Los primeros fundamentos del fútbol

01 Noviembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Francisco Roballo
¿Qué sería lo primero que harías si tuvieses que entrenar niños de cuatro a seis años? Aquí te dejamos los conceptos claves para una buena intervención en esta etapa tan importante de sus vidas.
 

Los primeros fundamentos del fútbol son aquellos aspectos trascendentales para entrenar un grupo de cantera. Es muy común que los niños comiencen la práctica de este deporte en un club, desde los cuatro hasta los seis años. Por tanto, estos fundamentos están dirigidos a niños que recién están dando sus primeros pasos en el fútbol.

Existe la creencia de que entrenar niños tan pequeños solo consiste en darles un balón y que corran. Afortunadamente, trabajar con la cantera de un club o institución es mucho más complejo.

Este trabajo requiere enfocar la atención especialmente en aspectos emocionales y de desarrollo del niño, pero además demanda la consolidación de fundamentos futbolísticos básicos, que serán fundamentales en el futuro.

¿Cuáles son los primeros fundamentos del fútbol?

En primer lugar, cuando se trabaja con niños tan pequeños, el contacto con el balón y la capacidad de identificar el juego en equipo son fundamentales. Cuando se logra que un niño de cinco años levante la mirada y realice un pase a un compañero en mejor posición, significa que se está haciendo un buen trabajo.

Finalmente, se podrían destacar los siguientes fundamentos entre los más importantes en esta edad:

  • Iniciativa: este fundamento es primordial y significa la base de los demás. Consiste en la iniciativa del niño de ir por el balón, de querer participar del juego.
 
  • Contacto: los primeros contactos con el balón suelen ser un poco accidentados, estará en el trabajo del entrenador inculcar la forma correcta de controlarlo.
  • Pases: los pases son un aspecto fundamental del fútbol. En niños tan pequeños, lo importante es resaltar la necesidad de compartir el balón a través de esta acción.
  • Posición: generalmente los niños pequeños corren todos detrás del balón, todos lo quieren y no les es suficiente recompensa esperarlo en un lugar fijo.
  • Juego: es una edad crucial para inculcar el aspecto lúdico del fútbol. Los niños deben disfrutar del juego.
  • Seguridad: el deporte infantil debe practicarse en condiciones seguras. Para que un niño ejecute correctamente cualquier movimiento, debe sentir seguridad primero.
En la niñez y la adolescencia, el fútbol es un deporte que promueve grandes valores.

¿Cómo abordar un grupo de cuatro a seis años?

Entrenar niños tan pequeños es una tarea que requiere mucha paciencia. Es necesario comprender que muchos de ellos recién han comenzado la educación y, por ende, apenas están incorporando muchas normas sociales.

Los primeros entrenamientos suelen ser desorganizados y es difícil mantenerlos enfocados en una tarea. Lo primero que se debe incorporar es la idea de que el objetivo del entrenador no es transformarlos en futbolistas, sino enseñar, educar y acompañar.

 

Las principales estrategias que se pueden utilizar en los entrenamientos son las siguientes:

  • Establecer reglas claras: el entrenador debe ser una figura de referencia a la que los niños respeten y sigan. Esto no se logra gritando o simplemente castigando, sino estableciendo normas claras junto con refuerzos positivos.
  • Ejercicios con un gran componente de juego: si queremos enseñar pases, conducciones y tiro, tenemos que hacerlo de una forma que capte al máximo la atención de los niños.
  • Evitar los ejercicios repetitivos y largos: los ejercicios de conducción o pases excesivos y monótonos no son motivadores para un niño de cinco años. No es el objetivo del entrenamiento pulir aspectos técnicos, sino enseñarlos.
  • Planificación: los entrenamientos deben ser planificados. Esto quiere decir que ha de estipularse con anticipación los fundamentos que se trabajarán semana a semana.

Fundamentos del fútbol: desarrollo biológico, psicológico y social

Enseñar los fundamentos básicos del fútbol requiere del conocimiento por parte del entrenador de las capacidades motrices y psicológicas de los dirigidos. El fútbol es el deporte más popular y muchos niños ya conocen muchos de sus fundamentos, pero eso no significa que tengan la capacidad o el desarrollo cognitivo, visoespacial y motriz para ejecutarlos.

Por ejemplo, en esta edad la lateralización todavía no está totalmente definida, por lo que es importante enseñar a realizar los movimientos con ambas piernas o brazos. Además, es un período en el que la plasticidad cerebral es muy amplia, por lo que es fundamental utilizar el principio de progresividad en cada ejercicio.

 

¿Qué es la progresividad?

Es inútil esperar que un niño de cinco años patee un balón de forma correcta si nunca le enseñamos cómo hacerlo. Para ello, hay que comenzar por los detalles más pequeños:

  • Colocación: cómo colocar el pié, con qué parte golpear y por qué es mejor hacerlo así.
  • Movimientos: dónde colocar la pierna de apoyo, qué recorrido debe hacer la pierna que golpea y en qué parte del balón impactar.
  • Automatización: este paso consiste en la repetición automática de los pasos previos. Una vez que se logra este paso, podemos avanzar de nivel. Un ejemplo: cuando el niño ya sabe cómo patear, podemos enseñarle a levantar la vista y darle dirección al balón.
Los niños, el deporte y la nutrición son aspectos totalmente relacionados.

  • Instrumentos: como mencionamos anteriormente, es necesario que el niño sienta seguridad al contactar el balón. Un ejemplo: no podemos esperar eso si utilizamos un balón muy pesado o grande. La progresividad se aplicaría al comenzar por un balón extremadamente ligero e ir subiendo de nivel conforme el niño ejecute correctamente los movimientos.
 
  • Supervisar: el entrenador siempre tiene que ser la referencia y prestar especial atención a estos detalles. Al principio, es importante acompañar los movimientos y buscar que los niños nos imiten.

Emociones y funcionamiento grupal

Si bien fomentar la parte técnica a través del juego es importante, no podemos perder el foco. El principal objetivo de un entrenador de niños es que estos aprendan a disfrutar del deporte, la competencia y las experiencias de grupo. Los ejercicios deben tener un fuerte componente grupal, ya que es el comienzo para cultivar el funcionamiento de equipo en el terreno de juego.

Entrenar es participar activamente en la vida de los niños, y sobre todo en sus primeras experiencias en el fútbol, que serán determinantes. Para ello, un entrenador debe preservar la salud, integridad, alegría y motivación de sus niños.

Los aspectos competitivos no quedan de lado, aunque el objetivo no puede ser simplemente ganar, sino disfrutar del deporte, para que la victoria signifique alegría y la derrota conlleve un aprendizaje.

 
  • García-Angulo, A.; García-Angulo, F; J., Torres-Luque; G., & Ortega-Toro, E. (2019). Applying the new teaching methodologies in youth football players: Toward a healthier sport. Frontiers in Physiology, 10(FEB). https://doi.org/10.3389/fphys.2019.00121
  • Gjesdal, S., Haug, E. M., & Ommundsen, Y. (2019). A Conditional Process Analysis of the Coach-Created Mastery Climate, Task Goal Orientation, and Competence Satisfaction in Youth Soccer: The Moderating Role of Controlling Coach Behavior. Journal of Applied Sport Psychology, 31(2), 203-217. https://doi.org/10.1080/10413200.2017.1413690
  • Gjesdal, S., Wold, B., & Ommundsen, Y. (2019). Promoting additional activity in youth soccer: A half-longitudinal study on the influence of autonomy-supportive coaching and basic psychological need satisfaction. Journal of Sports Sciences, 37(3), 268-276. https://doi.org/10.1080/02640414.2018.1495394
  • John, C., Rahlf, A. L., Hamacher, D., & Zech, A. (2019). Influence of biological maturity on static and dynamic postural control among male youth soccer players. Gait & Posture, 68, 18-22. https://doi.org/10.1016/j.gaitpost.2018.10.036
  • Polevoy, G. (2019). Unison of movements in football players with different nervous systems. Revista da Associacao Medica Brasileira, 65(2), 211-215. https://doi.org/10.1590/1806-9282.65.2.211
  • Trecroci, A., Cavaggioni, L., Lastella, M., Broggi, M., Perri, E., Iaia, F. M., & Alberti, G. (2018). Effects of traditional balance and slackline training on physical performance and perceived enjoyment in young soccer players. Research in Sports Medicine, 26(4), 450-461. https://doi.org/10.1080/15438627.2018.1492392