6 accesorios para mejorar los entrenamientos de natación

Francisco María García · 19 abril, 2018
Usar algunos complementos en natación nos puede ayudar a aumentar el rendimiento y los resultados físicos, vemos algunos de ellos y posibles ejercicios para implementarlos

Para mejorar los entrenamientos de natación es necesario afinar la técnica. Para lograrlo, el nadador puede utilizar accesorios que le permitirán perfeccionar su desempeño.  Con estos accesorios el entrenamiento será también más cómodo y eficiente.

Accesorios para mejorar los entrenamientos en natación

1- Tabla de natación

Es un accesorio imprescindible cuando se quiere mejorar los entrenamientos de natación, especialmente para competición. Con la tabla, la atención y el esfuerzo se focalizan en la zona inferior del cuerpo, especialmente en piernas y pies.

Tabla de natación.

Generalmente la tabla es de espuma o corcho. El nadador sostiene con ambas manos la parte superior de la tabla y nada moviendo solamente sus piernas. De este modo, todo el esfuerzo físico se concentra en las piernas.

2- Paletas

Fortalecen los brazos y les agregan resistencia.  El uso de paletas vuelve el ejercicio más intenso y productivo; al ejercer mayor resistencia a las paladas, se exige mayor potencia de los músculos y un gran equilibrio. Esto fortalece el tono muscular y aumenta la velocidad de nado.

Su aspecto es como una mezcla de paleta de ping pong y guante. Poseen una parte plana que cubre la palma de la mano y un dispositivo para sujetarla, de modo que no se salga.

3- Snorkel

Es un accesorio que recientemente se está integrando a este deporteQuienes lo usan reconocen los beneficios para mejorar los entrenamientos de natación.

Un snorkel para natación no es igual que un snorkel convencional. La diferencia fundamental está en los canales de entrada y salida del aire. Los canales laterales por los que entra el aire son independientes de la salida del aire ya respirado.

Con este tipo de accesorios, siempre se dispone de aire del exterior y el tubo de entrada no se encuentra cargado del CO2 que se exhala continuamente.

Usar snorkel permite liberar la atención de la respiración y concentrarla en el cuerpo. De esta forma, usando snorkel el nadador no necesita pensar en los movimientos de la cabeza para tomar aire. Respira relajadamente mientras se concentra en los movimientos de brazos y pies.

Puede ser utilizado por los principiantes o por los nadadores experimentados en series de alta intensidad.  Es evidente que la rutina será diferente en uno y otro caso.

4- Pull-buoy (o pool buoy)

El pull-buoy es un accesorio muy utilizado para conseguir mejoras en el entrenamiento de la natación. Es especialmente útil para mejorar la fuerza de brazos y piernas.

Se trata de un elemento de flotación en forma de ocho, que generalmente está elaborado en espuma de celda cerrada. Los nadadores lo colocan entre sus piernas para anular la propulsión de estas extremidades.

Con el pull-buoy las piernas se mantienen flotando. De este modo, el nadador se concentra en sus brazos y tronco y se desentiende del batido de piernas necesario para que no se hundan.

5- Aletas

Para fortalecer las piernas y aumentar la flexibilidad de los tobillos, las aletas de natación son un buen recurso.  Existen aletas de diverso tipo; para principiantes, se sugieren las largas y anchas, que mejoran la propulsión.  Los nadadores experimentados suelen usar las aletas cortas y rectas.

Aletas para nadar.

Las rutinas de entrenamiento con aletas son las mismas que sin ellas. La diferencia está en el tiempo que se tarda en la misma cantidad de vueltas; con aletas se debería tardar menos que sin este accesorio.

6- Bañador

Todo nadador experimentado sabe que es importante elegir bien el bañador para nadar. Se requiere que esta prenda brinde el mayor confort, buen deslizamiento y la mayor durabilidad.

Los bañadores no son todos iguales.  Los materiales de confección determinarán, en gran parte, la comodidad, la adaptabilidad al cuerpo, el deslizamiento y la duración. La idea es que el nadador se desentienda y olvide del bañador una vez que lo tenga puesto

Quien nada debe sentir que la prenda es casi su propia piel y que no le ocasiona molestias ni rozamientos de ningún tipo. Asimismo, es necesario que contribuya al deslizamiento del cuerpo.

El material más elegido por los nadadores es el PBT (polibutilenotereftalato). Los bañadores confeccionados con este material son muy resistentes al sol y al cloro, además de cumplir con las exigencias de comodidad y de ajuste.

Las tiendas deportivas ofrecen kits que reúnen los  accesorios especialmente elegidos para el tipo de entrenamiento que se desea realizar.