Aspectos positivos y negativos de la cinta de correr

Francisco María García · 16 diciembre, 2018
La cinta de correr está entre las últimas tendencias para ejercitarse, tanto en el gimnasio como en casa. Si conocemos sus pros y contras, podremos planificar nuestros programas de ejercicios diarios.

La cinta de correr es una de las máquinas fitness más empleadas en gimnasios y hogares. Se las incluye en el grupo de las máquinas cardio, al igual que las bicicletas elípticas y estáticas. Conocer sus ventajas y desventajas ofrecerá a quienes se inician en su uso un amplio panorama a la hora de decidir cómo y cuánto ejercitarse.

Los gimnastas y corredores habituales emplean la cinta de correr como un entrenamiento de running indoor, sobre todo si el clima exterior es hostil.

Sin embargo, los mitos que circulan en torno a la cinta de correr alejan a las personas poco habituadas al mundo fitness. Lo cierto es que tanto esta como cualquier máquina del gimnasio requiere de un asesoramiento especializado para comenzar a entrenar.

Aspectos positivos de la cinta de correr

Antes que nada, hay que aclarar que la cinta de correr se puede usar también para caminar. Esto hace que personas con poca movilidad puedan ejercitarse de manera segura en la sala de estar de su casa o en el mismo gimnasio. Incluso quienes no sienten gusto por salir a correr se encuentran más cómodos utilizando la cinta.

Una caminata en la cinta de correr puede ser un modo eficaz de quemar calorías. No obstante, este tipo de máquina permite varios tipos de entrenamiento. Un corredor habitual sabe que correr media hora en cinta no es lo mismo que hacerlo por ese tiempo pero al aire libre.

En un parque, el corredor encuentra resistencias como el viento, el tipo de terreno, entre otros factores y obstáculos que vuelven más extenuante la carrera. En la cinta, la velocidad es continua, por lo que las calorías que se queman no son las mismas; tampoco es la misma la postura del cuerpo.

Sin embargo, la cinta de correr permite usar inclinaciones a fin de poner a prueba la resistencia física; de este modo, mejora el running. Esto implica que el calzado debe ser el mismo que se emplea en el asfalto o el césped. Es decir, se necesitan zapatillas deportivas para correr o zapatillas para running.

Correr en la cinta acelera el metabolismo y quemas más calorías.

Aspectos negativos de la cinta de correr

El corredor habitual nota de inmediato que la cinta de correr inhibe el uso de músculos como los glúteos. Asimismo, el hecho de que la cinta ruede en sentido inverso a la persona impide una ejercitación completa, dado que limita el movimiento articular.

De este modo, suelen aparecer molestias e incluso lesiones. La cadera, la espalda baja y el tibial son los sitios que se resienten con el uso inadecuado o excesivo de la cinta de correr.

Por otro lado, la zancada en la cinta encuentra limitado su punto de apoyo, incluso en velocidades bajas. La pobreza del movimiento incide en una menor quema de calorías que si se tratase del aire libre.

Con uso excesivo, se hace referencia a pasar en la cinta más de 30 minutos diarios. Si no se supera esa cifra, las articulaciones del runner quedarán a salvo.

Dentro de este lapso, la máquina de correr se presenta como altamente positiva para conservar un estado físico óptimo, aún en invierno o en climas lluviosos. Un uso moderado y periódico maximiza los beneficios de esta máquina.

Cómo usar la cinta de correr

El uso adecuado para la cinta de correr incluye el de calentamiento previo a los ejercicios. También se la emplea para tonificar el funcionamiento cardiovascular con una rutina activa. Sin embargo, hay tantos usos para ella como corredores en el mundo.

En cualquier caso, el hecho de poder controlar el entrenamiento, la velocidad y los intervalos hacen de la cinta una gran aliada en el fitness. Por otra parte, la cinta de correr con inclinación ayuda a evitar lesiones.

La cinta de correr puede usarse a modo de calentamiento previo a un entrenamiento más exigente.

El uso de esta máquina es la manera más semejante al running al aire libre. Desde luego, estirar los músculos antes y después de usar la cinta es una manera inteligente de prevenir lesiones. De igual manera, se aconseja un entrenamiento gradual a la hora de comenzar con esta o cualquier máquina de fitness.

Por último, para aprovechar al máximo los aspectos positivos de la cinta de correr, lo ideal es combinarla con todo tipo de superficies. De este modo, todos los músculos podrán mantenerse activos de manera total o alternada.

Si, en cambio, las articulaciones deben esforzarse siempre del mismo modo, es más probable que se genere una lesión. Claro que, al utilizarla, es muy importante realizar los ejercicios en la máquina de forma adecuada.

  • Ejercicios de capacidad cardiovascular. Programa de ejercicios Lograr un objetivo. Coordinadora Nacional de Artritis. Recuperado de: http://www.conartritis.org/wp-content/uploads/2014/lograr_ejercicios_cardio.pdf
  • Omiko. Manual de usuario cinta de correr 23TK. Recuperado de: https://d3lfzbr90tctqz.cloudfront.net/epi/resource/r/cinta-caminadora-motorizada-omiko-23-tk-hogarena-gris/11a3b0c2973b7f8e0ba5cca32d76d8001128d105d66a6d13d3874ad0bf6d1897