Artrosis de rodilla: el sobrepeso podría ser responsable

Antonio Reyes · 30 abril, 2019
La artrosis de rodilla es una de las enfermedades articulares más comunes que suelen surgir con la edad por motivos no muy claros hasta hoy. No obstante, se ha establecido una relación bastante sugerente entre la artrosis y el sobrepeso. Te explicamos en qué consiste.

La artrosis es una enfermedad reumatológica que cursa con degeneración del cartílago articular. Es una enfermedad de las articulaciones muy prevalente en personas de edad avanzada, y suele afectar con mayor frecuencia a determinadas articulaciones. Este es el caso de la artrosis producida en la rodilla.

En esta afección tan temida, se produce una degeneración cartilaginosa en esta articulación. Esto tendrá una serie de consecuencias perjudiciales sobre nuestra actividad física; este tema y otros más serán el eje del siguiente artículo.

Artrosis de rodilla: causas y síntomas

La causa de la artrosis no está muy clara. Se piensa que una combinación de factores genéticos y ambientales pueden generarla, en edad avanzada y en sujetos predispuestos a padecer esta afección. Entre los factores ambientales más frecuentemente asociados con artrosis, se destacan:

  • La sucesión de lesiones en una misma articulación.
  • La edad.
  • El sobrepeso.
  • El ejercicio físico intenso, especialmente cuando se practica sin una adecuada planificación y técnica.

El síntoma típico de esta enfermedad es el dolor, que persiste aun en reposo. Cuando iniciamos una actividad física, las molestias ceden durante unos minutos, pero progresivamente vuelven a aparecer con la actividad.

Otros síntomas incluyen la rigidez, la deformidad de la articulación y, finalmente, la pérdida de funcionalidad de la misma. Es por eso que se trata de una afección que debemos prevenir y, llegado el caso, tratar seriamente.

Artrosis de rodilla y sobrepeso

El sobrepeso y la obesidad son afecciones muy típicas en países occidentales, en los que el nivel socio-sanitario es bastante elevado. Una de las consecuencias que produce el sobrepeso es una mayor carga sobre las articulaciones.

Conocer cómo nos afecta el sobrepeso es importante para decidirnos a prevenirlo.

Particularmente, la rodilla es una articulación que sostiene el peso de casi todo el cuerpo; concretamente, la rodilla y la cadera son las principales articulaciones de carga del cuerpo. Por eso, si le añadimos una carga superior, estaríamos exponiendo a los músculos, ligamentos y tendones a mayores fuerzas de forma constante.

Además, la obesidad pone al organismo en un estado de inflamación crónica. La liberación a la sangre de sustancias proinflamatorias puede dañar todavía más la articulación, y provocar así un progreso de la artrosis de forma precoz.

Por lo tanto, una enfermedad que comenzaría a afectarnos con su progresión en la tercera edad podría iniciarse a los cuarenta años en caso de sobrepeso u obesidad.

¿Cuál es el tratamiento óptimo?

Sin embargo, una vez que se nos diagnostica la artrosis, debemos tener en cuenta que es una enfermedad degenerativa que, eventualmente, va a progresar. Lo que podemos hacer es, en la medida que podamos, retrasar el avance de la patología para disfrutar de una mejor calidad de vida.

La mejor forma de combatir la artrosis es evitando el sobrepeso. Si lo padecemos, la pérdida de grasa corporal está claramente relacionada con una mejoría de los síntomas (tanto del dolor como de la rigidez) y un enlentecimiento del progreso de la artrosis. Para tratar el sobrepeso y la obesidad, tenemos alternativas tanto médicas como quirúrgicas.

Otra forma de prevenir el avance de la artrosis es evitando todo tipo de ejercicios de alto impacto articular, especialmente aquellos realizados con una mala técnica. También es altamente recomendable seguir un plan de fortalecimiento articular con un profesional para mejorar la sintomatología y la evolución de la enfermedad.

En este sentido, ejercicios como sentadillas con peso (correctamente realizados, claro) aumentan considerablemente la fortaleza de los tendones y ligamentos y enlentecen el avance de la artrosis.

Eliminar el dolor de rodilla.

Qué hacer cuando aparecen los dolores

Además de todo esto, durante las crisis de dolor e inhabilitación que puede provocar esta patología, suele indicarse la toma de fármacos analgésicos para reducir el dolor y la inflamación.

Sin embargo, como vemos en este artículo, la artrosis está frecuentemente relacionada con el sobrepeso y la obesidad; a su vez, estas afecciones están relacionadas con otras, como la hipertensión y diabetes.

Estos son factores de riesgo de futura enfermedad cardiovascular, por lo que los analgésicos típicos (como ibuprofeno o naproxeno) están contraindicados por su posible efecto cardiotóxico. En estos casos, se suelen prescribir analgésicos de la familia de los fármacos opioides. Consulta siempre a tu médico antes de ingerir cualquier medicamento para paliar las molestias.

  • Pacca DM, DE-Campos GC, Zorzi AR, Chaim EA, DE-Miranda JB. Prevalence of Joint Pain and Osteoarthritis in Obese Brazilian Population. Arq Bras Cir Dig [Internet]. 2018 Mar 1 [cited 2019 Apr 30];31(1):e1344. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29513805
  • Miehle W. Arthrosis or Osteoarthritis: Do These Terms Imply Therapy With Pure Analgesics or Non-steroidal Antirheumatic Agents? Scand J Rheumatol Suppl [Internet]. 1987 [cited 2019 Apr 30];65:123–30. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3479837
  • Artrosis de rodilla: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento [Internet]. [cited 2019 Apr 30]. Available from: https://inforeuma.com/enfermedades-reumaticas/artrosis-de-rodilla/