7 consejos para un principiante en boxeo

Este artículo fue redactado y avalado por Yamila Papa Pintor
· 22 marzo, 2019
Un principiante en boxeo debe tener en cuenta ciertas cuestiones con respecto al entrenamiento, las técnicas, la hidratación y la protección. ¡Se trata de un deporte muy completo que merece la pena ser practicado!

El boxeo es uno de los deportes más completos, ya que trabaja tanto el cardio como la musculación, e incluso la defensa personal. En el siguiente artículo, te daremos algunos consejos que te servirán si eres un principiante en boxeo.

¿Eres principiante en boxeo? Sigue estos consejos

El boxeo es un deporte apasionante; incluso si no te gusta mucho la idea de los golpes, puedes entrenar esta disciplina muy completa para tener mayor resistencia, bajar de peso o marcar los músculos.

Muchas personas eligen el boxeo recreativo, una manera entretenida de ejercitar sin necesidad de subirse al ring. En cualquier caso, pueden serte de ayuda estas recomendaciones para un principiante en boxeo:

1. Mantén la calma

Sin importar cuál sea tu objetivo (hacer ejercicio o competir), debes ir despacio. Muchas veces, el principiante en boxeo quiere ponerse los guantes y subir al ring desde el primer día, o pretender que todos los golpes le ‘salgan’.

Sin embargo, debes tener en cuenta que se trata de una disciplina con cierta técnica, no es cuestión de golpear al azar. Presta atención a las indicaciones del profesor o entrenador y procura ser paciente.

2. Bebe mucha agua

Las sesiones de boxeo son muy fuertes y, en muchos casos, duran más de una hora. Por ende, es fundamental que te mantengas hidratado.

Se estipula un litro por cada 60 minutos de entrenamiento como consumo recomendado. Si no eres muy fanático del agua, puedes reemplazarla por bebidas deportivas, zumos naturales o infusiones frías (por ejemplo, té verde). ¡Pero nunca dejes de hidratarte!

Practicar boxeo y accesorios.

3. Concentra tu mirada

Otro de los consejos para un principiante en boxeo está relacionado a la puntería. Más allá de la fuerza que tenga el golpe, lo primero que debes trabajar es pegar donde quieres, ya sea frente al espejo, a la bolsa o a un oponente en el ring.

Concentra tu mirada en el sitio donde quieres que el puño impacte. Así, cuando tiras el golpe, será más fácil que aciertes. Una vez que estés interactuando con otro boxeador, mantener la vista puesta en su rostro te servirá para defenderte mejor de los golpes.

4. Aprende a respirar

La respiración es la base de cualquier ejercicio; en el caso del boxeo, el aire debe ingresar antes de golpear y expulsarse cuando el puño impacta. De esta manera, no te cansarás tan rápido.

Puedes emplear diferentes técnicas o movimientos para reducir los latidos del corazón y, con ello, las respiraciones. Desde luego, esta es una habilidad que también se trabaja en los entrenamientos.

5. Utiliza todo el cuerpo para golpear

Si bien el que impacta es el puño, el impulso lo da el resto del cuerpo. Al empezar, es probable que tengas los pies lentos; no te preocupes, puedes aprovechar esa lentitud para ‘acumular’ fuerza y golpear con más potencia.

Es fundamental que, por ejemplo, cuando realices un cross o un jab, gires los hombros hacia adelante; eso te dará más impulso y pegarás con más fuerza. Las caderas también se mueven y las piernas nunca se quedan estáticas. Es una de las reglas básicas del boxeo: ¡usa todo el cuerpo para tus golpes!

6. Nunca bajes la guardia

Si bien algunos boxeadores actuales como Floyd Mayweather se caracterizan por mantener los brazos bajos durante las peleas, un consejo sabio para un principiante en boxeo es que siempre deje la guardia ‘arriba’. Esto quiere decir que las manos cerradas cubran el rostro y, al mismo tiempo, nos permitan ver al oponente.

Cuando estamos dando un golpe, la otra mano sigue quedándose en esa posición, para cubrir un posible contragolpe del oponente.

El boxeo es un deporte de contacto, y puede generar lesiones.

7. Usa protectores

No solo hace falta el protector bucal, básico en la práctica de boxeo, sino que también son importantes el cabezal y el inguinal. Si bien los golpes bajos no están permitidos, al principio puede que recibamos algún impacto en esa zona tan sensible.

Con respecto al protector de la cabeza, te hará sentir más seguro durante las primeras veces que subas al ring. Luego, puedes dejar de usarlo. No te sientas ridículo con él, es lo que necesitas para evitar que los golpes te tumben.

Si eres un principiante en boxeo, estos consejos te serán de mucha utilidad. No dudes en consultar con tu entrenador y hacerle todas las preguntas que tengas. Y por supuesto, trabaja mucho en la técnica y en la respiración antes de pedir subirte a un ring.

  • Juan Matías Luciano. (2013). El trabajo de la resistencia en el boxeo.