación balanceada, esta es parte del entrenamiento.
  • No comer comidas pesadas las últimas semanas, ya que podría dar mala digestión.
  • Meses antes de la competencia, debes seguir un ritmo balanceado de alimentación. Para ello, podrás encontrar muchas recetas nutritivas en internet.
  • Tomar mucha agua los días antes de la competencia, eso  ayudará a mantener el organismo hidratado en todo momento.
  • Debes observar donde realizarás la competencia, debido a que un clima caluroso podría perjudicar tu rendimiento.
  • Prepara con antelación lo que vas a utilizar para competir; medias, camisetas y zapatos que sean cómodos, ya que de lo contrario te saldrían ampollas.

En conclusión, competir todas las semanas no es muy beneficioso porque podrías lesionarte y evitar que cumplas con lo planificado. Recuerda que puedes durar corriendo años sin lesionarte, solo si respetas y aprendes a escuchar tu cuerpo.

De esa manera,  lograrás ser un excelente atleta, entenderás que no puedes competir todas las semanas  porque no eres una maquina. De modo que si descansas lo suficiente, podrás  seguir dando siempre lo mejor de ti.

Te puede gustar