¿En qué consisten los ejercicios de Klapp?

Similares a algunas posiciones de yoga, los ejercicios de Klapp se usan en fisioterapia para rehabilitar a las personas con escoliosis. Te contamos de qué se tratan y sus variables.
¿En qué consisten los ejercicios de Klapp?
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por el especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 26 mayo, 2023

Existen muchas maneras de brindarle bienestar al cuerpo, sobre todo por medio de los hábitos y estilos de vida saludables. En este sentido, existen alternativas poco comunes, como los ejercicios de Klapp. ¿Has escuchado sobre ellos alguna vez? ¿Sabes de qué se tratan?

También conocidos como técnica de Klapp, estos ejercicios se dirigen al bienestar de la columna vertebral. Si quieres conocer más sobre sus beneficios, te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué son los ejercicios de Klapp?

Para hablar sobre los ejercicios de Klapp, debemos hacer referencia a la fisioterapia, ya que estos son empleados en la rehabilitación de la zona relativa a la columna vertebral. Se usan especialmente en las desviaciones vertebrales y funcionales.

El principio fundamental de los ejercicios de Klapp se centra en la movilización de la columna vertebral a partir de cuatro apoyos. Esto se conoce como tetrapodia, y basa su importancia en la estabilidad vertebral y en la eliminación del efecto gravitatorio en la zona.

Orígenes de los ejercicios de Klapp

Este método recibe como nombre el apellido de un médico cirujano alemán, quien en 1905 creó estos ejercicios. Rudolf Klapp, quien también es considerado uno de los padres de la fisioterapia funcional, basó su tratamiento de deformidades vertebrales en diversos estudios sobre animales cuadrúpedos.

Allí se percató de que la escoliosis —desviación lateral de la columna vertebral— no existía en posición de cuadrupedia. Por esta razón, todos los ejercicios de Klapp se llevan a cabo en esta posición.

Además, este médico argumentó que la bipedestación —pararse en dos piernas— obliga a la columna vertebral a vencer constantemente la fuerza de gravedad, lo que ocasiona la aparición de la escoliosis.

Fisioterapeuta trabaja con una paciente con escoliosis.

Ejercicios de Klapp

La base inicial de los ejercicios de Klapp es la cuadrupedia. Sin embargo, a partir de ella se deben realizar otras posiciones diferentes, desde las que se ejecuta cada ejercicio. Estas son las principales:

Posición baja

El apoyo se realiza en las palmas de las manos y las rodillas, mientras la cintura escapular —la zona entre el cuello y los músculos pectorales— baja a la altura de los antebrazos. En ese momento, se bloquea la zona lumbar con una curvatura hacia afuera.

Por su parte, la zona dorsal puede moverse desde D1 hasta D4 en curvatura hacia adentro o lordosis; no te preocupes por estos tecnicismos, ya que el profesional a cargo te los explicará llegado el caso. Durante esta posición, debe realizarse una curvatura horizontal de la columna hacia el lado contrario de la escoliosis.

Posición semibaja

Con relación a la posición baja, esta se eleva un poco. La cintura escapular se eleva hasta la posición horizontal de los brazos apoyados. Esto hace que el movimiento descienda a las vértebras D5 y D7. No obstante, la zona lumbar permanece bloqueada con curvatura hacia afuera, y a su vez, la dorsal con curvatura hacia adentro.

Posición horizontal

En esta posición, se eleva aún más la cintura escapular y el movimiento desciende a D8 hasta D10. La posición continúa en cuadrupedia y es similar a la de una hamaca; mientras tanto, el movimiento vertical de la columna va en sentido contrario de la escoliosis.

Mujer realizando ejercicios de Klapp para la escoliosis.

Posición semierguida

El apoyo en la posición semierguida se da en las manos y rodillas. Allí, la movilización de la columna desciende hasta D11 y D12, haciendo una curvatura hacia adentro. El movimiento lateral debe ir en contra de la escoliosis.

Posición erguida

Es similar a la posición anterior, pero la movilización de la columna desciende hasta L1 y L3. En esta, se presenta una curvatura hacia adentro dejando la espalda erguida, tal y como su nombre lo indica.

Posición invertida

Se trata de la única posición que no es cuadrúpeda; a pesar de ello, forma parte de los ejercicios de Klapp. En esta, las extremidades superiores se ubican hacia atrás con respecto a la espalda, y el dorso presenta una curvatura hacia afuera. Por su parte, se presenta el máximo de curvatura hacia adentro en L4 y S1.

Busca un experto para realizar estos ejercicios

Estas seis posiciones ya te han dado una idea sobre los ejercicios de Klapp y sus usos para tratar la escoliosis. A pesar de ello, te recomendamos acudir a un profesional en el área de la fisioterapia y no realizarlos por tu cuenta, sobre todo si padeces una lesión en esta zona.

El fisioterapeuta puede guiarte, corregirte y evitar que aparezcan dolores o lesiones. Incluso será capaz de prevenir que la escoliosis se vuelva más pronunciada, por lo que la consulta con el profesional es siempre lo más recomendable.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Rondón-Villamil, Y. A. (2014). Ejercicio terapéutico para desarrollar cambios posturales en estudiantes universitarios. Revista Investigación En Salud Universidad de Boyacá. https://doi.org/10.24267/23897325.120
  • Barreras, T. (2011). Escoliosis: concepto, etiología y clasificación. Ortho-Tips. https://doi.org/10.1016/0950-0618(95)00018-6
  • Ojeda, J., Navarro, R., Sánchez, J., Navarro, E., & Medina, S. (1998). Anatomía de la columna vertebral. Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica. Hospital Universitario Insular de Las Palmas de Gran Canaria.

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.