Practica cardio intenso para quemar mucha grasa

Francisco María García · 22 noviembre, 2018
Los ejercicios de cardio intenso pueden ayudarnos a quemar un buen nivel de grasa, pero no olvides que la actividad física necesariamente debe combinarse con una adecuada alimentación

Entre los objetivos más citados por aquellos que deciden apuntarse en un gimnasio o iniciar regímenes de acondicionamiento físico, encontramos el de perder peso entre los más comunes. Los ejercicios de cardio intenso representan la mejor opción para quemar grasas.

Sin embargo, antes de empezar a entrenar y quemar grasa, no podemos obviar el hecho de que las grasas y las calorías son las principales fuentes de energía para nuestro cuerpo.

En la otra cara de la misma moneda están quienes quieren reducir el diámetro de su cintura de forma milagrosa. Sin considerar que este es un proceso que no incluye únicamente el ejercicio físico diario.

¿Qué es un ejercicio de cardio intenso?

El cardio intenso se incluye toda actividad física diseñada para elevar el número de latidos del corazón por minuto, durante un tiempo determinado. Son rutinas que deben ir de la mano con ejercicios de fortalecimiento muscular. Esto se hace con el propósito de evitar la flacidez que se genera por la pérdida de peso.

En un gimnasio, las mejores maneras de realizar cardio intenso es con herramientas como la cinta. Aunque entre este tipo máquinas hay dos que sobresalen: la elíptica y la bicicleta estática.

A pedalear

Este ejercicio trae consigo una serie de beneficios comunes a todo nuestro cuerpo. En una hora de trabajo pueden llegar a quemarse entre 450 y 830 calorías; lo que supone un porcentaje de hasta cuatro veces superior que el que quemamos mientras andamos.

Sobre una bicicleta convencional se obtienen resultados similares. Siempre que se lleve un ritmo intenso y no nos limitemos a dar un simple paseo. Además, el rango de movimientos, tanto en una elíptica como en una bici estática, es bastante similar al de muchos ejercicios con pesas. Lo que permite mantener y hasta incrementar la fuerza del aparato muscular, mientras se queman grasas.

Ejercicios para todos

El más común es caminar. Con el fin de ejercitarnos, podemos comenzar sin ningún tipo de entrenamiento previo. Es también un excelente calentamiento de cara a otras actividades, sobre todo si se trata de una persona sin ningún tipo de preparación física.

Los beneficios de caminar.

Correr o trotar también son ejercicios muy saludables, aunque su nivel de exigencia si requiere de ciertas capacidades adquiridas. Saltar la comba es la opción ideal cuando la dinámica de vida o las inclemencias del clima no permitan realizar actividades al aire libre.

Del mismo modo encontramos otros deportes como el fútbol o baloncesto, ya que demandan un movimiento constante, al igual que las artes marciales o el boxeo. Aunque más que por las competiciones en sí, sus beneficios vienen de sus duras sesiones de entrenamiento.

Entrenamiento HIIT: alta intensidad, máximos resultados

Estas rutinas llevan el concepto de cardio intenso a un estadio superior. Sin dejar de tomar como positivos los resultados de las prácticas ‘tradicionales’, los entrenamientos por intervalos han demostrado ser todavía más eficientes para quemar grasas.

La rutina HIIT es la combinación de periodos muy controlados con movimientos de alta intensidad y espacios para el descanso y la recuperación. Lo que da como resultado una mejora notable en la capacidad del organismo para oxidar las grasas.

Debido a su alto nivel de exigencia, no es recomendable pasar del sedentarismo a estas rutinas de manera drástica. Se requiere una adaptación progresiva. Siempre bajo la supervisión de un médico especialista que certifique que se está capacitado para soportar el alto esfuerzo físico.

Beneficios del cardio intenso

No es sencillo eliminar los excedentes de grasas que terminan alojados entre los tejidos musculares. En la práctica, los ejercicios de cardio intenso consiguen mucho más que reducir las cifras de la báscula: optimizan el funcionamiento del corazón y los pulmones, y son eficientes para reducir los niveles de estrés y mejorar la calidad de las horas de sueño y descanso.

Adicionalmente, previenen padecimientos como la diabetes y la hipertensión, ayudando al mismo tiempo a mantener a raya al colesterol malo.