Importancia de técnica y táctica en el deporte

8 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el periodista deportivo Fernando Clementin
De seguro habrás escuchado hablar de técnica y táctica en el ámbito deportivo. Ahora bien, ¿sabes específicamente a qué se refieren estos conceptos? Ambos son realmente importantes para lograr un buen rendimiento y alcanzar los resultados anhelados.

Técnica y táctica son dos conceptos centrales en toda práctica deportiva. No obstante, a menudo se los confunde y se termina por perder su significado verdadero, así como la vital trascendencia que poseen para el rendimiento individual y colectivo. A continuación, profundizaremos en las características básicas de cada uno.

Se trata de palabras que se usan también en otros ámbitos, como el empresarial o el militar. Incluso en los medios solemos ver que se habla mucho de ellos. Esta frecuencia no impide, de igual manera, que se intercambien sus significados o que se los interprete erróneamente.

Técnica y táctica: definiciones

Lo primero que debemos considerar es tener bien claros los límites de estos dos conceptos, ya que, en algún punto de la realización de un deporte, ambos convergen y se potencian mutuamente. Esto es lo que entendemos por técnica y táctica en las disciplinas deportivas:

Técnica

La técnica está ligada al aprendizaje motor de cada persona; consiste en la ejecución de movimientos y destrezas necesarios para la realización de un deporte.

A diferencia de la táctica, la técnica no tiene en cuenta el factor de la oposición del rival. Por el contrario, es inherente al deportista mismo; solo depende de sí mismo conseguir una buena técnica y poder plasmarlo en el ámbito competitivo.

Táctica

La táctica en el deporte puede ser individual o colectiva; en ambos casos, la oposición que plantea el adversario es un elemento necesario para definirla. Básicamente, consiste en la resolución de las acciones de juego, ya sea antes de la competición como durante su desarrollo, a partir de las condiciones técnicas individuales y la combinación de acciones grupal.

Todo conjunto o individuo que compite en una disciplina deportiva establece una táctica de antemano. Generalmente, además, se realizan entrenamientos para pulir las medidas que se implementarán.

Un entrenador que se precie terminará siendo casi como un padre para los deportistas.

No obstante, también es necesario considerar que la táctica siempre demanda una buena observación, ya que las circunstancias de un partido pueden cambiar y, entonces, habrá que ‘improvisar’ para responder a ello. Las lesiones, los goles, las expulsiones y otros tantos eventos pueden alterar el desarrollo de una competencia.

¿Por qué son importantes técnica y táctica en el deporte?

La técnica es, en definitiva, lo que hace bueno, regular, sobresaliente o excelente a un deportista. Se trata de la capacidad de plasmar en acciones concretas aquello que una acción de juego demanda y que la cabeza del protagonista planifica y decide.

Por lo tanto, es evidente que se trata de un componente indispensable para el éxito deportivo. La finalidad de la técnica es lograr la eficacia para resolver situaciones de la mejor manera posible.

En tanto, la táctica es también central, ya que tiene como finalidad lograr buenos resultados en una competencia: marcar un gol, ganar un juego y adaptarse a las circunstancias de un momento determinado.

La táctica potencia a la técnica porque hace que un jugador se desempeñe en la posición o función que mejor le sienta según sus características. Para demostrar la validez de esta afirmación, basta con observar cómo disminuye el rendimiento de un jugador al que el director técnico le asigna un rol que no está preparado técnicamente para cumplir.

Por ejemplo, en el caso del fútbol, esto se ve frecuentemente cuando el entrenador pide a un defensor que se comprometa en funciones ofensivas. Si bien puede hacerlo bien en jugadas puntuales, seguramente quedará expuesta su falta de técnica para conducir, regatear y disparar si lo intenta repetidamente.

John Isner en uno de los partidos más largos de la historia.

Táctica y estrategia no son lo mismo

De acuerdo con Sampedro (1999), la estrategia es similar a la táctica en cuanto a planificación anticipada, pero engloba muchos aspectos que exceden a la inmediatez de la competición.

Por ejemplo, la estrategia abarca conceptos como la planificación de entrenamientos, la alimentación, la selección de los deportistas, etc. El objetivo que se persigue es más amplio, y tiene que ver muchas veces no solo con los resultados deportivos, sino también con potenciar el rendimiento de un deportista o conjunto.

Finalmente, podemos distinguir diferentes tipos de táctica: individual (de deportes uno contra uno), colectiva, defensiva, ofensiva, etc. La cuestión es que todas ellas deben contemplar las posibilidades técnicas de sus ejecutantes y, en todos los casos, dotarlos de recursos para llevar a cabo las decisiones correctas según las circunstancias.

  • Joan Riera Riera. Estrategia, técnica y táctica deportivas. INEFC Barcelona. https://volley4all.files.wordpress.com/2015/10/039_045-056_es.pdf
  • Javier Sampedro Molinuevo. Análisis de la estrategia de los deportes: concepto de técnica, táctica y estrategia. Universidad Politécnica de Madrid. http://ocw.upm.es/educacion-fisica-y-deportiva/analisis-de-la-estrategia-de-los-deportes/contenido/Tema_1/Tema_1_Estrategia.pdf
  • Estrategia, táctica y técnica deportiva. 2013. Universidad Católica de San Antonio de Murcia. https://www.ucam.edu/sites/default/files/estudios/grados/cafd/71_4_47_opt_estrategia_tactica_y_tecnica_deportiva_71_4_47_opt_1_.pdf
  • Fundamentos de la Táctica Deportiva. Análisis de la estrategia en los Deportes de Equipo. Sampedro, J. Editorial Gymnos.1999