Variantes de receta de humus

8 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Lucía Corral
¿Te imaginas un paté de color rosa? Sigue leyendo si quieres saber cómo elaborarlo.

El humus es una crema de garbanzo muy popular en muchos países Oriente Medio. Su origen se sitúa en Egipto, donde ya se consumía en pequeñas porciones sobre una base de pan.

¿Cómo preparar la receta básica?

Se trata de una mezcla de garbanzos cocidos con tahiní —pasta de sésamo—, ajo y zumo de limón en una proporción variable. Las cantidades habituales son:

  • 500 gramos de garbanzos
  • Una o dos cucharadas de tahiní
  • Dos o tres cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Un diente de ajo
  • El zumo de medio limón
  • Especias: comino y/o cilantro y pimentón
El humus es una comida típica de los países árabes.

Este plato, empleado sobre todo en la cocina vegetariana y veganaadmite otros ingredientes, que en ocasiones, modifican el color de la mezcla.

Humus de romero picante

Para preparar este plato, se necesitan:

  • 125 gramos de garbanzos cocidos
  • Cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Dos dientes de ajo
  • 1 cucharada de tahini
  • Zumo de un limón
  • Pimientas de cayena
  • 2 ramitas de romero fresco
  • Sal marina gruesa
  • Pimienta negra

Para preparar la receta, hay que dorar en una sartén el ajo, los pimientos de cayena y el romero antes de mezclar todo y batir.

Humus de remolacha

En esta receta, se emplearán:

  • 500 gramos de alubia blanca cocida y escurrida
  • 2 remolachas cocidas
  • 2 cucharadas de tahini
  • ¼ de cucharada de comino en polvo
  • 1 cucharada de pasta de umeboshi
  • Diente de ajo
  • Un poco de agua de cocción de la remolacha

Umeboshi

La umeboshi es una variedad de ciruela muy utilizada especialmente en Japón, donde le atribuyen propiedades medicinales.

El proceso de fermentación de esta fruta es un poco complicado. Se recolecta antes de que haya madurado y se seca al sol durante varios días. Después, se macera en barriles con sal y hojas de shisho durante al menos dos años. Esta fermentación le confiere su sabor ácido y salado característico.

La ciruela Umeboshi es típica de Japón.

Alguna de las propiedades que se le atribuyen son:

  • Estimulante de la función intestinal: se dice que aumenta el peristaltismo del intestino y que puede utilizarse como laxante para combatir el estreñimiento.
  • Su uso para recuperar el apetito se asocia a un supuesto aumento de los jugos gástricos
  • En teoría, ayuda a prevenir la fatiga.

Por estas razones, se lo suele considerar un ‘superalimento’. Sin embargo, no existen estudios científicos que avalen sus virtudes.

Humus de aguacate y tomates secos

Para preparar este humus —portada de este artículo— se necesitan estos ingredientes:

  • 400 gramos de garbanzos cocidos
  • 100 gramos de aguacate
  • 6-8 tomates secos hidratados
  • 1 diente de ajo
  • 50 mililitros de agua
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen
  • Zumo de medio limón
  • 40 gramos de sésamo tostado
  • Sal
  • ½ cucharada de comino molido
  • 1 cucharada de cilantro fresco o molido
  • Una pizca de pimienta

¡Mezclar todo y disfrutar con picos de pan!

Humus de castañas

Las castañas son el ingrediente estrella del otoño; calientes o frías, siempre son una buena opción para consumir frutos secos. Para esta receta se necesita:

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • Boniato asado
  • Leche de coco
  • Aceite de oliva virgen
  • Puré de castañas
  • 1 pizca de clavo
  • Sal
  • Humus japonés

También existe una alternativa de humus para los amantes de la tradición asiática. Los ingredientes necesarios son los siguientes:

  • Un bote de alubias blancas cocidas
  • 1 cucharada de tamari o salsa de soja
  • Zumo de jengibre fresco
  • 1 ajo asado
  • 1 cucharada de tahini
  • Pizca de wasabi
  • Aceite de oliva virgen
  • Aceite de sésamo
Receta de humus orgánico.

Humus de guisante

Para prepararlo, se necesitan:

  • 2 tazas de guisantes frescos o congelados
  • 1 diente de ajo
  • Zumo de un limón
  • Cucharada de comino en polvo
  • Cucharada de cilantro fresco
  • Sal al gusto

Los pasos a seguir son pocos y muy sencillos. ¡Cocer los guisantes, mezclar todo y batir!

¿Cómo consumirlos?

Los patés vegetales pueden incluirse en cualquier plato, no tienen por qué consumirse untados en pan. En caso de que así se desee, es importante elegir uno de buena calidad, priorizando que sea integral o que tenga semillas.

Los crudites —verduras crudas cortadas en palitos— son una alternativa al pan y una buena forma de incluir más verdura en la dieta. Del mismo modo que los crudites, pueden usarse palitos de manzana u otras frutas para untar las cremas.