¿Se puede congelar comida descongelada?

Virginia Duque · 18 febrero, 2018
Podemos volver a congelar comida que ya hemos congelado previamente, eso sí, necesitamos tener en cuenta algunas medidas de prevención

A veces por falta de tiempo, otras por pereza -para qué engañarnos-, no repartimos productos que queremos congelar con el consecuente problema de que cuando los sacamos es demasiado y nos sobra. ¿Se puede volver a congelar comida descongelada? ¡Te lo contamos!

Otro problema que podría surgir es que se fuera la luz y se descongelaran los alimentos que tienes en el congelador. Sea la incógnita que sea la que tengas, te contamos toda la verdad sobre este asunto.

Congelar comida descongelada, ¿sí o no?

Durante años hemos tenido la creencia de que si congelábamos comida previamente descongelada y la consumíamos podíamos hasta morir. Quizá ahora nos dé risa escucharlo, sobre todo cuando desvelemos todo lo que sabemos sobre ello.

Siempre se ha dicho que si un alimento se descongela, y este se quiere volver a congelar, debería ser una vez que estuviera cocinado. No pocas veces hemos visto a nuestras madres cocinando toda una tarde para aprovechar estos alimentos descongelados.

El Servicio de Inspección Alimentaria del Ministerio de Agricultura de EE UU afirma lo siguiente:

“Los alimentos descongelados total o parcialmente pueden volver a congelarse de forma segura siempre que aún contengan cristales de hielo o no hayan superado los 4,4 ºC. El recongelado puede afectar a la calidad de los alimentos, pero su consumo seguirá siendo seguro”.

No es cierto que solo podamos congelar los productos frescos.

Por tanto, el único riesgo que se corre al congelar comida descongelada es que el sabor se altere un poco, en ocasiones una medida imperceptible. No obstante, el producto no debe haber estado más de dos horas fuera del congelador y la nevera, no haberse perdido los trocitos de hielo o no haber estado a temperaturas iguales o superiores a los 32 grados centígrados.

Por qué varía el sabor

Esta es una pregunta que surge cuando leemos lo que dicen los expertos. Pues bien, los alimentos, al igual que nuestro cuerpo, están compuestos en gran parte por agua. Cuando se someten a temperaturas muy bajas se forman microcristales que pueden romper con la facilidad que lo haría un cuchillo, los tejidos de los alimentos.

Una vez que esto sucede, los alimentos ya no vuelven al mismo estado que tenían antes de ser congelados, por eso, aun si un alimento no se descongela después de haber sido congelado, sabe diferente a un alimento fresco.

Estos ‘tejidos rotos’ ya no serán capaces de retener el agua que tenían, y pierden jugosidad y parte de su sabor. Siempre que puedas, recomendamos que escojas productos frescos y los consumas en el momento, aunque si no es posible, un producto congelado, o incluso descongelados doblemente, para nada es perjudicial para tu salud.

Cuál es la mejor manera de descongelar alimentos

¿Hay alguna forma más segura que otra de descongelar alimentos? Seguro que has visto varias formas de hacerlo: en le microondas, a la intemperie, con agua caliente o incluso con agua fría.

No es recomendable ni hacerlo con agua caliente ni en el microondas a no ser que escojas el programa habilitado para ello, aunque consumiera mucha energía pues requiere de mucho tiempo.

La forma más recomendables para no romper de manera brusca la cadena de frío es hacerlo en la nevera. El alimento se descongelará de manera muy paulatina y conservará un estado mejor que si lo haces de forma brusca.

¿Tienen todos los nutrientes los alimentos congelados?

Como deportista seguro que lo que más te preocupa es si los alimentos congelados conservan todas las propiedades nutritivas que te ayudan a mantenerte en buena forma. Pues bien, aunque lo más recomendable es consumir alimentos frescos siempre que se pueda, los congelados pueden ser una buena opción cuando la primera no es posible.

De hecho, podría ser que haya productos congelados más frescos que otros que venden como frescos en muchos supermercados. Así, que tú decides con cuánta frecuencia quieres consumirlos.

Ya ves que hay mitos relacionados con la comida congelada que están muy alejados de la realidad. ¿Ya sabes cómo responder ante la duda de si se puede congelar comida descongelada?