Beneficios de los deportes de raqueta

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el fisioterapeuta Abel Verdejo el 22 marzo, 2019
Óscar Dorado · 22 marzo, 2019
Los deportes de raqueta son de los favoritos para muchos deportistas. En el siguiente artículo, te presentamos cuáles son sus beneficios.

Los deportes de raqueta generan cada vez más interés en los aficionados. En consecuencia, el número de personas que lo practican va en aumento año tras año. De hecho, deportes como el tenis, bádminton, squash o frontón traen consigo excelentes beneficios para el cuerpo y para la mente; ¡descúbrelos a continuación!

Este tipo de disciplinas permiten que te pongas en forma y te diviertas al mismo tiempo. Y es que los desplazamientos de piernas que se producen en los deportes de raqueta exigen en particular al sistema cardiovascular, favorecen la coordinación y activan prácticamente toda la musculatura.

Asimismo, se trata de deportes que también se concentran en los aspectos psicológicos. En estas disciplinas, además de una mayor capacidad física, una buena estrategia de juego aumenta las posibilidades de éxito.

Beneficios de los deportes de raqueta

Como mencionamos, estas actividades presentan enormes beneficios para la salud del individuo. Aprovechamos este artículo para conocer cuáles son los principales:

1. Fáciles de aprender

Una de las cualidades más atractivas de los deportes de raqueta es que suelen ser llevaderos para quienes recién se inician en ellos. Este lado lúdico atrae a un gran número de personas de todas las edades y de todos los sexos.

De hecho, lo mejor de todo es que casi todo el mundo puede practicarlos, aunque algunos de ellos requieren un mínimo de habilidad y resistencia y la condición física resulta un factor diferencial para deportes como el tenis o el squash.

Además, los niños pueden practicarlo a una edad muy temprana, mientras que los adultos pueden hacerlo regularmente. Sin embargo, en este último grupo, es realmente necesario estar atento a las señales del cuerpo para evitar lesiones.

Cómo agarrar una raqueta de pádel.

2. Ayudan a desarrollar resistencia

Los deportes de raqueta son excelentes para ganar resistencia. Cuanto más entrenes, más preparado estará tu corazón para hacer frente al esfuerzo y recuperarse de las sesiones.

Además, tener una mejor resistencia disminuye la presión arterial y evita la acumulación de vasos sanguíneos. En cualquier caso, durante el ejercicio, debes asegurarte de compensar la pérdida de líquido de tu cuerpo a través de descansos regulares e hidratación.

3. Trabajas muchos músculos de tu cuerpo

Gracias a la práctica de los deportes de raqueta, puedes ejercitar los músculos de los muslos, los brazos, la espalda y los hombros, así como los abdominales.

Estos ejercicios también requieren la musculatura de las piernas y de los glúteos para los desplazamientos. Los músculos del abdomen y los brazos también están involucrados, específicamente en el movimiento de rotación preparatoria antes de golpear la pelota.

Por otro lado, no olvides que deportes como el tenis provocan que hagas muchos esfuerzos que te permiten quemar calorías de manera fácil y rápida. ¡Además, son extremadamente divertidos!

4. Diversión asegurada

Tu salud física no será la única que se beneficiará de los deportes de raqueta, sino que también te sentirás mucho mejor en el plano mental. De hecho, estos deportes aseguran la diversión de quienes los practican.

Este tipo de actividades son particularmente buenas para desahogarse y vaciar la mente. Ya sea al final del día o después del trabajo para olvidar los problemas diarios, ¡verás que los deportes de raqueta son muy efectivos para ayudar a distenderte!

El squash es un deporte que genera muchas lesiones.

5. Mayor coordinación

Al practicar los diferentes deportes de raqueta, el cuerpo está en constante movimiento, por lo que se requiere coordinación. Esto es muy importante a la hora de devolver todos los balones mediante los golpes con la raqueta. Por ese motivo, es necesario entrenar de manera regular para poder trabajar y mejorar la coordinación.

Antes de finalizar, es apropiado recordar que, como cualquier otro deporte, los deportes de raqueta pueden causar algunas lesiones graves, especialmente si el cuerpo no se encuentra en la mejor forma. Por ello, es recomendable llevar a cabo una buena sesión de estiramientos antes y después de entrenar.

La prevención mediante un buen calentamiento y ejercicios de estiramiento es la única solución efectiva. Más allá de eso, todo lo que necesitas para este tipo de deportes es una buena raqueta, un par de zapatos deportivos, una pelota y un lugar en el que jugar. ¿Por qué no empezar a divertirse con estas actividades?

  • Castillo-Rodríguez, A., Hernández-Mendo, A., & Alvero-Cruz, J. R. (2014). Morfología del jugador de élite de pádel: comparación con otros deportes de raqueta. International Journal of Morphology, 32(1), 177–182. https://doi.org/10.4067/s0717-95022014000100030

  • Sánchez Alcaraz, M., & Bernardino, J. (2014). Características fisiológicas de los deportes de raqueta. Comparativa entre los deportes de tenis, pádel y badminton. Revista Movimiento Humano, (6), 51–61. Retrieved from https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5317978