Beneficios de realizar estiramientos

Oriana Noguera · 5 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en Educación Física Elisa Morales el 11 mayo, 2019
¿Dedicas el tiempo apropiado al estiramiento posterior a una sesión de actividad física? Conoce ocho razones por las que no deberían faltar en tu rutina.

Muchas personas que hacen actividades deportivas dejan a un lado los estiramientos, incluso los encuentran tediosos. No obstante, la verdad es que realizar estiramientos tiene muchos beneficios importantes para el funcionamiento del cuerpo. 

Se denomina estiramiento a los ejercicios en los que se busca aumentar el rango de movilidad de las articulaciones y alargar los tendones y músculos. Suelen ser ejercicios suaves y sostenidos, que no deben ser para nada dolorosos.

¿Es bueno realizar estiramientos?

Hay numerosas razones por las cuales deberías comenzar a estirar regularmente. Hacerlo no solamente mejora tu flexibilidad, que es un factor importante en el ejercicio, sino que también te da una buena postura, reduce el estrés y los dolores musculares. Te mostramos a continuación los beneficios de estirar, ¡toma nota!

1. Mejora tu desempeño en el deporte

Estirar incrementa el rango de movilidad de las articulaciones y alarga los tendones y músculos, lo que permite un mejor rendimiento en diferentes ejercicios, puesto que el cuerpo adquiere mejores condiciones para hacer los movimientos.

Asimismo, mejora la flexibilidad, reduce calambres y previene lesiones. De esta forma, tu desempeño deportivo incrementa de nivel al tener más libertad para moverte y controlar tu cuerpo.

2. Reduce los dolores musculares

No estirar produce rigidez en los músculos, lo que a su vez ocasiona dolores musculares. Por lo tanto, realizar estiramientos cambia notablemente este panorama; con estos trabajos, aumenta la oxigenación de los músculo, se lubrican las articulaciones y se reduce el ácido láctico.

Realizar estiramientos relaja no solo los músculos, sino también la mente.

3. Relaja los músculos y la mente

Al terminar una rutina agotadora de ejercicios, hacer estiramientos es ideal para despejar la mente y relajar los músculos. El principal motivo de ello es que estirar consiste en ejercicios mantenidos y sin que los tejidos musculares estén tensos.

De esta forma, tomarte tu tiempo para hacer estiramientos puede funcionar como meditación. De hecho, varios de los ejercicios para estirar son posiciones de yoga.

Es significativo destacar que los estiramientos no son sinónimo de sufrimiento; es decir, no deben doler en lo absoluto. Solo ha de existir una pequeña presión, por lo que es importante relajar los músculos y para que todo fluya como una actividad tranquila.

4. Mejora la postura

Los estiramientos ayudan a desarrollar posiciones firmes, adecuadas y alineadas; de esta manera, la memoria muscular asimila esos ejercicios y aplica esas posturas incluso fuera de la actividad física.

Los dolores de espalda baja son muy molestos y suelen ser muy comunes en personas que trabajan sentadas la mayor parte del día. Realizar estiramientos sirve para disminuir los dolores de espalda baja y, además, evita desequilibrios musculares que tensen el tronco hacia un lado u otro.

5. Reduce el estrés

Cuando se pasa por períodos muy estresantes, es muy probable que los músculos estén tensos, lo cual es algo normal; los músculos tienden a contraerse como respuesta a tanto estrés físico y emocional.

En estas circunstancias, una manera de liberar el estrés es hacer estiramientos enfocados en las zonas en las que se suele acumular estrés, como el cuello, la espalda y los hombros.

6. Mejora el control del cuerpo

Hacer estiramientos permite un mejor control de las articulaciones y extremidades. Los ejercicios para estirar deben ser realizados cuidando cada detalle y manteniendo cada parte del cuerpo de manera correcta.

Con esto, se desarrolla la capacidad de controlar la contracción de los músculos y alineación de las extremidades, entre otras acciones cotidianas del cuerpo.

7. Incrementa el flujo de sangre

Al elongar, aumenta el flujo de sangre en el organismo. Esto, a su vez, oxigena los músculos y reduce el dolor. Además, mejora el sistema circulatorio, por lo que estirar es una buena alternativa para combatir las várices y la celulitis.

Momento ideal para realizar estiramientos.

8. Te da energía

Las rutinas en la actualidad son bastante ajetreadas; el cansancio puede ser muy molesto y, además, es capaz de presentarse en cualquier momento, bien sea al levantarnos en la mañana o al mediodía en el trabajo. Al sentirte agotado, un buen estiramiento oxigena los músculos y despeja tu mente para continuar tu día.

Cuando los músculos están cansados, nos hace sentir aun más reposo. Siéntete libre de hacer unos cuantos estiramientos si experimentas cansancio o flojera; te ayudará a estabilizar tus niveles de energía de forma rápida y efectiva.

En síntesis, realizar estiramientos puede cambiar positivamente el funcionamiento de tu cuerpo. Asegúrate de no poner demasiada presión y hacer los ejercicios correctamente. No le des más vueltas, ¡incorpora pequeños estiramientos a tu rutina y verás la diferencia!

  • Weerapong, P., Hume, P. A., & Kolt, G. S. (2004). Stretching: Mechanisms and Benefits for Sport Performance and Injury Prevention. Physical Therapy Reviews9(4), 189–206. https://doi.org/10.1179/108331904225007078