Posiciones en las que puedes jugar en el baloncesto

Óscar Dorado · 28 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 28 febrero, 2019
Si estás deseando jugar al baloncesto, en este artículo te contamos cuáles son las posiciones en las que puedes desempeñarte en este deporte tan dinámico y popular.

El baloncesto es uno de los deportes más populares del mundo. De hecho, cada vez tiene más repercusión social y más niños se interesan por practicarlo a nivel competitivo. En el siguiente artículo, vamos a conocer cuáles son las posiciones en las que puedes jugar en el baloncesto.

Lo primero que debes saber es que las distintas posiciones disponibles en el baloncesto dependen en gran medida del tamaño y la altura de los deportistas. Por ejemplo, el jugador con más tamaño y altura suele ser el pívot, mientras que el de menor envergadura y con mejor control de la pelota suele ser el base.

Generalmente, hay cinco jugadores en cada equipo en la cancha y cada uno tiene sus roles y responsabilidades. En este sentido, cada equipo esta compuesto por un base, un escolta, un alero, un ala pívot y un pívot.

Si bien el baloncesto ha avanzado mucho en los últimos tiempos, los jugadores que ocupan estos puestos aún tienen responsabilidades específicas. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre cada uno de estos roles.

Las mejores posiciones en las que puedes jugar en el baloncesto

1. Base

El base es el encargado de conducir el balón y de hacerlo circular correctamente. A menudo, los bases son la extensión del entrenador en el terreno de juego. Son los jugadores que tienen más el balón durante todo el encuentro, por lo que es necesario que tengan un buen control y bote del balón.

El base necesita tener una buena visión de la cancha para distribuir el balón a los compañeros, así como para conducir el balón hacia el campo rival e iniciar jugadas ofensivas. También han de tener un excelente lanzamiento a larga distancia, aunque no es tan importante.

2. Escolta

Esta es una posición de puntuación y, a menudo, suele ser para el mejor tirador del equipo. El escolta debe ser capaz de lanzar frecuentemente desde todas las zonas del campo, así como tener el físico para contribuir y realizar todo tipo de acciones de ataque.

El paso cero en baloncesto.

También colabora con el base y toma el control secundario de la pelota en las jugadas de ataque. Además, el escolta debe saber driblar rápido, pasar y tener buena visión de juego. Por si aún no lo sabías, el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos era escolta: ¿recuerdas a un tal Michael Jordan?

3. Alero

El alero es, a menudo, el jugador más versátil de las cinco posiciones en las que puedes jugar en el baloncesto, tanto ofensiva como defensivamente. Al igual que en la posición de escolta, los aleros son capaces de lanzar constantemente desde todas las posiciones, además de poder penetrar y crear juego para el resto de sus compañeros.

Se trata de una posición que requiere más fuerza y ​​tamaño que la de base o escolta, ya que suelen luchan contra pantallas y bloqueos con jugadores más grandes y fuertes. Ser alero también requiere que el jugador participe más en los rebotes del equipo. Además, necesita buenas habilidades de manejo de la pelota.

4. Ala-pívot

Para jugar de ala-pívot, se necesita ser un jugador con múltiples habilidades. De hecho, suelen ser grandes defensores, capaces de proteger todas las posiciones en el baloncesto. Por ello, necesitan tener grandes dimensiones y ser realmente atléticos.

Asimismo, tienen la función de contribuir en el ataque y la defensa, siempre ayudando en los rebotes y en la creación del juego interior. Kevin Garnett, Tim Duncan y Larry Bird son algunos de los mejores ala-pívots de la historia del baloncesto NBA. No podemos olvidarnos del mejor jugador español de todos los tiempos y que también ocupa dicha posición: Pau Gasol.

Pau Gasol es un jugador de baloncesto español.
Foto cortesía de: El País.

5. Pívot

Por último, el pívot suele ser el jugador más alto y más fuerte del equipo y se coloca debajo de la canasta. Se le exige que sea físicamente dominante, debido a su preponderancia física con respecto al resto. Las dos principales responsabilidades de un pívot son defender la canasta y rebotar la pelota en ambos lados de la pista.

En el juego ofensivo, la mayoría de los pívots puntúan siempre cerca de la canasta. Por ende, muchos de sus puntos vienen de rebotes ofensivos, ya que suelen ser físicamente más altos.

Como has podido observar, cada una de las cinco posiciones en las que puedes jugar en el baloncesto tiene relevancia en el terreno de juego. Por lo tanto, sea cual sea el rol que ocupes en el campo, siempre debes mantener la concentración y motivación al máximo.