Quema calorías haciendo cien saltos por minuto

Yamila Papa Pintor · 15 noviembre, 2018
Puede parecer infantil o improductivo, pero los beneficios en la quema de grasas de saltar a la comba están más que comprobados, además, cuando te atrevas a intentar el reto descubrirás que para nada es tan sencillo como suena

Podríamos instaurar el ‘challenge’ (desafío) de hacer cien saltos por minuto todos los días durante un mes y ver qué resultados obtenemos. Se dice que este ejercicio, que parece sencillo pero no lo es tanto, nos permite quemar muchas calorías. ¡Quizá sea el momento de comprobarlo!

Cien saltos por minuto para quemar grasa

Se estima que hacer cien saltos por minuto equivale a quemar alrededor de 15 calorías. Quizás puede parecer muy poco, pero puede ser hasta un 30% más de lo que gastamos si trotamos o caminamos rápido.

Además, no solo podemos saltar 60 segundos, sino que nuestra rutina de saltos a la comba puede ser de 5, 10 o 15 minutos. Multiplicando la cantidad de calorías quemadas tendríamos 75, 150 o 225 menos respectivamente.

Entrenamiento en casa, olvídate del gimnasio.

Por otra parte, si al hecho de saltar a la cuerda le agregamos otros ejercicios podemos llegar a elaborar una rutina, con la que tendremos la posibilidad de quemar más de 300 calorías en solo 20 minutos, al mismo tiempo que marcamos y fortalecemos los músculos.

Pero no nos adelantemos, primero prueba con los cien saltos por minuto, una tarea que puede parecer sencilla, pero ya verás si te atreves que no lo es tanto. Debes ser lo suficientemente rápido como para cumplir con esa cantidad en 60 segundos. Al principio puede que hagas 40 o 50, pero con la práctica seguro que logras llegar a los 100.

Para saltar a la cuerda es muy importante tener coordinación, equilibrio, balance y resistencia cardiovascular y respiratoria.

Lo mejor de todo es que puedes llevar la soga en el bolso y practicar donde quieras o dispongas de algo de tiempo libre: un parque, el balcón, un patio o una terraza. Ni siquiera hace falta tener este elemento contigo, ya que siempre puedes simular los movimientos de dar saltos cortitos despegando muy poco los pies del suelo, con movimientos rápidos y constantes.

La clave reside en mantener la continuidad de los saltos durante un minuto seguido. Luego podrás ir añadiendo más tiempo o cantidad de saltos.

Salta a la cuerda y diviértete

Puede que saltar a la cuerda sea una actividad que has abandonado al hacerte mayor, o incluso puede que nunca lo hayas hecho antes, pero por algo este ejercicio está presente en muchas rutinas de entrenamiento profesional, como por ejemplo en el boxeo.

Beneficios de saltar a la comba en casa.

Saltar a la cuerda es un entrenamiento más que completo, que nos permite quemar grasas y mantenernos en forma sin necesidad de mucho tiempo. Con algunos minutos (sobre todo si consigues cumplir con el desafío cien saltos por minuto) nos valdrá.

Pese a que se trata de una actividad divertida que puede hacerse incluso mirando una serie o una película, si la combinamos con otros ejercicios podremos acelerar nuestras funciones metabólicas y disfrutar de los resultados en menos tiempo. Algunas opciones son:

1. Saltos a la cuerda con Tabata

Comenzar con cuatro minutos de salto a la soga. Al finalizar descansar un minuto y continuar con 20 crunches de abdominales y 30 segundos de plancha. Repetir estos dos últimos ejercicios dos veces más.

2. Saltos a la cuerda con burpees

Dar cien saltos por minuto durante tres minutos. Luego descansar 30 segundos y hacer cuatro series de ocho burpees cada una.

3. Saltos a la cuerda en diferentes estilos

En este caso, lo único que harás será saltar a la cuerda pero cambiando las velocidad y los estilos. Para empezar, dos minutos alternando las piernas, luego dos minutos con una sola pierna (30 segundos por pierna) y por último dos minutos con las dos piernas. Descansa un minuto y vuelve a empezar. Completa tres series.

4. Saltos a la cuerda con calistenia

Empieza con cien saltos por minuto (o lo que te lleve completar los 100), haz 10 flexiones de brazos, luego otro minuto de cuerda, 20 elevaciones de pierna en tijeras, otro minuto de saltos y 10 elevaciones de piernas laterales. Descansa un minuto y vuelve a empezar. Repite hasta completar 20 minutos de entrenamiento.

5. Saltos a la cuerda nivel avanzado

Aquellos que tienen experiencia, además de hacer los cien saltos por minuto, pueden continuar con un minuto de flexiones de brazos, un minuto de plancha y un minuto de rodillas al pecho. Repetir los cuatro ejercicios cinco veces.

Saltar a la soga es un ejercicio cardiovascular completo y muy enérgico, no hace falta contar con este elemento para trabajar y puedes entrenar en cualquier sitio. ¡Son todos beneficios!

María Palermo. (2017). Siete formas de acelerar el metabolismo y quemar muchas más calorías. El Confidencial.