Las mejores horas para salir a correr en verano

Francisco María García · 6 octubre, 2018
La temporada estival viene invariablemente con largos días de mucho calor pero, la pregunta que queda en el aire es: ¿cuáles son las mejores horas para salir a correr en verano?

Para los runners, las altas temperaturas suponen un reto adicional. Además de hacer frente a las distancias y al programa de ejercicios establecido, entran en la ecuación grados centígrados de más (o de menos) que terminan por afectar el rendimiento. ¡Conoce las mejores horas para salir a correr en verano!

Factores a considerar

La mayoría de los corredores aficionados o de alta competición, son atletas con rutinas cerradas. Muchas de ellas atienden entrenamientos y metas específicas.

En otras sesiones de entrenamiento intervienen factores extra deportivos que van desde la disponibilidad de horarios, hasta gustos personales. Por ejemplo: quienes disfrutan de dormir hasta tarde, rara vez pautarán una sesión de trabajo antes de que despunte el alba.

Lo imprescindible para salir a correr.

Hay quienes, por responsabilidades laborales o familiares, disponen solo de pequeños ‘huecos’ en momentos muy específicos. Son lapsos que literalmente pueden ser en cualquier momento del día.

Aunque es más común que estos espacios se presenten muy temprano o ya entrada la noche, se puede dar el caso que la posibilidad para calzarse las zapatillas y echar a correr sea al mediodía. Con el sol y las temperaturas en lo más alto.

Siempre será preferible mantener en lo posible las rutinas, antes de suspender los ejercicios a causa de los factores ambientales. Por supuesto, atendiendo normas de sentido común. Hay días en los que el calor hace realmente prohibitivo correr.

Muy temprano o muy tarde

En realidad, la mayoría de las recomendaciones que responden a la pregunta sobre cuáles son las mejores horas para salir a correr en verano, apuntan a las primeras o a las últimas horas de cada día. Cuando el sol todavía no se ha asomado en el horizonte, o cuando ya se ha ocultado por completo.

Una chica estirando para correr.

Además de las altas temperaturas, la acción directa de los rayos UV sobre la piel es una de las losas más pesadas que cualquier deportista debe cargar. Sin dejar de mencionar que conlleva riesgos de sufrir insolaciones en caso de no disponer de la protección adecuada.

No es el calor, es la humedad

Más allá del calor, lo que puede volver inviable una sesión de running durante el verano es la humedad. De hecho, el índice térmico es el valor al que se le debe prestar más atención a la hora de revisar los pronósticos climatológicos para planificar los entrenamientos.

Los niveles de humedad son los que generan la sensación térmica real, después de promediar la temperatura con la tasa de agua en el ambiente. La humedad es un factor que hace que correr a primeras horas del día en zonas costeras entre julio y agosto sea una muy mala idea. Durante las noches, la temperatura suele permanecer cercanas a los 35°C.

El hábito de correr con altos niveles de humedad no es nada recomendado. El cuerpo no puede refrigerarse adecuadamente a través del sudor, por lo que la sensación de sofoco será casi insoportable.

Mejores horas para salir a correr en verano: después de las 9 pm

Si se ha de elegir cual es el momento idóneo para el running en los días estivales, este es después de las 9 de la noche. Ya el sol se ha ocultado por completo y la humedad está por lo general bastante por debajo en comparación con las horas matutinas.

La mayoría de los corredores tratan de evitar el periodo entre las 11.00 am y 8.00 pm.; es un lapso en que las condiciones suelen ser realmente duras. Sin embargo, hay quienes recomiendan precisamente aprovechar el reto que esto implica, para adecuar al cuerpo a correr con ‘el clima en contra.

Hay que recordar siempre algunas recomendaciones básicas para disminuir los riesgos, como elegir prendas de vestir adecuadas e hidratarse correctamente. También estar atentos a las señales que emite el cuerpo para evitar colapsos por golpes de calor. 

Hay que bajar la intensidad

Más allá de cuáles son las mejores horas para salir a correr en verano, durante estos días no se puede pretender ir a tope. La rudeza presente en el ambiente obliga a dosificar los esfuerzos; no es momento para intentar romper marcas personales. Para ello, ya llegará el otoño con temperaturas mucho más amigables.